sábado, 5 de diciembre de 2015

Volumen 6 - Capítulo 5

Volumen 6 Capítulo 5
¡Corre, Karichwi!
Traducido por Sable
Corregido y editado por AM y DaniR



En una taberna en la capital del Reino de Haven, provincia de Aren.
Volk entró en el mugriento local. Había un par de empleados en la puerta haciendo preguntas y pidiendo monedas a quienes querían entrar.
“¿Asunto?”
“Descanso.”
“Cinco monedas de cobre para un descanso cómodo.”
La atmósfera era distinta a la de una taberna normal. Los empleados de otros sitios tenían como prioridad ser educados y tratar bien a los clientes. Volk echó un vistazo por la tosca y casi vacía taberna y se sentó. Pidió zumo de frutas para beber. Otras personas pueden pensar que alguien que bebe por cinco monedas de cobre debe ser un novato. Volk tenía nivel 367, era un jugador de nivel súper alto.
Volk no era el único.
El nivel de los jugadores en esta taberna era, de media, superior a 300. De los clanes conocidos, pocos tenían entre sus filas tantos de ese nivel, este era un lugar único. Los Jugadores Oscuros nombraban esta taberna en su foro: “Un lugar donde los Jugadores Oscuros pueden tomarse un descanso.”
Glup, glup, glup.
Volk se bebió el zumo disfrutando de cada trago.
Un sabor dulce. Se dice que un buen sabor puede eliminar la fatiga por completo. Si te sirven comida y bebida, debes comer y beber con moderación. Para los Jugadores Oscuros el dinero es lo primordial, por eso no malgastaban ni una moneda. Los Jugadores Oscuros subían sus niveles sin desperdiciar nada.
“La caballería de Barang se ha unido a los rebeldes.”
“La aldea de Roam busca mercenarios para luchar contra los monstruos.”
Dentro de la taberna, los Jugadores Oscuros intercambiaban las últimas noticias.
“Hay una oferta. Una misión para guiar a alguien al centésimo noveno altar de la sangre derramada, el pago son tres mil monedas de oro. ¿Quieres intentarlo?”
“¿Cuántos son?”
“Cinco, acaban de alcanzar nivel 190.”
“Si subes el pago a cinco mil, me lo pensaré.”
La taberna era un lugar donde ofrecer y recibir contratos. Era una forma para que los usuarios normales contactaran con los Jugadores Oscuros. Dependiendo de la oferta, ellos aceptaban o rechazaban los contratos.
¡Aquí era donde se movía la economía sumergida del continente de Versalles!
En este momento, Royal Road se había convertido en un juego del que todo el planeta disfrutaba. El número de Jugadores Oscuros había alcanzado la cifra de veinte millones. Repartidos aquí y allá, ellos solo aparecían donde había dinero y objetos. Aunque dispersos e independientes, juntos tenían una fuerza incomparable
‘Este lugar nunca cambia.’
Volk descansaba cómodamente. Enseguida empezó a rememorar buenos recuerdos. Eran de la mujer que amaba. Había empezado a jugar por ella. Había luchado a su lado en numerosas batallas. Era incapaz de vivir sin ella.
Finalmente, ¡un día se había confesado!
Le había pedido a un escultor que había conocido en el Reino de Rosenheim que le hiciera un ramo de flores para ella. El emotivo ramo había tenido el máximo efecto; al poco, los dos estaban casados. La vida había sido buena desde entonces.
Había estado cautivado por ella durante un año en Royal Road. Siendo sinceros, casi lo había estado también en la vida real, pero para entonces era imposible; ambos estaban demasiado ocupados con el trabajo. El hecho era que sólo habían podido convertirse en pareja gracias a Royal Road.
- Cariño, he ganado mucho dinero.
- ¡Yo he conseguido un montón de objetos, pasa!
