domingo, 14 de febrero de 2016

Volumen 10 - Capítulo 4

Volumen 10 Capítulo 4
El arte de atacar en un único punto
Traducido por Dry Lake
Corregido por DaniR y Tars
Editado por AM y Tars

¡Sswaeaeaeaek! La Lanza Oscura rasgó bruscamente el aire y aceleró en línea recta, perforando una de las alas del Dragón de Huesos. “¡KKEUEOEOEO!” – el dragón aulló con fuerza, se escuchaban sus gritos de dolor. “Esto solo es el principio.” Weed se limitó a sonreír. Disfrutaría viéndolo retorcerse de dolor antes de darle muerte. “¡La desesperación del rival es mi felicidad!” Generalmente habría revelado una ligera sonrisa falsa , pero ahora que era un esqueleto, era libre de reírse cruelmente. Por lo tanto, desencajó completamente su mandíbula y se puso a reír. Weed, el más despreciable de entre todos, estalló repentinamente en malvadas carcajadas. “¡Muahahahaha!” Cuando se controló, sacó gran cantidad de pociones rojas de su mochila; eran Pociones de Recuperación Rápida. El contenido de los frascos curaba rápidamente las heridas y eran artículos extremadamente raros de encontrar. “¡Hermanos mayores, intentad llegar hasta mí!” Todavía seguían vivos 55 geomchis. Gracias a su rango de supervivencia cercano al de las cucarachas, habían sobrevivido a la batalla contra los monstruos. “¿Qué pasa?” “¿Qué está pasando?” Los geomchis fueron llegando al lugar indicado. “Bebed esto si estáis en peligro.” – dijo Weed mientras les entregaba a cada uno nueve pociones rojas. “¡Qué olor tan delicioso!” “¡Oooooohhhh!” – vitorearon los geomchis. Para ellos, ¡este tipo de cosas eran rarezas excepcionales! “¡Oh, desprende un suave aroma!” – dijo Geomchi39 mientras quitaba el corcho de una de las botellas. La Poción de Recuperación Rápida era refrescante y relativamente fácil de elaborar, ya que estaba fabricada únicamente con sangre de troll. Este bebedizo era, sin duda, una gran ayuda. Los geomchis lo veían como un trago exquisito. “Delicioso.” Geomchi39 no tenía una necesidad inmediata de ella, así que cuando estaba a punto de beber la poción, Weed susurró: “Pero…” “¿Hmm?” “Geomchi16, nuestro hermano mayor, fue un glorioso guerrero.” “Perdón, ¿qué quieres decir?” Geomchi39 entrecerró los ojos, estaba bastante sorprendido. La muerte era intolerable debido a que con ella se escapaba del peligro. “¿Qué diablos ha pasado?” “Bueno… la verdad es que conoció a una mujer que le gustaba en la expedición, hermano mayor.” “¿Qué tipo de pensamientos puede tener esa mujer si siente aprecio por uno de nosotros que muere?” “Luchó para mantener a los monstruos lejos de ella y murió valientemente en el intento, por lo que la mujer lo registró como amigo.” ¡Registrarle como amigo! Los ojos de Geomchi39 brillaron de la emoción imaginando las posibilidades, mientras que los geomchis que se encontraban a su alrededor para conseguir las pociones casi se desmayaron del susto. “Morir para poder registrar una mujer como amiga…” “¿Estás bromeando?” “Hasta ahora, pensaba que los hombres como nosotros solo teníamos la posibilidad de registrarnos como amigos unos de otros.” “¿Estás diciendo en serio que ha registrado a una mujer como amiga con ese método?” – preguntó Geomchi39 aún con dudas. “Sí, definitivamente.” “Lo has presenciado con tus propios ojos, no era un sueño, ¿verdad? ¿No es una historia basada en algunos de esos ridículos rumores que se escuchan por ahí?” “Me lo dijo él directamente. Debes saber que a las mujeres les gustan los hombres fuertes. Si peleas contra un Dragón de Huesos demostrarás tu coraje y, aunque mueras, habrás demostrado de qué pasta estás hecho. Con acciones así siempre dejarás una huella positiva en las mentes de aquellas que te vean.” “Weed.” – dijo Geomchi39 agarrando su arma. “Sí, ¿hermano mayor?” “Buena información, gracias por el consejo. ¡Uaaahhhh! Este viejo solterón te debe un favor.” Geomchi39 corrió hacia el Dragón de Huesos con todo su ímpetu. No importaba cuán fuerte fuera el Dragón de Huesos, ¡no sería tan aterrador como lavar él solo todos los platos! Tras el aullido solitario de Geomchi39, el resto de geomchis le siguieron abalanzándose ferozmente contra el enemigo. “¡Matad a esa cosa!” “¡Debemos morir de la forma más increíble y heroica que podamos!” ‘De todos modos, tampoco tienen la imaginación suficiente para retirarse del combate.’ Más que nadie, los geomchis disfrutaban del combate, no había forma de considerar que el oponente fuera una carga. En ese momento, tras el tranquilo descanso de la expedición, los magos y sacerdotes volvían con las fuerzas renovadas. “He recargado todo mi maná… deja que esta luz brillante queme directamente al enemigo y sea un ejemplo de mi furia. ¡[Quemadura de Maná]!” ¡Era el ataque de [Quemadura de Maná] de los magos! El Dragón de Huesos, que volaba a baja altura, cayó al suelo una vez más debido al poder del hechizo. Los conjuros de los sacerdotes también se sumaron a la ofensiva. “Dioses, os ruego para que me prestéis vuestra fuerza espiritual. Por favor, otorgadme el poder para hacer el Bien en todas mis acciones y derrotar al Maligno. Conceded a vuestro siervo la fuerza necesaria para alcanzar la iluminación. NO TEMO A LA MUERTE NI AL JUICIO FINAL. ¡[SACRIFICIO CELESTIAL]!” Se trataba de la magia divina más poderosa, disponible únicamente para los sacerdotes que habían completado el segundo avance de su clase. ¡Un noble sacrificio! Era una técnica que utilizaba la totalidad de la [Salud] y el [Maná] del sacerdote con el fin de atacar al enemigo. El daño era mayor que el de [Quemadura de Maná] de los magos, pero los sacerdotes no podían soportar su lanzamiento; perdían la vida después de ejecutar el hechizo. Incluso después del sacrificio de los sacerdotes, los supervivientes de la expedición continuaron luchando con todo lo que tenían. ¡Realmente estaban en las últimas! «¡UAAAAARGH! ¡MALDITAS HORMIGAS! ¡LUCHAD CON HONOR, VUESTRO ORGULLO ESTÁ EN JUEGO!» El cuerpo del Dragón del Huesos ardía. Desde el interior de su cuerpo, unas llamas calientes salían y se extendían gracias al noble sacrificio de los sacerdotes. Una vez en el suelo, el Dragón de Huesos sufría el dolor del ataque pero, desafortunadamente, el sacrificio de los sacerdotes confundió también a los no-muertos y a los vampiros. “Malditas luces brillantes. Han osado robar el poder a la nobleza de la noche.” El [Sacrificio Celestial] también afectó negativamente a Tori. Tanto él como el resto de los vampiros que combatían en forma de murciélagos fueron convertidos en cenizas por el poderoso hechizo de los sacerdotes. ¡Aunque no habían recibido un golpe mortal, había sufrido suficiente daño como para invertir el proceso de invocación! Sin embargo, gracias a los sacerdotes, ahora tenían una oportunidad de ganar. En ese momento, tanto los geomchis como los Jugadores Oscuros cargaron contra el Dragón de Huesos mientras blandían sus armas y gritaban a pleno pulmón. “¡MATAD AL DRAGÓN DE HUESOS!” Pero el Dragón de Huesos no caía. «¡ESTÚPIDOS HUMANOS! ¡APRENDED LO QUE SIGNIFICA SER EL OBJETIVO DE MI IRA!» Mientras blandía su cola de decenas de metros a modo de látigo, lanzó un devastador ataque contra los molestos enemigos: «¡¡¡[DESCARGA… DE… HIELO]!!!» Desde el cielo cayeron trozos de hielo, atrapando en medio a los geomchis, a los Jugadores Oscuros y a Seoyoon. Aun así, el Dragón de Huesos también sufría daños al encontrarse dentro del área de efecto del hechizo, ya que las descargas de hielo dependían del azar. “¡Kkyaahak!” “¡Ayudadme!” Los magos, los elementalistas y los sacerdotes que habían perdido su fuerza, fueron los primeros en morir. No había ni un lugar en todo el Valle de la Muerte en el que evitar la caída de los trozos de hielo. ¡La única opción era absorber el daño que provocaban! “Ven a mí, lanza sagrada de la condenación. Eres la lanza que nace en la oscuridad, la que penetra en el corazón del enemigo. ¡Aparece, [Lanza Oscura]!” Tan pronto como Weed recuperó su [Maná], invocó de nuevo la [Lanza Oscura] y se acercó sigilosamente al Dragón de Huesos. ‘Es mejor mantenerse cerca de esa mole.’ Weed perforó violentamente al Dragón de Huesos con la lanza. No había necesidad de usar ataques especiales. “¡Golpe!” La gigantesca figura tendida en el suelo era asaltada por todas partes. Moviéndose a una velocidad espectacular, los geomchis habían alcanzado el cuerpo del dragón, pero se toparon con su resistencia mágica, lo que les hacía incapaces de herirlo. Aunque, usando movimientos instintivos en vez de recurrir al nivel de sus habilidades, combinaban acciones que realmente dañaban al Dragón de Huesos. “¡Matadlo!” “Podemos ganar si seguimos así.” Gracias al sacrificio de los magos y sacerdotes, el enorme cuerpo del dragón estaba atrapado en el hielo, lo que permitía que los guerreros pudieran atacarlo. Por desgracia, aún le quedaba más del 20% de su [Salud]. De pronto, los ojos del Dragón de Huesos desprendieron un brillo de maldad. Abrió la boca y aspiró profundamente. “¡Maldición!” “¡Todo el mundo fuera de aquí!” Weed, los geomchis y los