domingo, 6 de diciembre de 2015

Volumen 7 - Capítulo 4

Volumen 7 Capítulo 4
Misión
Traducido por Sable
Corregido y editado por AM y DaniR



“¡Ahhhhh!”
Lee Hyun salió de la cápsula y se revolcó amargado por haber muerto en el último momento. Aunque estaba preparado para morir debido a la dificultad de la misión, y por tanto no le preocupaba mucho haber perdido la vida, quería haber tenido la oportunidad de comprobar qué objetos había cogido.
“¡Definitivamente tiene que haber soltado algo bueno!”
Un monstruo jefe.
Probablemente nunca volvería a encontrarse un monstruo similar al Lich Shire. Aunque alguno fuera localizado, la criatura estaría sin duda por encima de las habilidades de cualquier grupo. Y tras haber matado a semejante monstruo, ni tan siquiera había sido capaz de confirmar lo que había soltado.
“Sería estupendo haber conseguido la túnica.” – Lee Hyun caminaba nervioso por la habitación.
La Túnica Mágica de Vid. Solo había aparecido una vez, y su precio nunca se hizo público. No había aparecido en ninguna subasta; en lugar de eso, un comprador la había conseguido a través de la Unión de Jugadores Oscuros. Incluso si se subastaba, no muchos podrían permitirse un objeto tan caro de todos modos. Así que era más habitual conseguir estos objetos de élite a través de la Unión de Jugadores Oscuros.
“¡Túnica, túnica, túnica!” – Lee Hyun rezaba desesperado. – “Sé que he cogido algo… ¡Ahhhh!”
Lee Hyun suspiró profundamente. Nunca había habido un momento en el juego, donde las cosas le fueran bien. Como por ejemplo cuando fue golpeado por un ataque masivo. El hecho de que sus botas y su casco se hubieran roto, a pesar de tener la durabilidad maximizada mediante su habilidad de [Herrería]; era un símbolo de su mala suerte.
“No tiene por qué ser la túnica. ¡Los zapatos! Sí, los Zapatos de la Luna tampoco estarían mal.” – Lee  Hyun reducía sus expectativas.
De hecho, aunque el Lich Shire equipara dichos objetos, no estaba garantizado que soltara esas piezas de equipo. El término ‘botín’ no existía por nada. Incluso podía no haberlo cogido, o también era posible que lo hubiera soltado al morir.
“Me pregunto, qué habrá ocurrido con la misión…”
Lee Hyun suspiró. No había forma de averiguar nada. Con él muerto, quedaba la pregunta de cómo había terminado la guerra, y si había completado la misión.
“No hay nada que hacer. Tendré que descansar por ahora.”
Antes que esperar ansioso todo un día, prefirió poner su mente en calma. No importaba lo que hiciera, no podría averiguarlo hasta que la suspensión se terminara. No había podido descansar bien desde que había empezado los preparativos para la misión, así que la falta de sueño empezaba a afectarle. Era mejor dormir en calma.


* * *


La gente que había visto el vídeo de la misión del orco del Salón de la Fama esperaba los resultados de la gran batalla. Numerosos mensajes aparecían uno tras otro.
     - ¿Por qué no se ha subido el vídeo?
     - Considerando la hora a la que se subió el otro vídeo, la misión tendría que haber avanzado ya.
     - Aaaah, tengo tanta curiosidad por el resultado.
Al principio, muchos estaban llenos de esperanza. Se contentaban simplemente viendo las aventuras del legendario Weed. El usuario que había ascendido a la cima en el Continent of Magic, un juego que había reinado durante veinte años. Los magos estaban llenos de esperanza de poder avanzar por fin a la clase de Nigromante.
Su interés no era solo la gran batalla, sino también la prestigiosa misión de clase ‘A’. Incluso las de clase ‘C’ llenaban de satisfacción al que las completaba, así que sentían curiosidad por lo que sería una misión de clase ‘A’. Por tanto, el Salón de la Fama contaba sus visitas en millones de personas. Querían ver el vídeo tan pronto como apareciera.
Sin embargo, con la gran misión del orco sin progresar, otro vídeo atrajo la atención de los que esperaban. Era del clan de las Alas Carmesí. Se trataba de uno de los diez clanes más prestigiosos del continente de Versalles. Su líder, Teros, había publicado un vídeo especial.
¡El vídeo solo duraba cinco minutos!
Aunque el vídeo era demasiado corto para anunciar una misión o mostrar una buena batalla, aun así atrajo la atención, simplemente por el nombre de Teros. Y como todavía no podían ver la gran batalla de la Legión de los no-muertos, no tenían problema en ojear un vídeo tan corto.
El vídeo mostraba un grupo de gente entrando en unas antiguas ruinas.
     - Es el guerrero bárbaro, Pline.
     - ¡El temido asesino Dein también está ahí!
     - ¡La bruja de magma, Do-Gwang!
Estaban presentes todos los miembros más poderosos de las Alas Carmesí. Paladines, sacerdotes, ladrones, magos, aventureros, asesinos, bardos, guerreros, invocadores, chamanes, exploradores… ¡Aparte de estas clases comunes que muchos elegían, también estaba la profesión de bruja que reducía la vitalidad pero aumentaba el poder mágico!
¡La bruja que combatía con una daga sin retroceder nunca, Do-Gwang! ¡El hombre que, según se decía, vivía en una fortaleza llena de monstruos, asesinándolos a todos cada noche de luna nueva, Dein!
Entre sus miembros contaban con jugadores famosos y profesiones únicas. Por supuesto, el clan de las Alas Carmesí era enorme y su fama se extendía por todo el continente. Estos raros y poderosos jugadores se habían reunido y estaban entrando en las ruinas. Solo este hecho excitó al resto de jugadores.
Teros iba cubierto con una armadura carmesí, y habló con su fría y poderosa para atraer la atención.
“Finalmente, hemos alcanzado la tumba del Rey Escorpión, tras seguir la más pequeña de las pistas, por fin la hemos encontrado.”