- ¿Tú también?
Había nacido una perfecta pareja de Jugadores Oscuros.
Su esposa estaba muy ocupada completando misiones para el clero, así que Volk cazaba y vagaba en solitario.
“Disculpa, ¿cuál es su nivel y clase?” – Volk, en condición de Jugador Oscuro, estaba sentado solo y unas personas se le acercaron. Esa gente pagaba para que se uniera a su grupo.
Cazar en solitario puede ser difícil, así que este era un lugar para encontrar compañeros. Por supuesto, la división de roles y el reparto del botín se dejaba bien clara. Siendo uno de los Jugadores Oscuros, si no puedes cumplir tu parte del trato o eres excesivamente avaricioso, puedes ser arrestado y marcado como proscrito. En los casos más graves, incluso expulsado y ejecutado cuando el resto de Jugadores Oscuros se volvían en tu contra.
Volk les respondió con una leve sonrisa.
“He venido desde muy lejos; me gustaría estar solo por ahora.”
“Oh, claro.” – normalmente, se disculpaban y se marchaban.
Para los Jugadores Oscuros, este lugar era su único refugio. Un lugar donde poder descansar tranquilos. Había reglas, como no molestar a los demás.
Ñiiiiiiic.
Volk llevaba un tiempo sentado cuando la puerta se abrió de par en par. Era una persona sola, un Jugador Oscuro. Con experiencia, era fácil distinguirlos por su equipo. Casi siempre, los Jugadores Oscuros priorizan la eficiencia, pero al mismo tiempo evitan llamar mucho la atención usando equipo extravagante.
“¿Asunto?”
“Secreto.”
“...”
En ocasiones aparece alguien así. ¿Dónde está el secreto si tu comportamiento lo va anunciado por todas partes? El ambiente cambió rápidamente según el recién llegado intercambiaba susurros con los Jugadores Oscuros de varias mesas. Algunos enseguida negaban con la cabeza. Otros asentían al principio, pero también lo rechazaban tras varias frases.
No había nada que indicara si quiera un poco de descontento tras los rechazos. De hecho, parecían tener cierto respeto por el hombre.
“¿Qué es lo que quieres?”
“Una posible misión de dificultad ‘A’, ¿te interesa?”
“...” – Volk guardó silencio unos momentos.
Una misión de dificultad ‘A’ no era de lo mejor. Empezaba a entender por qué el resto habían rechazado.
“No creo, será muy difícil.”
“Tengo preparados jugadores de mi propio clan. Sólo necesito cubrir unas cuantas plazas más con mercenarios.”
“¿Qué gremio?”
Alas Carmesí
El gremio ocupaba el décimo puesto en términos de territorio en el continente de Versalles. Poseían al menos siete fortalezas en el centro del continente.
“Si es así, las posibilidades son buenas.” – había despertado el interés de Volk. Lo cierto era que estaba cansado de cazar solo.
“¿Nivel mínimo?”
“Sobre 350.”
“...”
“¿Te interesa? ¿Quieres conocer las condiciones?
“Puede ser.”
“Bueno, es un alivio. El salario base son veinte mil monedas de oro. Si mueres durante la misión, habrá una compensación de otras cincuenta mil. Si la exploración de las ruinas nos lleva más de veinte días, dos mil monedas de oro extras por día.”
“Esas condiciones son muy buenas…”
“A cambio, cualquier objeto que saquemos de las ruinas nos pertenece. Como puedes ver, nosotros nos encargamos de la logística y de todo lo necesario para proseguir con la misión así que deberíamos ser capaces de completarla. Y nosotros protegeremos las vidas de los nuestros”
‘En resumen, suena como si no les importara vivir o morir, o cuánto dinero se gastan.’
“Son las ruinas de un Rey…”
Aventura o recompensa, ambas llamaban a Volk y le animaban a participar.