Jugadores Oscuros dejaron de blandir sus armas y comenzaron a retroceder. ¡Su aliento, la habilidad más poderosa del Dragón de Huesos! Cuando abría sus fauces para aspirar con fuerza, era el momento de buscar refugio. “¿Cuántas veces puede usar su aliento?” La única prioridad de Weed en ese momento era evitarlo con todas sus fuerzas. El Dragón de Huesos consiguió levantar su cabeza del suelo, preparó su aliento y disparó. ¡PUHWAHWAHWAHWAK! ¡El aliento se dirigía hacia el suelo! El bloque de hielo que rodeaba al dragón fue derretido. Aprovechando el retroceso de su aliento, se elevó en el aire y remontó el vuelo. Una vez en las alturas, el aliento llegó a todas partes. Era mucho menos poderoso que el primero, pero su fuerza era más que suficiente. Los geomchis y los Jugadores Oscuros pudieron esquivarlo a duras penas, pero vieron como, poco a poco, eran afectados y empezaban a derretirse. Como último recurso, los geomchis utilizaron las pociones recibidas por Weed para recuperar su energía, pero esto solo les concedía un breve aumento en su tasa de recuperación de [Salud]. La cantidad que se recuperaba con la poción no era comparable a la que se perdía por el hechizo. Tras un ataque tan poderoso, los geomchis quedaron muy debilitados y no pudieron hacer frente a la perdida de [Salud] sufrida por el aliento. Los jugadores Oscuros y los geomchis eran los últimos guerreros restantes responsables del combate directo. Weed y Seoyoon se dieron cuenta, antes que nadie, que solo quedaban unos pocos paladines supervivientes que podrían curarse a sí mismos, por lo que huyeron rápidamente. Sin embargo, suspendido en el aire, el Dragón de Huesos aún parecía tener poder más que suficiente. «¡OS DESTRUIRÉ A TODOS! ¡[LANZA DEMONÍACA]!» Una enorme lanza apareció en frente del Dragón de Huesos. Sin embargo, en comparación con la [Lanza Oscura] de Weed, ¡era una magia negra de un nivel mucho más alto! Un ataque mágico de alto nivel requería como mínimo el tercer avance en la clase de Magia Negra. Era muy probable, debido a la respiración del Dragón de Huesos, que había agotado prácticamente su [Maná], por lo que Weed estaba obligado a utilizar su mejor habilidad antes de recibir el ataque del dragón. Weed, a la desesperada, convocó una [Lanza Oscura] y apuntó al espacio comprendido entre las alas del Dragón y sus costillas. La distancia era suficiente para golpear al monstruo que se mantenía suspendido en el aire. ¡Sswaeaeaeaek! La [Lanza Demoníaca] generó un feroz sonido mientras volaba hacia Weed. A medida que avanzaba la enorme lanza, iba dejando tras de sí una oscura estela. El Dragón de Huesos no perdía de vista a su objetivo debido a su ingente poder. “¡Maldición!” Weed dio un paso atrás y corrió. “¡Caballero de la Muerte, no-muertos! ¡Bloqueadlo!” Pero la resistencia era inútil debido a los pocos no-muertos que le quedaban. Haciendo un esfuerzo sobrehumano, habían logrado contrarrestar parte del poder de la [Lanza Demoníaca], ¡pero la lanza continuaba su avance tras atravesar los cuerpos de los no-muertos! La probabilidad de supervivencia del Caballero de la Muerte y de los otros no-muertos era escasa, por lo que se convirtieron en polvo. “¡Lo siento, Maestro!” – hasta Van Hawk, el Caballero de la Muerte, desapareció. La [Lanza Demoníaca] se acercaba a toda velocidad hacia Weed. ‘Jamás he creído que moriría dos veces en un día. Realmente, hoy es el peor día de mi vida.’ El poder de los nigromantes de sangre: ¡[El Poder para negar la Muerte]! Salía a la luz su mayor debilidad… “¡[Cerrar los ojos con firmeza]!” Weed cerró sus ojos. Finalmente, todo se acabaría. ‘Quizás sobreviva si tengo suerte.’ Pasados unos segundos, no sintió ningún dolor. ‘¿Ha fallado? Imposible.’ Weed abrió los ojos. Cubriéndolo, había una mujer delante suyo. ¡Seoyoon! Había sacrificado su vida para bloquear la [Lanza Demoníaca] pero, a cambio, Seoyoon se moría. Weed sacó sus vendas a toda prisa, pero su vida se le escurría entre los dedos. Hasta el momento, sin importar lo que hiciese el Dragón de Huesos, Seoyoon había sido capaz de soportarlo. Entonces, con un rostro ansioso a la par que impaciente, Seoyoon abrió sus labios: “Amigo…” ¡Estaba haciendo algo inimaginable! Ni en sus sueños más locos había pensado en escuchar esas palabras. ‘¿No era muda?’ Incluso Seoyoon mostraba una expresión de sorpresa ante el sonido de su voz. Se trataba de una voz clara y brillante, como si viniera desde el mismo cielo. Eran las últimas palabras de una persona moribunda.