Mientras Teros hablaba, los miembros del clan entraban en las ruinas. Teros se detuvo un breve momento, tras el cual siguió hablando.
“No importa lo difícil que sea el camino y los obstáculos frente a nosotros, definitivamente los superaremos. Pondré mi vida en juego para resolver esta misión. Solo aquellos que no pierden la esperanza podrán prevalecer. Marchemos, la misión de clase ‘A’ nos espera. Tumba del Rey Escorpión, voy a derrotarte.”


¡Otra misión de clase ‘A’! Era más que suficiente para entusiasmar a todos.
Teros, tras decir otra línea, desapareció en las ruinas junto con sus compañeros de clan.
"Contemplad nuestro inflexible coraje y honor. A partir de este momento, contemplad nuestra lucha, nuestra sangre derramada y nuestra gran victoria"


El vídeo terminaba ahí.
El significado del mensaje no quedaba claro, Había muchas preguntas sin responder acerca de la naturaleza de la misión, pero pronto serían resueltas. Diez minutos después de que se subiera el vídeo al Salón de la Fama, los usuarios descubrieron que CTS Media iba a retransmitir la misión del clan de las Alas Carmesí. Iban a emitir en directo cómo el clan exploraba las ruinas.


* * *


‘Está yendo bien.’ – Teros sonreía satisfecho.
De hecho, habían empezado a explorar las ruinas tiempo atrás. En su primer intento habían perdido algunos hombres, pero gracias a esas pérdidas habían encontrado el camino a la puerta que les conducía a la cámara de piedra. Sin embargo, debido a que no tenían los sacrificios necesarios para el altar, habían tenido que regresar.
‘Es hora de completar esta misión.’
Teros simulaba explorar las ruinas junto con sus compañeros de clan. Los ladrones y asesinos abrían camino, mientras que guerreros y paladines se preparaban para el peligro con los escudos en alto.
“¡Aaaargh!”
“Cuidado, ¡es una trampa!”
El clan combatió peligrosos monstruos y destruyó trampas mortales. En ocasiones se enfrentaban a enormes monstruos, lo que les costaba algunos muertos.
“No os rindáis. El auténtico peligro todavía no ha llegado.”
“Seguid avanzando. Algo de este calibre no puede detenernos a nosotros, las Alas Carmesí.”
“La sangre que hemos derramado nos ayudará a alcanzar la meta.”
“No dejéis que las muertes de nuestros camaradas sean en vano. ¡No abandonéis!”
A su alrededor, los jugadores de nivel alto exclamaban frívolamente.
Teros había movilizado a más de mil jugadores de nivel alto del clan, cuatro veces la cantidad de la primera expedición. Por tanto, el nivel medio era menor que antes. Aun así, había traído a tantos jugadores por encima de nivel 310 como habían podido.
‘No podemos permitirnos perder esta oportunidad’
Teros había utilizado la misión al máximo para promocionar su clan. Retransmitir una difícil expedición en directo aumentaría enormemente la fama del clan. Adicionalmente, al completar una misión de clase ‘A’, se establecerían como un poderoso clan de cara a los espectadores.
‘Si esta misión sale bien, el clan será capaz de expandir su influencia a gran escala. Primero, recaudaremos fondos para aumentar nuestro tamaño. Si los nuevos reclutas suben suficiente de nivel, podremos quitarle el título del clan más poderoso a Hermes. Nosotros, las Alas Carmesí, dominaremos el continente.’
Teros sacó pecho. Su ambición no conocía límites.
“¡Aaaaaaah!”
“¡Poned más esfuerzo! ¡Sacerdotes, curad a los heridos!”
El clan de las Alas Carmesí penetraba por la zona más difícil. En realidad ya habían explorado mucho durante su última expedición, pero estaban actuando como si no conocieran la zona, y simulaban mayor dificultad para conseguir más audiencia. Los miembros del clan trabajaban duro. Morían sabiendo lo que estaba en juego. Habían colocado deliberadamente menos hombres de los necesarios para limpiar el camino; por supuesto, ya habían prometido una compensación importante para aquellos que murieran.
“Incluso si muero, esta expedición debe continuar.”
“No te preocupes, déjanoslo a nosotros.”
Teros dirigió a propósito a su clan a lo más profundo de la tumba mientras que los Jugadores Oscuros, posicionados al final de la expedición, no podían hacer otra cosa que sonreír cínicamente.
“Están haciendo tantas cosas innecesarias.”
“Aumentar el número de personas sólo aumentará las pérdidas.”
“Esa es la sabiduría de la vida. No puedes hacer algo así siendo sólo un poco astuto.”
“No nos concierne ya que nosotros hemos recibido aquello que se nos prometió. Pero no poder luchar es bastante poco satisfactorio.”
Los jugadores Oscuros les seguían mientras se quejaban.