* * *


¡Pale y Maylon!
La pareja se había vuelto inseparable.
“¡[Ataque al punto vital]!”
¡Disparaban flechas al corazón y a la garganta del monstruo simultáneamente! Tras el ataque conjunto de los arqueros, Irene continuó con magia divina.
“Luz divina, corrige la maldad de este mundo. ¡[Ceguera Sagrada]!”
Radiante luz blanca surgió de las manos de Irene y se reflejó en los ojos del monstruo. La magia divina era de poder puro, bloqueaba la vista de las criaturas con luz brillante. Y estando cegados no podían combatir bien.
“¡Kueeek!”
El poderoso monstruo estaba recibiendo una paliza como si se tratara de una cría. [Ceguera Sagrada] también causaba algo de daño. El daño era pequeño, ya que el hechizo estaba centrado en inutilizar, pero el coste en mana era pequeño y contra monstruos con atributo maligno, su eficiencia era alta.
Al alcanzar nivel 200 y evolucionar la clase a Sacerdotisa, había ganado esta habilidad.
“Sin dudas, quema como el abrasador fuego y deja sólo cenizas. ¡[Campo de Fuego]!”
Romuna era formidable. ¡Magia de fuego en área! En el lago subterráneo, había monstruos asociados al elemento agua. De repente, se veían golpeados por magia de fuego que era su enemigo natural. Evaporaba toda el agua de sus cuerpos y les causaba muchísimo daño. Para una especialista en magia de fuego como Romuna, el lago elemental era la mejor zona de caza.
“¡Siente el poder de mis puños de acero!”
Finalmente, Surka había aprendido la habilidad que soñaba al convertirse en Diaconisa.
“¡Acumula maná y destroza a los enemigos con su poder!”
Aunque consumía mucho maná, era la única forma de causar daño a los enemigos a distancia sin usar un arco. Con esto, podía causar su daño completo a enemigos hasta a diez pasos de distancia.
¡Zephyr, Hwaryeong y Mapan!
De los tres, Hwaryeong había sido especialmente bien recibida.
Irene, Romuna, Surka y Maylon, todas eran increíblemente hermosas. Cuando estás de caza y no hay nada que hacer excepto esperar a que aparezcan monstruos, ¡lo único que puedes hacer es descansar!
¡Conversaciones de mujeres!
“¿La historia que emitimos ayer?”
La retransmisión de la historia de Maylon le llevó tres horas. El tiempo de emisión fue de sólo una hora, pero había que sumar la preparación, el maquillaje, quedar y hablar con los entrevistados.
Pero eso no era todo. Apenas habían empezado.
“Parte de mi tiempo lo dedico a voluntariado.”
“En nuestra escuela…”
Romuna e Irene eran ambas estudiantes universitarias y cada una contaba sus historias, clubes y otros temas. Sólo habían asistido durante un año antes de pedir un permiso de ausencia, pero sus conversaciones nunca terminaban. Surka estaba en el instituto y le interesaban varias aficiones: leer, coleccionar modelos de plástico, moda y cosas así.
Como era normal, Hwaryeong no tuvo problemas en unirse al cotorreo. Enseguida dirigió la conversación hacia sus experiencias viajando por el mundo, a lugares como Milán, Venecia, Roma, Londres y Nueva York.
Estas cinco mujeres conseguían una gran armonía mediante el cotilleo.
Bailando alrededor de los enemigos, Hwaryeong atacaba. Entonces Zephyr se enzarzaba con los monstruos de primera línea y los distraía. Habían descubierto que la portentosa vitalidad del pescador podía resistir los ataques enemigos. La posición dedicada a cubrir al resto del grupo era la que normalmente tomaba un guerrero, pero había sido ocupada por el pescador Zephyr.
¡Le tocaba la tarea más difícil!
Él y su absurda resistencia tenían que soportar la totalidad de los ataques enemigos.
“Es tranquilizador que Zephyr esté aquí.”
“Nunca pensé que los pescadores pudieran luchar.”
“Lo admito, al principio pensé que pescar sería una habilidad tonta, ¡pero esto es absurdo!”
¡Tranquilizar a los compañeros mediante alabanzas!
Al principio no hacían cosas así, siendo inocentes y tal. Pero tras conocer a Weed habían cambiado. ¡Alabanzas y piropos! Esta técnica que habían aprendido de Weed funcionaba una y otra vez, incluso ahora. Se puede decir que habían aprendido cómo vivir en el mundo.
Incluso en medio de todo esto, la presencia de Mapan apenas se dejaba sentir. Hasta el extremo de que durante las batallas era complicado saber dónde estaba. Pero, en cuanto la pelea terminaba, aparecía para recoger el botín. Tras comerciar con todos los artículos de los Geomchis y del resto del grupo, había renacido como un gran comerciante.


* * *


Ciudadela de los Elfos Oscuros.
Weed necesitaba restablecer su dominio sobre los orcos y los elfos oscuros.
¡Liderazgo!
Al dejarlos a su aire, la ley y el orden del ejército disminuía con el tiempo. Aunque de forma temporal, Weed había tomado el mando de ambos para combatir a la Legión de no-muertos. Además, el [Liderazgo] de Weed eran tan alto que era casi imposible encontrar quien lo igualara.
«¡VOSOTROS! ¡DEJAD! ¡DE! ¡JUGAR! ¡Y! ¡PONÉOS! ¡A! ¡TRABAJAR!»
Habilidad: has usado [Rugido del León]. La moral de tus unidades dentro del alcance ha aumentado un 200%
Se ha eliminado todo tipo de confusión.
Además, durante los próximos cinco minutos, se añade un 205% más de [Liderazgo].