Seoyoon ha solicitado registrarte como amigo.
¿Aceptas?
Sí / No
Weed asintió rápidamente. “Sí.”

Seoyoon se ha registrado como amigo.
Apenas duró un breve instante, pero Seoyoon murió con un gesto de alivio en su cara.
* * *
Una parte de su corazón parecía haberse derrumbado cuando se enteró que el Dragón de Huesos había exhalado su primer aliento. ‘Weed está muerto.’ Siendo realistas, el tiempo que habían pasado juntos no había sido mucho, pero había permitido que sus sentimientos fueran creciendo silenciosamente. Al observar las esculturas que creaba, fue descubriendo su calidez; al comer los platos que cocinaba, fue aprendiendo lo que era la felicidad. Era capaz de sentirse cómoda en cualquier lugar en el que se encontraran juntos. Ese era el verdadero significado de un amigo. Seoyoon sabía que Weed había muerto a causa del Dragón de Huesos. Empezó a sentir una intensa furia que no sabía de dónde salía, haciéndole actuar tal y como se esperaba de una berserker, dejando que su cuerpo se entregara a la furia. ¡Atacaba al Dragón de Huesos sin importarle su propia vida! Pero Weed había logrado sobrevivir de alguna manera y, aunque su forma física había cambiado mucho, Geumini y los wyverns que le rodeaban eran inconfundibles. Al final se había enterado de toda la historia a partir de las conversaciones de la expedición. ‘Estás vivo.’ Seoyoon tuvo unos extraños sentimientos de alegría. Se encontraban en un recóndito lugar en su corazón, pero notaba su candidez. ‘Me has preocupado sin motivo.’ Sonrojándose sin motivo, se centró en su silencioso combate. ‘De todos modos, no soy alguien que pueda recibir amor. Nunca seré capaz de encontrar el amor.’ En un rincón de su mente y de su corazón, planeaba quedarse a solas con Weed al terminar la misión, para separarse después. Desde un primer momento era la elección natural para alguien como ella, poco acostumbrada a pasar el rato en compañía de otras personas. Esa era la conclusión a la que había llegado. Pero, cuando la [Lanza Demoníaca] voló hacia Weed, en contra de sus pensamientos, su cuerpo se movió por instinto. ‘¡NOOOOOOOO!’ Seoyoon bloqueó el ataque dirigido a Weed. Era normal que no pudiera continuar con la lucha después del crítico golpe de la [Lanza Demoníaca]. ‘Voy a morir.’ Seoyoon notaba cómo le llegaba la muerte, pero no sentía ningún arrepentimiento sobre la pérdida de sus niveles y habilidades. De todas formas, ni siquiera ganaba niveles para mejorar en la caza… mientras iba de aventuras sola, había sufrido incontables muertes. Habitualmente, intentaba morir lo menos posible debido al tiempo de juego que perdía con cada muerte, pero con el paso del tiempo el miedo a morir había desaparecido. Al fin y al cabo, cuando se moría cerca de un pueblo o de una mazmorra, la reaparición era en una zona segura. Pero ahora el problema consistía en el lugar en el que se encontraba, ya que sería muy difícil el reencuentro con Weed. ‘Volver a encontrarnos de nuevo será muy improbable. No coincidiremos en un terreno tan vasto como no sea por casualidad. Será una separación para siempre…’ Seoyoon sentía desconcierto debido a las repentinas perturbaciones en sus sentimientos. Debía separarse de alguien. Estaba convencida de que nunca podría recibir amor, y no sabía que la separación eterna con alguien rompería su frágil corazón. Entonces, fijó sus ojos en los suyos y, sin darse cuenta, dijo: “Amigo…”

