sábado, 5 de diciembre de 2015

Volumen 5 - Capítulo 5

Volumen 5 Capítulo 5
La Aldea de los Exiliados
Traducido por Oceans223
Corregido y editado por AM, DaniR



Como de costumbre, Lee Hyun se despertó temprano y empezó a hacer sus tareas habituales.
Primero visitó el sitio web de la ’Unión de Jugadores Oscuros’ y comenzó a leer los mensajes más recientes.
Como le había dicho Choi Junghoon, la web tenía un montón de información acerca de misiones, mazmorras, combinaciones de habilidades o, incluso, rutas comerciales.  Y puesto que era un sitio para jugadores oscuros, la mayor parte de la información era acerca de los objetos.
Lee Hyun tenía un acceso de nivel ‘C’ por lo que podía ver las entradas correspondientes a dicho nivel.
‘Hoy tampoco hay nada especial.’
Buscaba cualquier artículo relacionado con objetos únicos y, a pesar de que sólo tenía acceso de nivel ‘C’, a veces se encontraba con algunos datos interesantes. Por lo general, eran aportados por otros jugadores con el mismo nivel de acceso; hablaban sobre sus aventuras, misiones secretas y las recompensas que recibían. Estos mensajes rápidamente fueron haciéndose populares, por lo que eran trasladados a otras secciones a las que él aún no podía acceder.
Lee Hyun intentaba leerlos antes de que esto sucediera.
Cerca de 3 o 4 mensajes de este tipo aparecían cada día. Y, si te esmerabas en encontrarlos, podías leerlos antes de que fueran trasladados.
Sin embargo, hoy no había nada que le interesara, por lo que Lee Hyun había perdido el tiempo otra vez.
‘No importa. De todos modos estoy casi sin puntos...’
Todos los días, unos cuantos puntos se restaban de la cuenta que usaba Lee Hyun. Pasaba cada vez que leía un mensaje. De esta forma, la ‘Unión de Jugadores Oscuros’ se aseguraba que cada miembro enviara información útil para ganar puntos, los cuales podían ser usados para conseguir más información.
Lee Hyun se levantó de la silla y bajó al salón, se puso una chaqueta, cogió la cesta de la compra y salió de casa.
Todas las mañanas, después de ojear y revisar las noticias de internet, iba al mercado para buscar alguna comida barata.
“¡Buenos días!”
“¡Oh, chico! Hoy has venido muy pronto. Ésta mañana tengo un poco de pez sable fresco. Te lo dejaré barato.”
“Te lo agradezco.”
Hyun venía al mercado todos los días, así que era normal que todos los vendedores le conocieran muy bien.
‘¡Bastardo exigente!’
‘¡Maldita sea! ¡Qué tipo más codicioso!’
Incluso en la compra de un solo pez, Hyun era muy escrupuloso. Él siempre estaba preguntando dónde había sido capturado, comprobando cómo de fresco estaba examinando los ojos y la boca. Era capaz de notar cada pequeño detalle, incluso la forma en la que se le había retirado el anzuelo al pez.
Los vendedores en el mercado se aprovechaban de los clientes sin ningún conocimiento sobre la frescura del pescado. Sin embargo, Lee Hyun era muy consciente de esos asuntos y nunca dudaba en regatear. Conocía todos los precios muy bien e intentar venderle algo por un precio por encima del que merecía era el mayor error que alguien podía cometer.
Además, Hyun no siempre buscaba la comida más barata. Las mañanas que tenía que cocinarle a su hermana, sólo compraba lo mejor de lo mejor. Este tipo de mala fama le permitía comprar mejor comida a precios razonables sin que tuviera que regatear.
Utilizando los mejores ingredientes que trajo del mercado, hizo un guiso de pez sable con salsa de soja para su hermana.
“Gracias hermanito. Todo estaba riquísimo, como siempre. ¡Me marcho a clase!”
“Vale, ten cuidado.”
Una vez que su hermana se fue a clase, era hora que Hyun dedicara tiempo a sí mismo.


* * *
Lee Hayan se preparaba con ansia para los exámenes de ingreso a la Universidad de Corea, por lo que estaba reuniendo toda la información que podía. En la página web de la universidad descubrió, por sorpresa, que había muchas maneras de ser aceptado en ella. Pero una en particular llamó su atención: ser jugador profesional de videojuegos.