“¡Chwiik! ¡Vamos a hacerlo!”
“Hay que trabajar. Chwichwik.”
Algunos que estaban fuera de alcance siguieron descansado, pero la mayoría de los cien mil orcos presentes le hicieron caso. Al unísono se pusieron en pie para construir muros y cargar suministros.
La obediencia dependía no sólo del atributo de [Liderazgo], también de su admiración por las habilidades del comandante. En el caso de los orcos, les gustaba su gran determinación. Beligerancia innata, le seguían porque no se echaba atrás en una pelea. El alto [Espíritu Combativo] de Weed también era más que suficiente para los orcos. Los elfos oscuros eran más difíciles de complacer, les interesaba más el conocimiento y la sabiduría, y tenían una afinidad con la naturaleza, el encanto y las artes que se reflejaba en su carácter.
“Puede que nos comande, pero no es inteligente ni entiende la sabiduría de la tierra. Sólo es un humano.”
“¿Conoces la historia de las hojas otoñales? Veo tu talento artístico, así que seguiré tus órdenes.”
Sus altas puntuaciones en habilidades como [Cocina], [Botánica] y otras relacionadas con la naturaleza, junto con su alto atributo de [Arte], le permitían liderar a los elfos oscuros. Estos creaban trampas mágicas y utilizaban hechicería para hacer crecer árboles enormes de forma instantánea alrededor del castillo. Impresionantes ramas se extendían por todo el área mientras los troncos alcanzaban un tamaño gigantesco. Los árboles estaban también llenos de espinas. Las características de estos árboles los convertían en un bastión natural. Arbustos frutales crecían amontonados. Debido al absurdo número de orcos, serían una buena fuente de alimentos.
El Vampiro Tori y el Caballero de la Muerte Vhan Hawk también eran importantes. Ambos eran monstruos jefes, que gobernaban sobre sus subordinados. Tori había resucitado a su clan vampírico, que había perecido cuando fue derrotado. Van Hawk había recolectado cadáveres para crear su propia unidad de Caballeros de la Muerte.
¡Diente por diente! Ahora dirigía su propia legión de no-muertos.
Mientras todos trabajaban duro preparándose para la guerra con la Legión de no-muertos, Weed se dirigió a la torre de rocas que los orcos habían apilado. Y empezó a esculpir.
¡Un elfo oscuro!
Esculpió un elfo oscuro sobre la marcha y, mientras su figura empezaba a aparecer, tuvo la inspiración: una imponente imagen de un elfo oscuro cubierto de las llamas elementales con las que habían abrasado a los orcos. Weed le había dado un toque audaz y rudo.
Cuando terminó la escultura los elfos oscuros se reunieron a su alrededor.
“El humano nos ha dado una escultura.”
“Creía que no les gustábamos, pero por el afecto que nos tiene ha creado esta obra.”
¡Ding!
¡Obra Maestra! ¡Un regalo para la raza de los elfos oscuros!
¡Llamar a esto la obra de un maestro escultor no es suficiente!
Salvajes y amantes de la lucha, los elfos oscuros ocasionalmente revelan su presencia al mundo exterior. No es comparable el alma de estos agresivos canallas con los elfos normales.
Valor artístico: 120.
Efectos:
Aumenta la [Salud] y la regeneración de [Maná] de los elfos oscuros un 3% durante un día.
Aumenta la [Velocidad de movimiento] un 25%.
Al [Correr], aumento adicional de un 5%.
Disminuye la [Fuerza] en 10%
Aumenta la [Agilidad] un 20%.
Aumenta la [Inteligencia] un 10%.
Aumenta la [Sabiduría] un 10%.
Los exploradores elfos oscuros ven su campo de visión aumentado un 50%.
Todas sus habilidades suben un nivel.
Los efectos no se acumulan con los de otras esculturas.
Número total de Obras Maestras creadas: 7.


Se ha ganado experiencia en [Dominio de la Escultura].
[Fama] ha incrementado en 41 puntos.
[Aguante] ha incrementado en 3 puntos.
[Inteligencia] ha incrementado en 1 punto.
[Resistencia] ha incrementado en 2 puntos.