Weed se ha registrado como un amigo
* * *
La repentina acción de Seoyoon tomó por sorpresa a Weed, haciéndolo temblar de miedo. “¡¿Qué demonios ha hecho esa malvada mujer?! Definitivamente trama algo.” Hay un antiguo dicho que dice que las rosas más bellas tienen espinas. El nivel de belleza de Seoyoon era comparable a la mayor pieza de arte de este siglo. La piel, el cuerpo, el rostro… un conjunto donde no existía ningún defecto. Hasta su exquisito pelo de ébano fluía libremente combinando su fantástica figura. No importaba quién lo intentase, ya fuera un pintor o un poeta, nunca podría expresar con destreza su encanto. Poder describir apropiadamente la belleza y el aura que irradiaba era extremadamente difícil. El pelo ligeramente suelto hasta los hombros, su piel clara, sus ojos… era imposible que alguien pudiera mantenerse indiferente a sus encantos. Por otra parte, Weed se preocupaba por el veneno que combinaba con su belleza. “¡Eras capaz de hablar pero no lo habías hecho hasta ahora!” Había tenido numerosas oportunidades para hablar, incluso mientras cocinaba o cazaba pero, hasta ahora, nunca había dicho ni una palabra, haciendo que todo el mundo la confundiera con una persona muda. “Esto debe ser una trampa cruel. Seguro que me acusará de ignorarla cuando tuvimos tantas oportunidades de hablar, o por no hacer algo que no sabía que se podía hacer. Qué mal gusto, pero qué gusto tan horrible. ¿Cómo puede haber una mujer con tan mal gusto?” Weed se puso aún más en guardia contra Seoyoon. “Pero, ¿por qué de repente me pide registrarme como su amigo? ¿Por qué? Aún no hemos hecho ningún tipo de trato.” Weed cada vez sospechaba más de la inocuidad de sus intenciones. Por su mente pasaban todo tipo de posibilidades: ser atacado en la oscuridad o apuñalado por la espalda, caer en una conspiración, sufrir múltiples maquinaciones, ser víctima de un fraude… De repente, un siniestro pensamiento pasó por su mente. “No puede ser… ¡Tiene que ser eso! ¡Lo sabía!” Weed se golpeó la frente con la palma de su mano después de dar con una razón válida. “¡Me ha pedido registrarme como amigo justo antes de morir! Mujer, primero tendrás que encontrarme.” Todo el mundo perdía objetos al morir. Weed creía que Seoyoon estaba preocupada por los objetos que perdería al morir y asumía que al agregarlo como amigo, ¡podía dejarle los objetos ya que él nunca los perdería o los vendería! “Tiene que ser eso. Eres una mujer malvada.” Una vez más, Weed tembló de miedo tras comprobar cómo los seres humanos eran capaces de usar maquinaciones semejantes con el fin de progresar. Tal vez no había sido más que una coincidencia el fatal golpe de la [Lanza Demoníaca]. “Este lugar está rodeado de hielo. Podría haber tenido mala suerte y existe la posibilidad de que se haya resbalado, ¡quién sabe!” Finalmente, Weed cerró los ojos, haciendo aún más suposiciones sobre lo desconocido. “Has sido generosa de forma deliberada porque creías que si morías podrías darte el lujo de aprovecharte de mí. Claro. Estoy convencido. Seguro que te has resbalado.” Proteger a Weed había sido un acto impulsivo de Seoyoon, pero Weed no lo veía así y pensaba que los motivos habían sido otros mientras observaba el lugar donde había muerto Seoyoon. ¡Se mantenía a la espera para ver qué objetos maravillosos caían! “Pero… ¿qué demonios?” En el lugar donde había muerto Seoyoon, apareció un trozo de cuero grueso creado a partir de la piel de un orco. Era la ropa que Weed le había hecho para soportar el frío. Únicamente había caído eso. “Ni siquiera ha caído un objeto único de nivel alto. ¡Qué lamentable! No tengo ni un poco de suerte ni aunque lo intente.” Weed recogió la ropa de cuero mientras se quejaba de su mala suerte. Entonces, el Dragón de Huesos llegó para burlarse de él. «¡OH, INSENSATO Y PRESUNTUOSO HOMBRE! ¡ESTE ES TU LIMITE!» ¡El Dragón de Huesos agitó sus inmensas alas y se deslizó por el cielo! La intensa presión del viento golpeó la nieve de los alrededores y quebró el hielo en algunas zonas. Weed, así como los pocos supervivientes restantes de la expedición, vieron cómo el terror atenazaba la boca de sus estómagos. Los supervivientes estaban frustrados. “Este es el final.” “Está casi muerto gracias a los sacerdotes y a los magos, pero no tenemos ningún método de luchar contra el Dragón de Huesos mientras vuela por el cielo.” Se sentían completamente indefensos. “Si no fuera por la traición…” Ya era demasiado tarde para arrepentimientos pero, ¡era inevitable! Hasta ahora, Weed había levantado muchos no-muertos de la tierra: Caballeros sin cabeza, Caballeros de la Muerte, Zombis, necrófagos… Sin embargo, se sabía que habitualmente ese tipo de monstruos eran de poca ayuda contra un Dragón de Huesos que volaba por el cielo. Solo los magos esqueletos con