Tras llegar la Realidad Virtual a nuestras vidas, especialmente el revolucionario ‘Royal Road’ a nuestra universidad, se ha abierto una facultad dedicada exclusivamente a los videojuegos. Ahí se estudia toda la historia del mundo de los videojuegos, desde el principio hasta la actual Realidad Virtual.
Condiciones necesarias:
        Registro de premios relacionado con los videojuegos.
        Diploma escolar (GED).
Después de comprobar la información proporcionada, los solicitantes serán entrevistados por el profesorado, el cual comprobará dichos conocimientos y evaluará sus aptitudes.


La Realidad Virtual daba a la gente la oportunidad de vivir su sueño. No había nadie con discapacidades y todo el mundo era capaz de disfrutar de sus aventuras al máximo.
Después del lanzamiento de ‘Royal Road’, el número de agencias de viajes y, en consecuencia, el número de facultades de turismo y transporte fueron disminuyendo. Pero, en su lugar, empezaron a aparecer facultades asociadas con los videojuegos. Hayan sabía que  exactamente eso era lo que le había ayudado a su familia a salir de la pobreza. El dinero de la venta del personaje en el videojuego de su hermano.
‘Hyun no tiene ningún premio, pero tiene registros sobre la venta de su personaje, ¿quizás esto le sirva?’
Aunque los registros de venta no eran un premio de juego, aún significaban un logro y podrían servir como un buen argumento. Además, Hyun tenía amplio conocimiento del tema. Durante su año de preparación para ‘Royal Road’, había estudiado todas las publicaciones disponibles sobre Realidad Virtual. Probablemente sabía más sobre Realidad Virtual que cualquier estudiante de la facultad de videojuegos.
‘Podría funcionar.’
Lee Hayan usó algo de sus ahorros para comprar formularios oficiales de solicitud y los rellenó en nombre de Lee Hyun.