Ahora podía crear Obras Maestras fácilmente, pero la [Fama] y el resto de atributos no subían mucho. Cuánto aumentaban dependía principalmente de la calidad de la estatua. Apenas ganaba [Fama] por crear una Obra Magnífica, y aún menos atributos. Al crear una estatua gigantesca durante días enteros todavía ganaba [Resistencia] y [Aguante] por el esfuerzo, pero los otros atributos no mejoraban. Aun así, como escultor, aumentar ambos podía verse como un privilegio.
“¡Comprobar habilidad, [Dominio Escultural]!”
[Dominio Escultural] Intermedio – 9 [28%]
Eres capaz de tallar hermosas esculturas que pueden venderse por un alto precio. Es una buena forma de ganar el favor de una mujer.


Había pasado mucho tiempo desde que la habilidad había alcanzado el nivel Intermedio – 9. Había estado ocupado combatiendo y haciendo misiones. Mientras lideraba a los orcos no había podido esculpir nada para subir la habilidad.
‘Bien. Creo que tendré que hacer más estatuas.’
También hizo una estatua para los orcos. De aspecto salvaje mientras blandía su arma. La Obra Maestra aumentaba el valor y la determinación de los orcos. A cambio, era tan horrible que apenas podía mirarla.


* * *


El Director Khang de KMC Media estaba enormemente frustrado.
¡Habían pasado tres días desde que el vídeo del Salón de la Fama se había publicado!
‘Necesito conseguir ese contrato, lo necesitamos…’
Sólo hoy, el Director había enviado cinco ofertas al email que había subido el video. Obviamente se identificaba como representante de KMC Media. Quería los derechos exclusivos para revelar el contenido de la misión y los vídeos del combate. Pero no había tenido respuesta.
“¿Es que no te han llegado los correos? Si no estás interesado, al menos respóndeme para decir que no. ¡Maldita sea!”
El Director Khang no pudo contener su ira.
La protección de privacidad de Unicorn era muy estricta, nunca compartían detalles personales, como la dirección u otra forma de contacto, con la emisora. Así que su única forma de hablar con él era a través de su cuenta de correo.
‘Teniendo en cuenta la velocidad de Royal Road y cuándo empezó la misión, dentro de cuatro días todo habrá acabado…’
Debido a la cercanía de la fecha límite, el Director Khang estaba impaciente.
En la web de KMC Media las peticiones de usuarios ya habían alcanzado los diez millones de comentarios. El quinto día de la misión, el interés aumentó todavía más. Aunque no consiguieran la emisión en vivo, quizás pudieran lograr algo.


* * *


Su hermana se fue temprano a clase, así que Lee Hyun tenía un rato libre. Encendió el ordenador y se conectó a internet. Primero visitó la página de las subastas.
Los Jugadores Oscuros te invitan a su Unión.