* * *


Las Alas Carmesí finalmente llegaron al altar tras haber sufrido numerosas pérdidas. Era la entrada a la parte más profunda de las ruinas, la tumba del Rey Belsos.
“Por fin hemos llegado.” – Teros temblaba de emoción.
La misión que habían recibido les pedía que recuperaran una flauta hecha con un cuerno del rey de la dinastía Belsos. Pero también se decía que el interior de la tumba estaba lleno de raras armas y objetos mágicos.
Teros miró a su alrededor. Había venido con casi un millar de jugadores, pero solo sobrevivían unos seiscientos cincuenta. Más de una tercera parte habían muerto por el camino. Comparado con la expedición anterior, en la que habían seguido el camino correcto, era una cantidad muy alta. En esa ocasión había perdido a cuarenta y cinco hombres cerca de la entrada, totalizando ciento treinta cuando llegaron hasta el altar.
Debido a que esta vez la cantidad de jugadores más débiles había aumentado, el resultado era que habían sufrido más bajas. Sin embargo, esta era una misión de clase ‘A’, por lo que algo así era de esperar y su moral no había decaído.
“Vamos a empezar. Que todos se preparen.”
Teros colocó las siete estatuas de escorpiones en el altar. En ese momento, la gran puerta grabada con un escorpión carmesí empezó a abrirse con un grave sonido.
¡Kruuuuuguuuuuung!
Nerviosos, los miembros del clan sujetaron sus armas. En las ruinas, usar la magia era imposible así que los jugadores tenían que confiar en la fuerza física. Estaba repleta de monstruos desconocidos en cualquier bestiario.
“¡Monstruos!”
“¡Todo el mundo, listos para la batalla!”
“¡Luchemos hasta la muerte!”
“¡No podemos retirarnos tras llegar tan lejos!”
Teros entró en el combate liderando a sus compañeros. Los Jugadores Oscuros no estaban aquí para decorar, tampoco. Formaron un círculo para protegerse a sí mismos. Los sacerdotes en el centro con las clases de combate protegiéndolos. A pesar de que la formación se había completado con rapidez, algunas de las bestias demoníacas lograron alcanzarlos.
¡Kuuhuuuung!
Las bestias aullaban. Debido al feroz ataque, la expedición perdía gente continuamente. Si hubieran esperado cerca de la estrecha puerta, en lugar de formar un círculo, habrían logrado un resultado mucho mejor. Pero como confiaban en lo que siempre habían hecho, sufrieron más bajas de las necesarias. Aun así, las Alas Carmesí habían movilizado todo su poder y los guerreros, paladines y espadachines lideraron la batalla desde el principio.
“¡Hemos ganado!”
Solo quedaron unos 480 tras ganar la batalla. Muchos habían caído, pero habían logrado la victoria.
“Entremos.” – Teros se apresuró a entrar. La puerta abierta brillaba con fuerza.
Los miembros de la expedición que entraron en la guarida de las bestias demoníacas no podían hacer otra cosa que mirar con la boca abierta.
“¡Uaaaaaa!”
“¡Tesoros!”
Al fondo de la habitación había una gigantesca estatua de un escorpión dorado, y muchos tesoros se apilaban a su alrededor formando una montaña.
“Al menos tiene que haber medio millón de oro.”
“¿Medio millón? ¡Esto tiene que ser un millón por lo menos!”
El dinero no era lo único que alteraba a la expedición. Había objetos repartidos por todas partes. Aquí y allá los tesoros brillaban radiantemente. Teros encontró fácilmente la flauta de cuerno que yacía frente la estatua.
“Aquí está.”
Teros levantó la flauta. Su misión era devolverla al Conde Kresse.
‘Con esto, completaremos la misión.’ – Había sido bastante difícil, pero habían alcanzado su meta.
El futuro de Teros iba sobre ruedas. CTS Media retransmitía todo en directo. Al menos un millón de personas lo estaban viendo, quizás hasta diez millones. Una vez que completaran la misión, una escena indeleble quedaría grabada en la mente de todos. El vídeo sería visto constantemente, creando una gloriosa imagen.
La supremacía de las Alas Carmesí era sólo cuestión de tiempo.
En ese momento, una espada de blanco puro capturó la vista de Teros. La empuñadura estaba grabada con diseños de llamas. Aunque aquí había incontables tesoros, destacaba como algo especial.
‘Es algo único. Quizás es la espada del rey, pero no estoy seguro.’
Los ojos de Teros brillaban con avaricia. Ningún guerrero debe ser muy avaricioso a la hora de conseguir una espada mejor, pero todos tienen un gran orgullo con el fin de mejorar su daño en lugar de centrarse en la defensa.
Cada espada es diferente en términos de daño. Naturalmente, una espada excepcional no puede compararse con una normal. Dependiendo del trabajo, el alineamiento o las características del monstruo, puede variar todavía más. Contra monstruos con atributo de fuego deben usarse armas de hielo y contra monstruos de atributo oscuridad, las armas sagradas son la mejor opción. Por lo tanto, los guerreros poseen habitualmente tres o cuatro espadas distintas.
‘Para que las Alas Carmesí dominen todo el continente de Versalles, es necesario poseer una espada excelente. Una espada con este prestigio aumentará mucho mi reputación.’
Teros fijó silenciosamente sus ojos en la espada. Siendo el líder del clan, deseaba poseer una espada excelente. La hermosa arma parecía una obra de arte. Con su dignidad y prestigio, sólo un arma perfecta era digna de él.
Entonces el resto de miembros del clan vieron tanto a Teros como a la espada.
“Teros, adelante, cógela.”
“Sir Teros, has sufrido mucho, así que te mereces la espada.”
Los oficiales de Teros le animaron a coger la espada. Bajo ésta, descubrió una inscripción. Tras mirar la espada durante largo tiempo, daba una sensación intensa.
“¡Ey, hay algo escrito aquí!”
Shavron descifró los caracteres.
«Coge la espada»


“Pone que cojas la espada.”
“¿Yo, que coja la espada?”
Teros no aparentaba estar muy entusiasmado, pero en realidad estaba secretamente emocionado mientras estiraba la mano para cogerla. ¡Si Weed hubiera estado aquí, ya habría sospechado cinco veces por lo menos! Con unos combates tan fáciles, tendrían que haber vigilado más sus alrededores. Considerando lo bien que había ido todo, esta misión de clase ‘A’ era demasiado sencilla. Solo se habían encontrado unas pocas batallas complicadas. A diferencia de Weed, que había tenido que liderar sus tropas y dirigirlas al combate; eso en sí mismo, ya era un logro. Además había tenido que conseguir que los orcos y los elfos oscuros mostraran todo su potencial. Aquí los enemigos eran demasiado débiles. La dificultad de la misión no podía ni compararse a la de la Legión de los no-muertos. Además, la misión no decía nada de conseguir una espada.
En el momento en que Teros sujetó la espada….
¡Flash!
Todos los tesoros de la tumba empezaron a resplandecer de repente.
“¿Qué está ocurriendo?”
“La sala se está volviendo más brillante.”
Nadie podía averiguar de dónde venía la luz. Tras levantar la mirada, encontraron el origen.
El Escorpión Dorado se había despertado.
“Habéis entrado valientemente en la tumba de Belsos, el gran emperador del fuego, con avariciosas intenciones. El Rey está harto de idiotas como vosotros. Aquellos que entren sin permiso serán castigados. ¡Un ardiente castigo consumirá a todos y cada uno de vosotros!”
“¡Aaaaaaaaaaaargh!”
Mientras sostenía la espada, el cuerpo de Teros estalló en llamas. En segundos, se convirtió en cenizas y murió.
Otro desastre cayó sobre la expedición.
¡Espíritus de fuego!
Incontables espíritus de fuego aparecieron y atacaron a la vez. Los miembros de la expedición no pudieron responder a la repentina situación y su formación de batalla perdió el orden, hasta que finalmente se colapsó. Mientras observaba a los jugadores convertirse en cenizas, el Escorpión Dorado dijo:
“¡Estúpidos mortales! Habéis provocado la ira del Rey Belsos y traído una maldición de fuego sobre el continente.”