su magia podían dañarlo, pero no de forma significativa. Desesperada, la expedición fijó su mirada en Weed. No quedaba nadie apto para la lucha cuerpo a cuerpo. “Regresad a vuestros orígenes. ¡[Desconvocar no-muertos]!” Weed había memorizado este hechizo que hacía que todos los no-muertos que habían luchado tras levantarse de la tierra perdiesen su poder y se desplomaran. La ejecución de este hechizo recuperaba una buena cantidad de [Maná]. Los supervivientes creyeron que Weed los abandonaba, dejándolos a su suerte. “¡Ah! ¡Este es el final!” “No podrás escapar a menos que mueras.” El Dragón de Huesos se reía de los ridículos humanos. «¡ESTÚPIDA RAZA HUMANA! ¡SENTID EL PODER DE LA EXPERIENCIA!» Pero, en ese instante, Weed habló: “Dragón de Huesos, ¿aún no te has dado cuenta? ¿No puedes ver lo que está pasando?” – Weed no había empezado la retirada ni mucho menos, sino que se burlaba del Dragón de Huesos. «SERÍA RIDÍCULO QUE ENCUENTRE MI FINAL AQUÍ. ¿A QUIÉN CREES QUE LE ESTÁS HABLANDO?» “¡A ti, idiota!” Weed pretendía intimidar al Dragón de Huesos con sus acciones pero, para alguien tan enorme, que la comida se revelara era algo desconocido. Era casi como cuando se golpea una roca con un huevo. ¡Una rebelión de ese tipo nunca tendría que haber comenzado! Pero ahora, la situación había cambiado muchísimo. ‘Debido a la batalla, su salud ha caído por debajo del 20%. Y con la gran cantidad de hechizos que ha lanzado, no debería quedarle nada de maná.’ No había ningún motivo para sentir pánico. Debido a la ingente pérdida de [Salud], su fuerza física y su poder se habrían visto significativamente reducidos. Aunque hasta el momento se había jactado de poseer un poder inconmensurable, la realidad era que se había debilitado considerablemente. Weed sintió que la victoria era posible. «PELEA, ¡BINGRYONG!» – gritó Weed usando el [Rugido del León] y sacudiendo el Valle de la Muerte. ¡Wareureureu! Una vez más, el hielo y la nieve cayeron a mares sobre el destruido valle. “¡KEURWARWARWARWARWA!” Como respuesta, se oyó un grito que rasgaba el cielo desde muy lejos. Algo se estaba acercando. Al principio podía pensarse que era un pequeño pájaro pero, a medida que se acercaba, ¡la figura iba creciendo más y más! ¡Era Bingryong! Apareció un enorme dragón de cientos de metros de tamaño. Era casi tan grande como el Dragón de Huesos. “¡Adelante! ¡Destrúyelo!” A la orden de Weed, Bingryong voló a una velocidad tremenda mientras se precipitaba contra Dragón de Huesos. ¡Kwaaaaang! ¡Bingryong chocó contra el Dragón de Huesos! El Dragón de Huesos, que volaba por el cielo, cayó contra el suelo. ¡Bingryong les había abierto la puerta de una nueva oportunidad! Sin embargo, Bingryong también se había precipitado, sufriendo un impacto tan grande que había debilitado su estado. «TE VOY A MATAR.» «EL MAESTRO ME HA ORDENADO LUCHAR. ¡TE MATARÉ!» Bingryong y el Dragón de Huesos se odiaban el uno al otro y lucharon con fiereza. El Dragón de Huesos fue el primero en contratacar y, lanzando su esquelética mandíbula, dio un tremendo mordisco en el costado de Bingryong. El gélido ataque se extendía hasta sus alas, lastimándolas. ¡Era el poderoso ataque de un Dragón de Huesos! Pero eso no detuvo a Bingryong. Utilizando tanto sus patas traseras como la cola, golpeó el cuerpo del Dragón de Huesos, al mismo tiempo que interceptaba los ataques con las patas delanteras. ¡Keuaag! «¡AHH! ¡ESO DUELE!» El Dragón de Huesos gritaba tras los ataques de Bingryong. Mientras intentaban mantener sus enormes cuerpos en el aire, mordían y arañaban a su oponente. La lucha entre los dos dragones convirtió la tierra en una zona caótica. Enormes vendavales provocaban ráfagas de hielo y nieve, incluso un terremoto que hacía imposible mantenerse de pie. Weed observaba con calma la batalla entre el Dragón de Huesos y Bingryong. ‘El Dragón de Huesos se ha debilitado.’ El poder de Bingryong no le concedía la suficiente fuerza como para estar a la par. Sin embargo, hasta cierto punto su ansia de luchar contra el Dragón de Huesos lo compensaba, simplemente porque estaba cansado de esperar. Si el Dragón de Huesos estuviera en perfectas condiciones, habría abrumado a Bingryong en un instante, desgarrándole el cuello. ‘Un combate es una simple ecuación que se soluciona con quién muere primero.’ Weed no era del tipo de persona que solo se sienta y observa. “¡Wy-3! ¡Ven! ¡Adelante!” “¡En seguida, Maestro!” Los wyverns no eran lo suficientemente valientes como para osar quedarse cerca del perímetro del Dragón de Huesos. Sólo venían y aceptaban su utilidad como transporte para evitar morir en las manos de su maestro. Weed subió encima del wyvern. “Vuela. Peleemos.” “¡Entendido, Maestro!” Un aviso emergente apareció cuando el wyvern expandió sus alas. Weed consultó el mensaje.