Los Jugadores Oscuros eran incansables, seguían mandándole invitaciones a pesar de que ya se había unido. Lee Hyun inmediatamente descartó la invitación y volcó su atención en los precios de los objetos.
“A ver… ¿Han subido los precios?”
Poco a poco había reunido objetos mientras viajaba por las Llanuras de la Desesperación, y los había guardado en su mochila encantada, que podía reducir el peso y tamaño unas siete u ocho veces. La mayoría no se habían vendido. Las subastas sobre el equipo de la Aldea de los Exiliados no habían conseguido un buen precio, al punto que en muchas nadie había pujado. Había creado subastas para vender objetos y ganar dinero, pero para ello las pujas tenían que salir adelante. Pero el problema era que nadie estaba interesado en ir hasta las Llanuras de la Desesperación para comprarlos. Por eso, era normal que los Jugadores Oscuros cazasen cerca de castillos importantes. Si conseguían equipo, siempre podían vendérselo a jugadores en las cercanías. Pero así era difícil encontrar objetos valiosos.
‘Como Jugador Oscuro, no creo que tenga otra opción que ir.’
Las mazmorras cerca de castillos grandes estaban llenas de usuarios y los monstruos escaseaban. Lo normal era tener que irse algo más lejos para cazar. Así que cerca de una ciudad con muchos habitantes, había pocas probabilidades de encontrar algo útil para un Jugador Oscuro. ¡Podían estar contentos si encontraban algo que vender! Pero los objetos solían ser comunes y entonces era inútil venderlos, ya que muchos ya los tienen.
Lo que más se vendían eran objetos para niveles bajos o intermedios, pues había pocos compradores para el equipo más caro. Ese era un problema con el que se encontraban todos los Jugadores Oscuros.
Era raro encontrarse a uno en sitios con mucha gente. En Royal Road siempre puedes ser el primero en encontrar una misión o entrar en una mazmorra, y eso proporciona experiencia y recompensas adicionales.
Áreas desconocidas y misiones. Arriesgar sus vidas en busca de enemigos y objetos. Los Jugadores Oscuros eran aquellos que realmente iban a la aventura, por razones como conseguir buenos objetos y venderlos, ya que era un negocio muy lucrativo. Lee Hyun había pasado varios meses de juego en las Llanuras de la Desesperación y había conseguido muchos objetos. Pero, con la misión a punto empezar, estaba demasiado ocupado para deshacerse de ellos.
‘Será peor cuanto más tarde…’
Las subastas no necesitaban atención, ya que el precio estaba más o menos fijado.
Guja: 150.000 wons.  Armadura de orco: de 50.000 a 100.000 wons. Las ropas élficas valían más de 400.000 wons.
Para muchos de los objetos que se vendían, no era exagerado decir que el precio estaba estandarizado. Otros habían ganado valor debido a su reputación, y el precio había subido. La última vez que la vio, el precio rondaba los tres millones, así que la espada de Agatha debería venderse por tres millones y medio de wons.
‘Quinientos wons, quinientos uno, quinientos dos…’
El precio de la subasta subía sólo un won cada vez y, aunque le había costado, había superado los tres millones y rondaba los tres y medio. Pero no podía esperar tener siempre tanta suerte.
Así que el precio por todo deberían ser seis millones y medio.’
Lee Hyun tenía una expresión amarga.
Llevaba tres meses cazando en las Llanuras de la Desesperación. Hasta que no terminara la misión, no podía usar el portal de teletransporte y sería peligroso cargar con todo el equipo. Si el precio de venta era sólo eso, no era satisfactorio.
‘Unos ingresos de algo más de dos millones al mes. Eso no es suficiente. El año que viene, Hayan va a ir a la universidad…’
Al entrar a la universidad, había que pagar matrículas, libros de texto, ropa; todo eso costaba muchísimo dinero.
‘Y no es fácil; no hay muchas formas de conseguir beneficios en las Montañas Yuroki.’
Aunque había subido de nivel y aumentado su [Fama] en el camino, lo que le importaba era conseguir objetos. Para conseguir dinero, venderlos era lo mejor. Aunque era cierto que la mayoría del equipo orco y élfico que había recogido no se vendía muy caro.
‘Necesito terminar esta misión lo antes posible. Tengo que salir ya de las Llanuras de la Desesperación.’
Lee Hyun echó un vistazo a la subasta. Debido a que era de Weed de Continent of Magic, miles de comentarios llenaban el mensaje.
     - Esto es muy decepcionante. ¿Dónde te has metido? Actualiza de vez en cuando o algo, por favor queremos saber.
     - ¿Te has unido a los Paladines de Freya para una expedición, o estás sólo? He oído que hay muchas nuevas misiones en las zonas del norte.
     - Cuéntanos sobre los caballeros, ¿cómo nos unimos?
Desde que había puesto a la venta la espada de Agatha, la gente había confundido su afiliación con la Iglesia de Freya.
‘He recuperado la Corona de Fargo y el Cáliz de Helaine; no importará que después suba esta misión en el Salón de la Fama.’
Lee Hyun murmuraba mientras veía los comentarios en la subasta.
Por lo visto no había demasiados jugadores que hubieran oído de su misión de recuperar los objetos sagrados de Freya de boca de los PNJ. Siendo así, esta misión tendría mucha repercusión y le daría muchas visitas para su Salón de la Fama.
“Dinero, el dinero es lo mejor. ¡Jajajajaja!”
Lee Hyun tenía una sonrisa malefica.
Mientras se hacía pasar por el orco Karichwi tenía una risa despreciable y se comportaba con egoísmo, pero ahora no lo era menos.
“Kuhuhuhuhu.”
No podía esconder su codicia por el dinero; sonrió mientras miraba el monitor. Tras un rato, Lee Hyun entró en la página de Royal Road y fue al Salón de la Fama. Más de quince millones de visitas. Los comentarios alcanzaban los cientos de miles. Le preguntaban cosas, desde detalles de la misión, al nivel y profesión de su personaje.
Esta respuesta apabullante era más de lo que esperaba. Para él esto era sólo un extra, si hubiera conseguido unas pocas visitas y apenas le hubieran pagado, habría estado satisfecho. Pero esto era sorprendente.
‘Esto está bien.’
Pero aun así no tenía muchas expectativas. La duración de la película superaba las diecinueve horas y no puede verse de golpe, quizás por eso las visitas eran tan altas.
‘De todos modos, no sé cuánto sacaré de esto. Más tarde veré la cantidad.’
Hyun cerró la ventana tras mirar los comentarios un momento. Pensó en mirar también su correo pero lo ignoró. Su cuenta había acumulado más de diez mil mensajes. Correos haciéndole preguntas sobre la misión o sobre sí mismo. Peticiones para unirse a clanes, cacerías o incluso pidiéndole el teléfono. La bandeja de entrada estaba saturada de docenas de mensajes y que serían, sin duda, una molestia de leer.
Hyun ni se molestó en abrirlo y se levantó de la silla.