* * *


CTS Media retransmitía la aventura a millones de personas. El clan de las Alas Carmesí se derrumbó en ese momento. La avaricia provocó que fracasaran y les llevó a la ruina. Al principio no entendían lo que la estatua del escorpión dorado decía. Entonces se dieron cuenta que habían fallado la misión.
Jugadores de Royal Road empezaron a publicar rápidamente.
     - La humedad está subiendo.
     - De repente la fuerza del sol está aumentando.
     - Parece que la temperatura ha subido unos cinco grados.
¡La maldición del Rey Belsos! Habían creado una ola de calor.
El continente fue golpeado por una continua ola de calor, convirtiéndolo en un lugar de muerte. Aunque brevemente, fue un buen momento para aquellos que utilizaban el elemento fuego, porque su magia se volvió más potente y poderosa. Pero, incluso a los que les gustaba el fuego, solo sirvió hasta que el sudor les empapó la espalda. Antes, al salir a cazar con los amigos, era genial respirar el frío aire del amanecer, cosa que ahora era imposible por el calor.
¡Hubo una tremenda protesta por parte de los jugadores!
Se acusó a las Alas Carmesí de provocar la situación. El clan que había ido desarrollando la misión de clase ‘A’ fue castigado por su orgullo y arrogancia. Fueron estigmatizados por su fracaso, y abucheados allá donde fueran. Comerciantes y mercaderes se negaban a venderles sus productos, y los jugadores se negaban a unirse con ellos.
Clanes aliados los abandonaron uno tras otro, volviéndoles la espalda. El clan que había tenido tan alta reputación se derrumbó.


* * *


Disfrutando de su tiempo libre, Lee Hyun se lavó la cara y se dio un largo baño.
“Me gusta el verano.”
Era bastante difícil bañarse en invierno. Primero, el calentador tenía que usar más energía para calentar el agua. Si gastaba más en la factura de la electricidad, nunca se haría rico. Por el contrario, el verano era muy agradable. Tenía la opción de usar agua fría.
Tras bañarse, fue a mirar la casa de subastas.
Puso alabardas orcas, montones de diademas élficas, raras hierbas que podían usarse para venenos especiales y demás botín variado. Con sus habilidades de [Sastrería] y [Herrería] pensaba utilizar los minerales y pieles que había obtenido durante el viaje a través de las montañas Yuroki y las Llanuras de la Desesperación, así que no los puso en venta. Mejor que vender el metal sin procesar, pretendía vender los objetos que fabricara a los jugadores, ya que así era más fácil encontrar compradores.
Se tomó un breve descanso y despidió a su hermana que se iba al colegio. Lee Hyun pasaba casi las veinticuatro horas del día jugando a Royal Road, ¡para así ganar experiencia y objetos con los que hacer dinero!
“¿Por fin puedo conectarme para ver lo que he conseguido?”
Había pasado exactamente un día desde que había muerto.


* * *


El director de KMC Media había intentado contactar con Weed por teléfono, y le había mandado docenas de emails y mensajes privados. Pero, para su desesperación, no había conseguido ni una sola respuesta.
“¡Por favor lee tu maldito correo!”
El director de KMC Media era un hombre de poca paciencia. Había utilizado cada método disponible. En ese momento, en el coche, sus ojos casi se le salieron de las cuencas al ver los objetos de la misión del Lich Shire en la casa de subastas.
“Esto es, esto es de lo que estoy hablando.”
Armas de los elfos oscuros y los orcos, y pieles de monstruos gigantes. No había duda. El director inmediatamente hizo una puja por los objetos.
Subió a la absurda cantidad de treinta millones de wons por una baratija, una garra de minotauro.


* * *


Como Weed había muerto, resucitó en la aldea humana más cercana, que era la Aldea de los Exiliados. Los habitantes estaban ocupados, corriendo de un lado a otro con un claro objetivo y expresiones felices y brillantes en el rostro.
El cazador Kokun se encontraba reparando un escudo.
“Buenas Weed, has vuelto. ¿Cómo ha terminado la guerra con la Legión de los no-muertos?”
“Ganamos, el Lich está muerto. ¿Qué ha pasado después?”
“Tras la batalla, regresamos aquí y los aldeanos que habían sido esclavizados también volvieron. Por ahora, los orcos y los humanos podemos llevarnos bien sin conflictos. Aunque es solo una tregua temporal. Ahora mismo, los orcos están buscando a su héroe, Karichwi, y los nigromantes te buscan a ti. Dicen que esperan poder partir tan pronto como os reunáis.”
Con esa última pieza de información, Weed sabía qué tenía que hacer para finalizar la misión.
“Ya entiendo. Iré a verlos entonces.”
“Gracias por proteger nuestro pueblo. Puede que no sea mucho, pero siempre encontrarás nuestras puertas abiertas en las Llanuras de la Desesperación. Te debemos un favor.” – Kokun volvió a pulir su escudo.
Weed decidió visitar primero a los nigromantes.
“¡Ventana de estado!”
Nombre del personaje:
Weed
Nivel:
286
Alineación:
Neutral
Clase:
Legendario Escultor de la Luz Lunar
Titulo:
Artesano de Destreza Excepcional
Fama:
13.645
Salud:
19.230
Maná:
9.760
Fuerza:
715+65
Agilidad:
575+65
Vitalidad:
374+65
Sabiduría:
136+65
Inteligencia:
154+65
Aguante:
134+65
Resistencia:
180+65
Espíritu de Lucha:
323+65
Arte:
447+145
Liderazgo:
492+65
Carisma:
212+65
Suerte:
5+65
Apariencia:
39+65
Fe:
96+435
-
-
Ataque:
2.211
Defensa:
640
Resistencia a la Magia de Fuego:
13%
Resistencia a la Magia de Agua:
15%
Resistencia a la Magia de Tierra:
25%
Resistencia a la Magia Negra:
50%