Tu [Fuerza] se reduce por el frío.
El frío que había en las alturas de las regiones del norte era demasiado intenso como para hacerle frente. En el pasado había cogido un resfriado al intentar viajar por el cielo. Pero, si esperaba mucho más, la derrota del Dragón de Huesos sería algo incierta. ‘No hay que esperar la buena suerte. ¡Lucha por ti mismo!’ Weed se subió a bordo de uno de los wyverns y volvió conjurar la [Lanza Oscura]. Él mismo se involucraba en el combate directo para asegurarse de la destrucción del Dragón de Huesos. “¡Vuela a toda velocidad!” Al mando de Weed, el wyvern batió sus alas aún más intensamente. ¡El viento helador era inaguantable! Entonces, Weed golpeó ferozmente su Lanza Oscura contra las costillas del Dragón de Huesos. Había atravesado todo el campo de batalla y penetrado en la barrera de viento que rodeaba a Bingryong y al Dragón de Huesos. ¡Pakagak! El tremendo golpe hizo que las chispas saltasen. ‘Lo que mantiene con vida al Dragón de Huesos es su alta [Defensa]. Debido a su gran [Defensa] y [Salud], no va a morir fácilmente. Así que, ¿cómo puedo matarlo?’ Weed recordó las enseñanzas de su maestro, hace mucho tiempo, cuando aprendía el camino de la espada en el dojo.
* * *
“Lee Hyun, ¿serías capaz de derribar con tu espada un árbol tan grande que no puedas rodear con tus brazos?” A la pregunta de Ahn Hyundo, Lee Hyun negó con la cabeza. Era imposible. No importa cómo de afilada esté la espada, existe un límite en el grosor del árbol que puede ser talado con una espada. Especialmente en el caso de árboles vivos, que han resistido a docenas de métodos de talarlos. Golpear la madera con un arma relativamente ligera no es lo más adecuado. “Creo que cortar semejante tronco con una espada es... irrazonable.” “¿De verdad? Es difícil, pero no imposible. Tus hermanos mayores pueden hacerlo. Con una espada pueden talar árboles gigantescos. Y, entre todos los aprendices, creo que son capaces de hacerlo cerca de la mitad de ellos.” La mente de Lee Hyun estaba confusa. “¿Cómo es eso posible? No importa lo buenos que sean blandiendo una espada, la fuerza necesaria para lograr tal tarea es imposible.” “Es necesario llegar al núcleo de la madera.” “¿El núcleo?” “Todas las cosas bajo el cielo y la tierra, poseen un núcleo, por lo que simplemente debes seguir su dirección. Así, sin tener que gastar gran cantidad de fuerza, puedes cortar todo lo que quieras. Incluso aunque se trate de roca o metal, siempre y cuando cortes a lo largo del núcleo, no te será difícil atravesarlo.” “¿Yo también puedo llegar a hacer eso?” “Sí, si haces el esfuerzo. Una gran espada no nace, se templa docenas de veces. Una espada en sí no es nada, solo cuando una espada es empleada por gente durante décadas llenas de dificultades, puede ser capaz de cortar a través de cualquier cosa que exista en el mundo.” Ahn Hyundo hablaba continuamente de su pasado, donde pulió a partir del campo de batalla su habilidad con la espada a lo largo de su juventud. Entonces, por accidente, acabaron hablando sobre sus diferentes anécdotas en Royal Road. Ahn Hyundo estalló en carcajadas. “Royal Road, el Continente de Versalles… me he topado con multitud de cosas interesantes. He ido comparando con la vida real y he encontrado muchas similitudes.” “Me está diciendo que, si sigo el núcleo, ¿podré cortar cualquier cosa?” “No es eso exactamente, pero sí. Después de muchas experiencias, hemos descubierto que el mejor método es, básicamente, concentrar los ataques en un solo lugar.” “Me gustaría saber qué quiere decir con esto.” Sin dudarlo, Ahn Hyundo pasó a hablarle a Lee Hyun sobre Royal Road. Era posible blandir una espada en cualquier lugar, y este juego de realidad virtual no ignoraba esa posibilidad. Está escrito que las espadas son para protegerse, fomentan la disciplina y sirven para cuidar la propia familia. Como conocía los motivos por los que Lee Hyun jugaba Royal Road, no había ninguna razón para ocultárselo. “Te lo diré. La forma en que blandimos la espada es diferente cada vez que un monstruo recibe daño. Pero esto ya lo sabías, ¿verdad?” “Sí, el poder de la espada varía dependiendo del ángulo del golpe.” En Royal Road debes mover directamente tu cuerpo y, debido a eso, es necesario mover el cuerpo para blandir la espada, por lo que el daño depende de varios factores. Una postura equilibrada, el ambiente que te rodea, la fuerza, la velocidad, la técnica, el ataque y la defensa del monstruo son los principales elementos en la determinación del daño junto con numerosos elementos menores. “Sí, principalmente esa es la lógica. Las estadísticas y el nivel son importantes, pero la forma en que se asesta el máximo daño es a través de los golpes en los lugares adecuados.” “¿Se refiere a los ataques en puntos vitales?” “Ese es el camino adecuado, pero algunos enemigos no tienen ningún punto vital para golpear. Sin embargo, incluso los monstruos más poderosos están obligados a sucumbir a esta ley. Pero ten cuidado, este método no es fácil de ejecutar.” Lee Hyun siempre tenía preguntas acerca de los atroces ataques de los geomchis. No le importaba cómo de similar era su clase con la de los artistas marciales, el daño que éstos infligían de forma habitual era demasiado elevado como para poder compararlo. Habían escogido su clase de combate cuando su nivel rondaba el 50 y habían arrasado con los monstruos de forma asombrosa. Lee Hyun preguntó: “¿Cuál es el método para lograrlo?” “Debes golpear el mismo lugar una y otra vez.” “Eso ya lo sé. Cuando golpeas continuamente el mismo lugar, puedes provocar un poco más de daño, hasta cierto punto.” Había obtenido esta información acerca de la caza antes de comenzar a jugar a Royal Road. En otras palabras, Lee Hyun había usado este método para mejorar su forma de luchar. Este método no podía considerarse como algo secreto. La carcajada de Ahn Hyundo fue sincera y empezó a contarle el trasfondo de la historia. “¿Alguna vez has visto concentrar los ataques en un solo punto?” “Pero eso no tiene beneficios tan grandes. Pero estoy seguro que hay algún significado oculto detrás de esas palabras. ¿Se refiere a golpear precisamente el mismo lugar una y otra vez?” “Lo has comprendido a la primera. El lugar que ataques la primera vez, atácalo de nuevo. Y con cada nuevo golpe se hará cada vez más diminuta. Es una zona más pequeña que una uña, más pequeña que un grano de arroz, pero concentra todos los ataques en ese punto. Incluso si careces de fuerza, todavía podrás destruir al enemigo.” Ahn Hyundo sabía que sus enseñanzas no eran algo que cualquier persona podría usar. Hablaba de blandir un arma con toda la fuerza y atacar un punto más pequeño que un grano de arroz en múltiples ocasiones. Incluso contra objetivos inmóviles, había veces en que el éxito no estaría asegurado. Para acertar a monstruos con gran movilidad, había que predecir y comprender sus movimientos con antelación y, en el momento decisivo, había que ajustar cada acción de forma que los movimientos fuera simultáneos. Hasta para un ser humano excepcional, es muy difícil incluso soñar con llegar a ese estado. “Debes golpear tantas veces como puedas en el mismo lugar y en el menor tiempo posible, esa es la clave. Llegado ese momento, tienes que ser capaz de controlar tu voluntad. Esto se hace posible porque los seres humanos no son máquinas.” – dijo Ahn Hyundo sin una sombra de duda.