* * *


¡CRACK! ¡BOOM! ¡BANG!
Las preparaciones para la guerra avanzaban a buen ritmo en el castillo de los elfos oscuros. Día a día, se reparaban cosas y se añadían nuevas expansiones. Los orcos estaban construyendo cinco murallas y cuatro barricadas desde la base de la montaña. El objetivo era convertir la montaña entera en un campo de batalla. Algunos de los orcos que se habían marchado habían regresado trayendo sus tribus. Todo estaba lleno de orcos. ¡Su fertilidad daba miedo!
Alrededor de cuarenta mil orcos habían muerto en la batalla; unos sesenta mil se habían marchado y al volver habían traído medio millón. En el camino, los líderes orcos hablaron con Weed.
“¡Chwiik, chwiik! Entre los orcos hay un dicho, ¡golpéanos y no moriremos! ¡Chwichwik! Traeremos más para luchar. ¡Somos orcos!”
Según lo que le habían dicho los orcos, casi un millón estaría listo para luchar el día de la batalla decisiva. Los elfos oscuros también convocaron a sus tribus. Ellos vivían en grupos dispersos por todas las Montañas Yuroki. Los elfos oscuros eran reservados y excelentes asesinos. Asesinos que podían emboscar a aquellos con poca resistencia le serían muy útiles.
También estaban los soldados del Reino de Rosenheim, los nigromantes y los vampiros al mando de Tori; su bando reunía un poder formidable. Pero Weed no las tenía todas consigo.
¡La fuerza de las Legiones de no-muertos!
Sólo con matarlos no era suficiente. Era necesario purificarlos o destruirlos completamente usando magia sagrada para que no pudieran ser resucitados de nuevo. Además las propias bajas aliadas podían ser revividas y convertidas en enemigos. Si los elfos oscuros y el millón de orcos se convertían en no-muertos, la misión sería un fracaso absoluto.
Si las cosas empezaban a ir mal, sería muy complicado evitar que las legiones de no-muertos crecieran en número. Con su naturaleza, sería muy difícil matarlos más allá de cierto límite.
“Sacerdotes, seguidme.”
Weed empezó a descender la montaña junto a los clérigos. Al salir de la fortaleza, los nigromantes les alcanzaron.
“Weed, ¿has olvidado tu promesa? Para destruir a la Legión de no-muertos, necesitamos poder creer en tus palabras.” – tenían miedo de que estuviera intentando escapar.
Era difícil mantener la confianza cuando ellos mismos estaban tan nerviosos, si hasta el propio Weed quería abandonar.
Sin embargo, él no quería arrepentirse de nada.
“Debemos prepararnos para la batalla, hay mucho que hacer.”
“Lo entiendo. Prometo que regresaré.”
“Sabemos que lo harás.”
Apenas prestando atención al nigromante, Weed marchó con su grupo hasta la cueva de las Llanuras de la Desesperación. El portal de teletransporte estaba dentro de ella.
“Sacerdotes, abrid la puerta.”
“Sí.”
Usando su fe, los sacerdotes reunieron maná y activaron el teletransporte. Weed pronto desapareció con un destello.