Había ganado siete niveles.
A pesar de no haber matado personalmente al Lich Shire, Weed había jugado un papel decisivo. Gracias a eso había subido varios niveles. Incluso tras morir, su nivel había quedado en 286. Sin embargo, a diferencia del nivel, otras cosas habían disminuido.
Las clases de combate obtenían un rápido incremento en [Fuerza], [Destreza] y [Sabiduría] al especializarse. Pero los escultores no tenían ese beneficio, en su lugar dependían de su [Artesanía].  Un escultor es una clase basada principalmente en la producción de arte. La forma más rápida de subir [Artesanía] era aprender distintos oficios, y entonces utilizar las distintas habilidades para crear una gran variedad de productos. Gracias a esto, sus habilidades físicas y mentales podían mejorarse hasta ser similares a aquellas de una clase de combate.
Si uno invertía suficiente tiempo, podía volverse lo bastante poderoso como para superar a cualquier otro jugador de su nivel. Pero la clase de escultor tenía una pega: los niveles de habilidad.
Cuando mueres, la experiencia en las habilidades artesanales que tanto ha costado ganar decrece. [Escultura]: 13%. [Cocina]: 10%. [Artesanía]: 16%. En [Sastrería], [Herrería], [Botánica], [Pesca], [Afilar], [Pulir], [Primeros Auxilios], [Planchar]; estas últimas habían caído entre 5-7%. En términos de nivel, era comparable a perder dos o tres.
“Uuurgh.” – Weed  temblaba de tristeza.
¡¿Cómo podían las habilidades que había ganado tras todo su esfuerzo caer tanto?! Pero por ahora, era el momento de confirmar lo más importante. ¡Los objetos que había obtenido tras matar al Lich Shire!
Tenía que comprobar lo que había conseguido. En silencio, Weed metió la mano dentro de la mochila.
¡Un bastón!
¡Una joya!
¡Un libro de magia!
Habría sido una tarea imposible para cualquiera sin la agilidad capaz de saquear objetos en cualquier situación. Weed también había perdido algunas cosas tras morir. Un pequeño brasero usado por los herreros, y aguja e hilo usado para coser. En términos de dinero, no había sido mucho.
“No hay Túnica de la Vid. Y sospecho que el libro es un objeto de misión…”
Weed todavía estaba ansioso. Incluso si había muchos objetos, si eran inútiles, entonces todo esto habría sido para nada.
“¡[Identificar]!”
Weed decidió comprobar primero el tomo libro para calmarse.
¡Ding!
Grimorio Manuscrito de Barr Khan
Se trata de un libro de Magia Negra que otorga la habilidad de invocar a los no-muertos. Contiene métodos para invocar a los no-muertos, desde los más fáciles hasta los más avanzados.
Ya que ha sido escrito por el genio Barr Khan Demoff en persona, no es nada difícil de entender. Sin embargo, para crear y controlar a los no-muertos, se necesitan grandes cantidades de maná, por lo que es necesario usar estas habilidades con precaución.
Se trata de un objeto único en su clase.
Atributos:
Durabilidad: 30/30.
Restricciones:
Profesión relacionada con la magia.
Nivel 300.
[Sabiduría]: 500.
[Maná]: 8.000
Proporciona la posibilidad de avanzar a la clase de Nigromante.
Efectos:
Aumenta la [Resistencia a la Magia Negra] un 25%.
Aumenta la habilidad de [Crear no-muertos] en 2 puntos.
A mayor [Inteligencia], puedes crear monstruos jefes no-muertos, mejora la [Salud] de los no-muertos y la [Resistencia a Magia Sagrada].


Era un objeto digno de ser llamado el mejor a la hora de crear y entrenar no-muertos.
‘Puedo sacar mucho dinero de esto.’
Weed devolvió el libro a la bolsa, ya que sería difícil venderlo hasta que aparecieran nigromantes. Aunque había ganado un objeto de élite para cualquier usuario de magia negra, actualmente el interés en él era mínimo. La razón era que llevaría tiempo hasta que la gente aprendiera dicho oficio, y nadie sería capaz de usar el libro durante bastante tiempo. Una vez que las ventajas de ser nigromante se volvieran públicas, muchos se interesarían por cambiar de clase. Sin embargo, la debilidad física de la clase era un gran problema.
Los nigromantes eran incapaces de recibir bendiciones o curaciones de magia sagrada. Esto era un gran problema debido a la escasa vitalidad de las clases mágicas, lo que incrementaba sus posibilidades morir en tres o cuatro veces. Por tanto, el mago típico no querría convertirse en nigromante.
Con sus defectos, los nigromantes no encajaban dentro de un grupo habitual. Ya que los nigromantes podían invocar muchos no-muertos, estos causarían la mayor parte de las bajas. A pesar de ser poco arriesgado, la experiencia ganada sería menor. La población de nigromantes se reduciría poco a poco y, eventualmente, solo los magos que disfrutaran ese estilo de juego lo elegirían. Weed tomó aliento e identificó el báculo.
“¡[Identificar]!”
Báculo del Santo
Durabilidad: 90/90.
[Daño]: 15-20.
Este báculo fue utilizado por el Gran Santo Gorian siempre que le dolía la pierna. Está fabricado usando ligera pero resistente madera de árbol élfico pero, debido a una gruesa capa de barro, los grabados se han vuelto irreconocibles. Está imbuido de poder vital.
Restricciones:
Profesiones de tipo sagrado.
También utilizable por criminales y brujos.
Efectos:
Los Sacerdotes aumentan su [Fe] en 150 puntos.
Aumenta la [Apariencia] en 30 puntos.
Aumenta la [Resistencia] en 20 puntos.
Reduce el consumo de [Aguante] en terreno complicado.
Aumenta la ganancia de [Fama] un 30% al realizar donaciones.
Otorga la capacidad de utilizar las habilidades [Devoción] y [Sacrificio].
Cuando lo utiliza un villano, el báculo incrementa el poder de la Oscuridad.