* * *


Las Llanuras de la Desesperación.
En el mapa hecho por los jugadores, aparece una gran mancha blanca al este del reino de  Rosenheim  y de la Confederación Británica. No hay mucha información fiable acerca de esta región. Los pocos valientes que habían osado adentrarse en el territorio habían muerto en un par de días bajo los constantes ataques de los monstruos de la zona. En los mapas que se vendían en las tiendas de los comerciantes sólo una cosa se dijo al respecto: ‘Si lo que buscas es la verdadera desesperación, estas tierras son para ti.’
Una descripción muy precisa y completa para un lugar tan peligroso.
Weed y los NPCs aparecieron en una amplia cueva escondida dentro de una de las colinas. La entrada estaba hábilmente disfrazada por una gran piedra de modo que era imposible encontrarla sin conocer la ubicación precisa.
“¡Awwwoooooooo!”
En el momento en que Weed apareció, fue recibido por horribles aullidos de lobos.
'¡Qué miedo...!'
Después de llegar a un territorio desconocido siempre es importante ser cauteloso. Incluso los NPCs lo sabían. Pero Buren y Becker parecían ignorar esta simple regla.
“¡Si el jefe está con nosotros no tenemos que preocuparnos de nada!”
“¡Confiamos en ti, jefe! ¡Veamos como todos esos monstruos caen con un movimiento de tu espada!”
“...”
Weed suspiró y dio una orden a los soldados:
“Quedaos aquí. Haced los preparativos necesarios para la alimentación, el descanso y la guardia y esperad mi regreso.”
“¡Sí! ¡Entendido!”
Por suerte para Weed, el área alrededor del portal era segura. Tenía todos los pasos iniciales cubiertos de antemano, gracias a que había comprado provisiones para todo un mes para su pequeño ejército.
Weed observó que el campamento poco a poco se estaba estableciendo, así que decidió salir del escondite para explorar los alrededores.
Había un viento muy fuerte en el exterior. Después de casi caerse varias veces, Weed consiguió subir a la colina, por lo que pudo obtener una buena vista. Todo a su alrededor eran anchas praderas, que se balanceaban suavemente con  el viento. Las Llanuras de la Desesperación era un nombre inapropiado para este fascinante paisaje de olas de verdor en continuo movimiento.
‘Precioso...’
La hierba se movía al unísono como si realizara algún glorioso baile.
Weed echó un vistazo a su alrededor. El este de la colina era una cordillera. Ni muy alta ni muy empinada, pero sí extensa.
‘Creo que en el mapa las llamaban Montañas Yuroki’
El mapa del Continente de Versalles estaba hecho por un autor desconocido. Según el mapa, las Llanuras de la Desesperación tenían sólo una cadena montañosa: las Montañas Yuroki. El lugar estaba habitado por numerosos monstruos gigantes. En la cima de la cordillera, Weed vio un alto muro de piedra y una fortaleza. Y en el centro de dicha fortificación era visible un extraño templo negro.
‘Esto es...’
Era difícil decirlo con seguridad a una distancia tan grande, pero parecía que allí había una estatua de Beelzebub. Este debía de haber sido el templo del Dios Oscuro, erigida por los nigromantes de Bar Khan.
“CHWI-i-ik!”
De repente, un extraño  sonido vino de alguna parte. Weed inmediatamente se tiró al suelo y trató de ser lo más silencioso posible. A lo lejos, apareció un orco vestido con armadura de acero y con una pesada alabarda entre las manos. El humor de Weed mejoró al verlo.
‘Bueno, al fin algo. Tal vez sea capaz de elevar el nivel de mis soldados cazando orcos antes de asaltar el templo del Dios Oscuro. Un poco de trabajo y la misión estará terminada en poco tiempo.’
Su pecho se empezó a llenar de esperanza y confianza.
‘Nunca voy a rendirme. No temeré a ningún oponente. Incluso los orcos son bienvenidos.’
Estando Weed aproximadamente en el nivel 200; veía al orco, atrevas de sus ojos codiciosos, como simples artículos para obtener. Era parecido a un hombre. Un hombre grande con la piel verde,  feo y de colmillos grandes.
‘Encantado de conocerte, amigo mío.’ -Weed  se dirigió lentamente hacia su objetivo.
Tenía tal confianza en sí mismo que se sentía impulsado a matar aquí y ahora a su primer monstruo, empezando así el inicio de una gran cacería para, finalmente, asaltar el templo oscuro.
¡Susurros...!
Los árboles y arbustos al pie de las montañas comenzaron a temblar. Weed, que estaba a punto de atacar, se congeló dónde estaba.
¡La Montañas Yuroki se estaban moviendo!
¡Un enorme ejército de orcos se movía entre los árboles!
Ante sus ojos marchaba una horda de más de 3 mil orcos. Y ni siquiera sabía si era el ejército entero. Y tal vez nunca lo sabría.
“...”
Weed envainó la espada y contuvo la respiración.
Al menos los vampiros no eran tan numerosos. Aquí hay demasiados orcos.’
Por otra parte, la horda orca asustaba a todos por el camino, incluso a monstruos aún más temibles que ellos.
Al final, Weed tuvo que echarse al suelo y esperar a que pasaran. Sólo cuando el estruendo de la horda desapareció en la distancia se atrevió a levantar la cabeza.
Como ya había inspeccionado las Montañas Yuroki, esta vez Weed miró hacia el oeste.  Había una gran vista de la zona de los alrededores de la colina y se las arregló para ver algo interesante. ¡Una muralla y algunos asentamientos fronterizos humanos tras ella!
Weed se aseguró de que no había monstruos alrededor y se dirigió hacia el asentamiento.
Cuando Weed se acercó a las puertas, se le apareció un mensaje que casi había olvidado. La última vez había sido en la Tumba de los enanos, en la cordillera Baruk.
Has sido el primero en descubrir ‘La Aldea de los Exiliados’.
Recompensas:
La [Fama] aumenta en 300.
Durante una semana se duplican las recompensas y la experiencia de las misiones de la aldea.