* * *


“Bardo nivel 170 busca grupo.”
“¡Alguien para cazar monos en el bosque!”
“Vendo armadura de cristal de hielo barata. Cómprala mientras está de oferta, te mantendrá fresco.”
“Escultor busca grupo. Dejad que me una, por favor, por favor, por favor, tened compasión. ¡Nunca lo olvidaré!”
La Ciudad Libre de Somren.
El lugar donde Weed había aparecido estaba en medio de donde la gente hacía negocios.
‘Sigue estando lleno de gente.’
Sin embargo, había una diferencia: de vez en cuando veía a escultores, pintores, alfareros y otros oficios artesanos. La pirámide que Weed había construido todavía era tema de conversación. Ver a alguien construir algo tan impresionante entusiasmaba a la gente. Las profesiones artísticas se habían puesto de moda. Pero debido a las burlas que recibían, muchos abandonaban pronto.
Los escultores no lo tenían mejor. Era muy difícil cazar. Para Weed, le había resultado más fácil gracias al duro entrenamiento, que le había proporcionado atributos y habilidades por completarlo, pero los artesanos eran débiles. Además, a pesar de lo que pensaba al principio, la clase de Legendario Escultor de la Luz de la Luna era muy poderosa.
Aunque se lamentaba de que sus atributos no tuvieran relación directa con el combate, poco a poco su alta [Resistencia] y [Aguante] marcaban la diferencia. La habilidad de [Artesanía] potenciaba su daño y también bonificaba al resto de habilidades profesionales. [Cocina] estaba en Intermedio – 5, [Pesca] en Intermedio – 1, [Herrería] y [Sastrería] en Intermedio – 2.
Uno no puede dedicarse a la escultura sin ser un trabajador feroz, y eso sin contar que había que tener otros oficios. Incluso si querías crear algo específico, el resultado final dependía de la suerte. Por esas razones algunos gremios podían subvencionar a uno por razones estratégicas, pero para el resto era un camino de sufrimiento. Siendo escultor era muy difícil que te incluyeran en un grupo.
El que pedía ayuda era un niño pequeño. Cada vez estaba más desesperado, con una cara larga intentaba encontrar compañeros. En el momento en que Weed vio al chico, lloró cuando los recuerdos de las dificultades que había superado aparecieron todos a la vez.
“Es un trabajo duro.”
Al oír esas palabras, el muchacho levantó la vista.
“¿Un compañero escultor?”
Weed asintió.
“Hacer esculturas es un trabajo duro, pero llegará un día en que verás la luz.”
“En diez días he hecho más de diez mil esculturas. Me canso sólo de mirar una rama de árbol o una estatua. Zorros y conejos, llevo miles, ¿cuantos más tendré que hacer?”
Como le había pasado a Weed, no había mucha información sobre el trabajo de escultor; el chico estaba atravesando un periodo de ensayo y error. Incluso aunque no tenía especial aprecio por el chaval, había trabajado especialmente duro. Habiendo pasado por lo mismo, Weed generosamente compartió su conocimiento para ayudarle a crecer.
“Una vez que has hecho algo, si es posible no lo repitas mucho. Esos diez días no han sido suficientes para mejorar tus atributos. No vas por mal camino. Mejora tu [Arte]. Cuando el artesano tiene suficiente [Arte], entonces es capaz de crecer. Anímate.”
“¡Buaaaaaaaaaaaaaa!” – al final, el chico empezó a llorar. – “No quiero ser escultor.”
“Entiendo cómo te sientes.”
Weed había hecho muchos negocios en la ciudad en el pasado y no sabía quién podía reconocerlo; se cubrió la cara y avanzó discretamente hasta la Iglesia de Freya.
Frente la iglesia, había una cola para dar donativos y recibir bendiciones.
“¡No os coléis!”
“¡Haced una línea!”
Los jugadores creaban una multitud enfrente del templo. Weed se puso a la cola para entrar. Sin embargo, dos guardias armados con lanzas que custodiaban la entrada se le acercaron.
“¿Eh?”
“¿Es un gran pecador?”
Esta era una situación extraña, normalmente los guardias no se movían de su sitio. Ambos se aproximaron y le hablaron.
“Has venido. Por favor ven por aquí.”

Como había conseguido muchísimos puntos de contribución con la Iglesia de Freya, su reputación había aumentado y hasta los guardias le reconocían. Acompañándolos, Weed fue a ver al Alto Sacerdote.




4 comentarios:

  1. ese weed es un flojo deberia poner mas atencion a su correo jajaja

    ResponderEliminar
  2. "Es un gran pecador?" lol alavem a zatam

    ResponderEliminar
  3. uhmm ¬¬ Weeb... deberias de ver bien tu correo... en serio... quieres dinero y no lo ves cuando se te presenta

    ResponderEliminar