[Devoción]:
Consume todo el [Maná] y la [Salud], salvo un 1%.
Otorga a todos los miembros del grupo bendiciones y magia de protección de alto grado.

[Sacrificio]:
Sacrificando tu propia vida, curas por completo hasta cincuenta miembros del grupo.


¡El báculo en el que había puesto sus mayores esperanzas!
“¡Justo como pensaba!” – el objeto hizo que Weed soltara un triste suspiro.
“¿Dónde diablos se supone que voy a vender esto?”
Era un objeto incluso más malvado que los bastones de hueso de los nigromantes. Antes de identificarlo, había pensado que podía ser una gran opción para los sacerdotes. Debido a su escasa [Fuerza], los sacerdotes no podían usar mazas. Normalmente, usaban báculos u objetos benditos que aumentaban su [Fe].
¡¿Quién querría este báculo?!
Si hubiera sido una espada, entonces al menos aumentaría el daño, pero este báculo no hacía otra cosa que mejorar los atributos.
“En este mundo egoísta, habilidades como [Devoción] o [Sacrificio] son inútiles” – Weed golpeó el suelo por la pena. – “Casi preferiría no haberlo cogido.”
Aun así, la idea de tirarlo nunca pasó por su cabeza. No tenía por qué vendérselo a un sacerdote. Ya que también incrementaba el efecto de la Magia Negra, podía vendérselo a un criminal o a un brujo.
“Una herramienta es sólo una herramienta. No es el cuchillo el que causa el daño, es la persona tras el cuchillo.”
Finalmente, miró las gemas que había recogido. ¡A la hora de crear armas o armaduras, las gemas podían aumentar su poder!
Eran gemas de nivel uno.
Utilizando [Sastrería], del mismo modo que [Herrería], era capaz de reciclar diversos materiales. Dependiendo del nivel de habilidad, la diferencia podía ser grande. En cuanto al valor de las gemas que había encontrado, requeriría mucho esfuerzo para combinarlas, incluso para un experto.
“Con esto apenas cubro las pérdidas.”
La mente de Weed, finalmente, se tranquilizó. Aunque la misión estaba completada, había tenido que invertir veinte niveles, cien puntos de [Arte], y setenta mil monedas de oro. Las misiones eran diferentes al mero hecho de ir y cazar monstruos sin más, ya que había que tener en cuenta el rendimiento.
“Ya que esta es una misión en cadena, tendré que ir donde los nigromantes para avanzarla.”
Weed dejó la aldea y se encaminó a las montañas Yuroki. Escombros y tierra levantada yacían donde la batalla había tenido lugar. El suelo mostraba obvias señales de la lucha por parte de los orcos, elfos oscuros y los soldados. Los cuernos de los rinocerontes habían sido saqueados, y las brujas habían desaparecido hacía mucho. Después de que Weed muriera, había desaparecido por cuatro días, así que todos los objetos ya habían sido recogidos.
“Aun así, me alegro.”
Ahora podría poner sus manos en hierbas raras. Hierbas de alta calidad que podrían venderse por un alto precio.
“Con esto podré sacar beneficio.”
Los ojos de Weed se iluminaron cuando encontró las hierbas. En lo más profundo de las montañas, donde las hierbas crecen en abundancia, las recolectaría todas con cuidado, sin dejarse una sola.
¡Pabababababag!  
Con su cuchillo, escarbó la tierra alrededor de las hierbas hasta revelar las raíces. Entonces, con un giro de muñeca, arrancó la planta con algo de tierra todavía pegada. En el pasado, había encontrado este trabajo muy aburrido. El dinero obtenido de las hierbas era marginal, y no era necesario esforzarse mucho. Sin embargo, Weed había gastado casi todo su dinero, así que estaba en un estado más codicioso de lo habitual.
“Dinero, dinero, dinero.”
Weed, cuidadosamente, metía las plantas en botellas. Pronto, sus mochilas estaban llenas de botellas de hierbas que iba a fermentar. En las montañas Yuroki, era difícil encontrar alcohol.
Los soldados de Rosenheim y los orcos bebían juntos. Se aprovechaban del Cáliz de Helaine para mezclar agua bendita y zumo de frutas y así crear licor artificial.
¡Usaban la reliquia sagrada de la Iglesia de Freya para obtener placer personal!
El agua bendita, combinada con hierbas, producía un suave aroma y sabor. Al beberlo, bajaba muy bien. Ya que la misión había progresado bien, se había vuelto posible sacar un buen beneficio. Dominar varios tipos de habilidades de producción siempre había ayudado, sin importar el entorno en el que Weed se moviera.
“Los escultores viven en el filo de la navaja, si no haces dinero o vendes tus esculturas, entonces te mueres de hambre.”
Por eso era que Weed escarbaba plantas tan diligentemente.
- ¡Weed! – le susurró Mapan.
Debía de haber sobrevivido a la batalla, y desde entonces había estado intentando contactar con Weed.
- Sí, aquí estoy.
- ¡Por fin te encuentro! ¿Dónde estás ahora?
- En donde combatimos al Lich.
- Oh, estupendo. En seguida estoy ahí. Haremos un grupo en cuanto llegue.
- ¿Grupo?
- Pale y los otros están cabalgando por las Llanuras de la Desesperación para verte. Vamos a reunirnos con ellos. Ahora llego.
Weed estaba conmovido.
‘Es una pena que no haya estado a la altura de sus expectativas.’
¡El grupo cabalgaba a través de las llanuras mostrando su amistad y lealtad mutua!