22 comentarios:

  1. Buenas Geomchis

    Ahhh, que capitulo.

    Se nota que el amor está en el aire en un día como hoy, hasta Seoyoon habla.

    Solo nos queda ver el milagro de que Weed abra la cartera y la invite a salir.

    Disfrutadlo y, ¡Hasta la semana que viene!
    Tars

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Saludos, ávidos lectores!

      Ya he vuelto de mis mini-vacaciones... no os habéis dado ni cuenta porque Tars estaba ahí al pie del cañon jejeje, vigilando que no se desmadre el tema.

      Siguiendo con la línea de capítulos épicos (y van...), este nos ha venido como anillo al dedo. ¡Vaya flechazo de hacer amigos! Ji, ji, ji... aunque claro, Seoyoon ha dicho una palabra pero nuestro Weed sigue tan rata y mal pensado como de costumbre.

      Mención a parte el último trozo donde el maestro Miyagi da la lección de "dar cera, pulir cera". Me parto xDDDDD

      Venga nos vemos la semana, que viene. Ese contador sube como la espuma, y vosotros con vuestras gracias animáis mucho a continuar.

      ¡Hasta la semana que viene, ávidos lectores!

      Eliminar
  2. gracias por el capitulo nuevo

    ResponderEliminar
  3. Pinche weed sospechando de seoyoon D:

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el capituló

    ResponderEliminar
  5. Muchisimas gracias

    Posdata esperamos por los milagros de la vida que con eso de las 100mil visitas haya doble capitulo XD

    ResponderEliminar
  6. Gracias por su gran traducción como siempre

    ResponderEliminar
  7. Gracias por el capítulo, sede siempre malinterpretando las cosas jajaja

    ResponderEliminar
  8. Gracias por el capitulo queremos mas dice mi espoas jaaa

    ResponderEliminar
  9. Agradezco la traducción y el siguiente capítulo será mejor :).
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Weed el hecho que tu seas tan codicioso y aprovechador no queire decir que Seoyoon tambien lo sea T_T , gracias x el cap :3

    ResponderEliminar
  11. gracias por la traducción, excelente capitulo

    ResponderEliminar
  12. Wow soberbio este cap. Gracias a estado genial a esperar el proximo.

    ResponderEliminar
  13. Pobrecilla... al fin dice una palabra, al fin empieza a abrir su corazón... pero el corazónoscuro weeb la malinterpreta... creo que él es peor que ella en abrirse a los otros.

    ResponderEliminar
  14. jajaja es normal sospechar de alguien que tiene mas nivel que tu la marca de los asesinos y que nunca habla y siempre tiene la guardia en alta pero te pasaste Weed durante todo el viaje a demostrado que no es mala persona con el simple hecho de no atacar hasta que la ataquen de salvarte la vida 2 veces y de aceptar misiones de mierda por buena voluntad maldito Weed muere

    ResponderEliminar