* * *


“Ufff, esto es difícil.” – Pale se secó el sudor de la frente.
Galopaban continuamente, cambiando de caballos; Pale quería ver al menos parte de la guerra contra la Legión de los no-muertos. Los sacerdotes los vieron y les lanzaron sus bendiciones. Su agotado [Aguante] se recuperaba y, como resultado, pudieron seguir cabalgando.
Cuando las cosas se pongan difíciles, sonríe.
“Es igual que lo que se veía en el vídeo, este tiene que ser el lugar correcto.”
“Esto está al este del Reino de Rosenheim. Los exploradores todavía no han venido a estas tierras.”
“Seremos los primeros en ver el resultado.”
Romuna y Surka se sentían sobrecogidas, ya que nunca habían puesto un pie más allá del Reino de Rosenheim. En busca de aventuras, te podías encontrar en medio de varias civilizaciones del continente de Versalles, y sumergirte en sus culturas.
En los primeros tiempos de Royal Road, muchos se preocupaban porque la gente entrara al juego sólo para satisfacer sus bajos instintos. Después de que el juego se ganara el reconocimiento, muchos se volvieron auténticos adictos. Empezaron los temores de que los jóvenes jugadores se encerraran en casa, volviéndose tímidos y asociales en el mundo real. Algo así se habría convertido en un serio problema. Sin embargo, la Unicorn Corporation fue capaz de aplacar esos temores.
La experiencia de cada jugador variaba según la parte del continente donde eligieran empezar. Desde las culturas de los distintos lugares, hasta eventos que nunca verían en la vida real, tales como cultivar la tierra o dirigir un gobierno. Así que, en lugar de convertirse en personas sin carácter, se volvían más humanos. Y podían forjarse fuertes lazos de amistad mientras luchabas junto a tus compañeros.
Surka dijo:
“Je, je, vamos a pedirle a Weed que cocine para nosotros.”
Hwaryeong sonrió y asintió.
“Haré que me prepare algo delicioso.”
Los geomchis también estaban en el grupo.
“Yo quiero algo para beber.”
“Te conseguiré una copa, maestro.” – Geomchi2 rápidamente asintió con entusiasmo.
¡Los geomchis del primero al quinto rápidamente siguieron al grupo! Habían decidido dispersarse por el continente para pulir sus habilidades, pero como Pale y los otros iban a ir a ver a Weed. decidieron apuntarse.
¡Todo por la comida y la bebida!


* * *


“¡Weed, amigo!”
“¡Estamos aquí!”
Weed estaba recolectando hierbas en un acantilado desde donde se veía la base de la montaña, cuando el grupo llegó corriendo. El grupo se apresuraba por llegar a lo alto de la desolada montaña.
¡Pale, Surka, Irene, Romuna, Hwaryeong, Zephyr!
Inesperadamente, también venían los geomchis. Weed les dio a todos la bienvenida y una multitud de conversaciones se iniciaron en su dirección, demandando su atención. Solo ahora que había terminado la lucha contra la Legión de los no-muertos podía hablar.
En medio de las llanuras, Mapan esperaba impaciente, ya que él no era diferente de los otros. También quería escuchar lo que había ocurrido. Mapan, inmediatamente, corrió hacia ellos para escuchar la historia.
“Y, entonces…”
Weed, tranquilamente, recogía plantas mientras hablaba. Solo escuchar la historia sobre la lucha contra la Legión de los no-muertos era excitante. Pale se sentía como si estuviera en una aventura. Mapan, habiendo visto la batalla en persona, era la envidia de todos.
“¿La misión ha tenido éxito?” – preguntó Pale cauteloso.
Del mismo modo, Mapan no estaba seguro del resultado ya que había visto al Lich Shire y Weed morir juntos. Si el Lich Shire había muerto un sólo segundo antes que Weed, la misión sería un éxito, si no, sería un fracaso.
“Bueno…”
La expresión de Weed era una de profunda depresión. ¡Tristeza y soledad! Una gran tristeza parecía emanar de él. Incluso un hombre enamorado rechazado por su novia no parecería tan decaído. Weed escarbó en la tierra, arrancó unas hierbas, y habló.
“Los objetos…”
“¿Sí?”
“Perdí mi oportunidad de saquear todos los objetos que Shire soltó al morir.”
¡Keoeog!
¡A pesar de que había completado con éxito una misión de clase ‘A’, Weed era un hombre que se lamentaba por los objetos que no había podido obtener!
‘Weed es el mismo de siempre.’ – Hwaryeong sonrió.
A pesar de no haber visto a sus amigos en mucho tiempo, recolectaba hierbas diligentemente para conseguir aunque fuera un cobre más, antes que simplemente charlar con ellos. Pero esa era la filosofía de Weed. Incluso si actuara distinto ahora, nunca cambiaría su estilo de vida.
Pale y Zephyr rápidamente saltaron al campo de hierbas.
“Weed, queremos ayudarte.”
Sin embargo, Weed sacudió la cabeza.
“No. No es vuestro trabajo hacer esta tarea tan aburrida, es cosa mía.”
“Pero aun así…”
“Sentaos ahí tranquilamente y dejad que yo me ocupe.”
¡El Weed de siempre nunca perdería la ocasión de aprovecharse de otros!
Pale, obedientemente, se sentó en una gran roca después de que Weed rechazara su ofrecimiento. Hwaryeong y Surka también se arremangaron para intentar ayudar a Weed, pero también fueron rechazadas.
“Este es mi trabajo, y yo lo terminaré.”
¡Ver es querer! Weed estaba más preocupado por las mujeres que por los hombres. Teóricamente, estas hierbas eran más deseadas por las mujeres, ya que aumentaban el vigor.
“¡Guau!”
“El viento aquí es estupendo, Maestro.”
“Hay un hueco libre a este lado.”
Con las plantas potenciadoras de aguante totalmente recolectadas, los geomchis se sentaron en unas rocas. Tras un rato, las bolsas de Weed estaban totalmente llenas de botellas con hierbas.
“Ufff, he terminado. Gracias a todos por esperar mientras las recogía. Ahora cocinaré un estofado de carne de conejo.”
“¡Bien!”
Las noticias de que Weed iba a cocinar les hicieron vitorearlo.
“¡Ajam!” – Geomchi carraspeó. – “Tengo la garganta seca.”
“Es como si me estuvieran clavando un cuchillo” – añadió rápidamente Geomchi2.
“Weed, nosotros cazaremos el conejo para el estofado. Mientras tanto, espero que puedas prepararnos algo fresco para beber con las plantas que has recogido.”
“Sí claro. De hecho, voy a preparar una bebida para morirse.”
“Eso estaría bien.”
“Si os hace sentir mejor, ¡dejaré que bebáis tanto como queráis!”
“Hay platos para comer y vino más allá de este valle.”
“¿No haríamos el viaje en vano? ¿No sería más rápido si empezaras a prepararlo ahora?”
“Ya basta. El alcohol es mejor beberlo frío. Dependiendo de la atmósfera, el aroma original y el sabor cambian mucho. Así que si lo bebemos en un ambiente relajado desde lo alto del valle, ¿cuánto creéis que mejorará el conjunto?”
“¿Ah, sí?” – Geomchi pensó: ‘Incluso un vaso habría sido suficiente...’
Weed decidió ir al otro lado del valle junto con sus compañeros. A cierta distancia del destrozado campo de batalla había un claro arroyo, lleno de peces.
“Con esto mejoraré algo mi habilidad de [Cocina]. De todos modos, dejad que llene la olla de agua del río.”
“Vale, ve pues.”
Weed cogió el puchero y lo llenó de agua del río. Entonces añadió la carne de conejo, y lo puso a hervir. Finalmente, sacó varias hierbas y aliños, para crear un sabroso estofado.
¡La comida revitalizó sus cansados cuerpos!
“¡Estupendo!”
“Realmente está delicioso.”
El plato que Weed había cocinado era un éxito. El estofado de conejo desapareció tan pronto como estuvo listo. El grupo entero literalmente luchó por lo que quedaba de sopa. ¡El apetito de los geomchis era insaciable! Sorprendentemente, superaron el esfuerzo combinado del grupo de Pale. Al final, el Maestro ganó, y todos los demás fueron ahuyentados. Weed les sirvió unas generosas raciones.
Por supuesto, nada de esto iba a ser gratis.
‘De un modo u otro, haré que me devolváis el favor.’
¡A los cerdos se los ceba como una inversión y luego se matan para obtener beneficios!
“Ah, esto quema la garganta.” – le había dado a Geomchi una copa de alcohol para beber.
¡Glup!
Algunos babeaban por la expectación. Geomchi no era el único que quería beber el alcohol casero de Weed.
“Ahora, dejaré que todos probéis un poco de mi bebida.”
Weed usó el cuchillo de Zahab e hizo vasos con la madera de los árboles de los alrededores y las repartió entre los presentes.
Spliiish
Un claro líquido esmeralda cayó en las copas. Nadie en su juicio habría podido resistir el dulce aroma que llenaba el ambiente. Los geomchis bebieron un trago y se quedaron extasiados.
“¡Uaaaaaaaaah! Esto está de muerte.”
Es mejor beber algo frío cuando tu cuerpo está caliente. El cuerpo se sentirá refrescado tras una buena bebida.
“Este licor es excelente, no puedo ponerle precio.” – dijo Geomchi y Mapan asintió.
“Está tan bueno que me siento mal bebiendo sin pagar. Tiene que haber sido difícil destilarlo. Y aquí estamos, bebiéndonos el dinero que tanto le ha costado conseguir a Weed.”
“Cada vez que bebo, me siento como si te debiera una disculpa, así que mejor lo pagamos. Te compro dos botellas.”
Después de que Pale hubiera bebido, también decidió comprar algo.
“Sí, yo vivo para bebidas como esta. Te compro diez botellas.”
Ahora que los geomchis ya no eran novatos, podían permitirse pagar por las bebidas. Weed, finalmente, podía hacer algo de dinero vendiendo alcohol. Pero no tenía que olvidar la modestia.
“En serio, no tenéis por qué hacerlo.”
“No pasa nada. ¿Puedes darnos otras cuatro botellas de tu famoso alcohol? Siento decirlo, pero ya se nos ha acabado, ¿puedes ponernos otra ronda?”
“Claro, ahora mismo, Maestro.”
Weed trajo alegremente más licor.
Los geomchis y los otros bebieron alegremente el licor hecho con fría agua del valle. Irene y Romuna decidieron levantarse para ayudar y dijeron:
“Weed, queremos ayudar.”
“No, por favor, dejad que lo haga yo. El alcohol sabe diferente según la habilidad de la persona que lo destila. De este modo, el licor tendrá el mejor sabor.”
Weed tenía sus propias razones para hacerlo y siguió sirviendo alcohol.
Por tanto, todos bebieron el delicioso licor de Weed como si fuera agua. Charlaron tranquilamente hasta beberse la última gota.




5 comentarios:

  1. uhmm sabes deberias revisas tu correo... así no llorarias por tus ¿perdidas?...

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el capitulo
    Y nunca revisó el correo, si no estaría bailando de alegría

    ResponderEliminar
  3. sabes me decepcionas Weed llorando por tus perdidas y perdiste la mayor oportunidad de tu vida solo por no mirar tu correo donde mierda esta maylon ella es reportera

    ResponderEliminar
  4. Ahhh quiero saber cuales seran las recompensas de la mision rango A

    ResponderEliminar