‘¡Genial! Esto significa que soy el primero en llegar aquí.’
Ningún jugador se las había arreglado aún para llegar tan lejos en las Llanuras de la Desesperación. Había muchos jugadores que no gastaban ni un minuto de sus vidas a explorar nuevos territorios; además, las Llanuras de la Desesperación era una zona muy amplia, por lo que esta parte se había mantenido sin descubrir.
Los exiliados de todo Versalles vivían aquí. Casi todos ellos eran tipos grandes y duros con muchas cicatrices por todo el cuerpo. Si no supiera su origen antemano, habría pensado que eran bárbaros.
Detrás de las paredes del pueblo, para su sorpresa, se encontró con alrededor de 300 casas de madera, mal hechas, como si se hubiesen construido a toda prisa.
“Hay un extranjero.”
“Es la primera vez que le veo.”
Todos los habitantes del pueblo evitaban al desconocido extranjero, pero eso no detuvo en lo más mínimo a Weed.
“¡Hola a todos!”
“Parece que no sabes nada acerca de nuestro pueblo, forastero. Vivimos en un lugar muy peligroso y no podemos perder el tiempo en conversaciones ociosas, especialmente con los extranjeros como tú.”
“Encantado de conocerte.” - insistió Weed.
“No me fío de los extranjeros.”
Weed intentó iniciar una conversación una y otra vez, pero los aldeanos se alejaban de él, ignorándolo, o incluso mostrando hostilidad.
“No hemos olvidado quién expulsó a nuestros ancestros. ¿Qué has venido a hacer aquí?”
Nadie en el pueblo lo aceptaba.
'Probablemente este pueblo está completamente separado del resto del continente y mi fama no significa nada para ellos.'
Sin embargo Weed no sería el mismo si se daba por vencido tan fácilmente.
Decidió usar su enfoque habitual; hizo una fogata en medio del pueblo y comenzó a asar un jabalí que tenía preparado de antemano.
“¡Venid y probad la carne! ¡Está tan buena que no seréis capaces de parar de comer! ¡Es completamente gratis, por lo que podéis comer todo lo que queráis! ¡También puedo tallar bellas esculturas de cualquier animal para vosotros!”
Weed se dirigía a uno de los instintos básicos: ¡el hambre! ¿Quién podría ignorar tales deliciosas comidas? ¡¡Sobre todo siendo gratis!!
Pero los aldeanos seguían ignorando sus esfuerzos y algunos incluso se enfadaron.
“¿Te estás burlando de nosotros?”
“Podemos cocinar nosotros mismos, ¿quién te has creído?”
“Incluso después de estar muerto de hambre durante diez días, un guerrero no pierde su orgullo. Parece que los forasteros no entienden algo tan simple como eso.”
“¡Jajajaja! Esculturas... ¿quién las necesita?”
Todos los habitantes de la Aldea de los Exiliados eran grandes guerreros.
A pesar de todos sus esfuerzos, ninguno de ellos se le acercó. Los pocos de ellos que se detenían, se limitaban a mirar desde la distancia, hablando entre ellos y riéndose de él.
Weed seguía asando el jabalí a pesar de las burlas y miradas amenazantes. Nunca antes le había fallado [Cocina] o [Escultura]. Todo aquel que probaba su comida, definitivamente se enamoraba de ella; además las esculturas a menudo daban buenos resultados.
Una vez esculpió un hermoso ramo de flores para un jugador llamado Volk, que iba a pedir matrimonio a la mujer que amaba. El [Dominio de Escultura] siempre traía beneficios inesperados.
'No deben tener ningún sentido del arte... ¡Salvajes!'
La actitud de los aldeanos no molestaba a Weed en lo más mínimo.
'No es la primera vez que me ignoran. Estoy acostumbrado.'
Recordó también la época en que trabajaba en una fábrica cuando era un niño. Cuando Hyun tenía 14 años, ya trabajaba a tiempo completo deshaciendo las costuras en una habitación mal ventilada y polvorienta. Era difícil de soportar y, además, el trabajo era monótono; sólo se le permitía salir a la hora del almuerzo. Hyun tenía unos celos terribles al ver a estudiantes alegres que pasaban a su lado cuando estaba en su hora del almuerzo.
En aquel entonces, él era un extraño para todos. Sin embargo, eso no le detuvo; al contrario, le fortaleció y le hizo crecer a pesar de todo.
Weed terminó de asar el jabalí y, después de no ver ninguna reacción, lo metió todo de nuevo en su bolsa y siguió caminando por el pueblo tratando de iniciar alguna conversación. Él creía que entre todos los NPCs  habría al menos uno que hablara con él.
Y no se equivocaba. Un chico joven que estaba en cuclillas en el suelo mirando un escudo tendido delante suyo se volvió hacia Weed y dijo:
“¡Oh, forastero! Si te las has arreglado para llegar hasta aquí debes tener algo de valor.”
“¿Dónde estoy?”
“Ah, ¿ni siquiera sabes dónde estás?”
“Gracias al mapa tengo una idea general de mi localización, pero no sé nada acerca de este lugar.” -respondió honestamente Weed.
“Bueno, no sabemos nada de ti tampoco. Este pueblo apareció aquí en los tiempos del caos. ¿No has oído nada acerca de eso?”
“Sí, pero no mucho.”
“Eran tiempos en los que todo el mundo se volvía loco y agresivo. Nuestros antepasados ​​vinieron a estas tierras y lucharon por sus vidas. Estaban dispuestos a luchar con honor, pero no tenían armas. Fueron conducidos aquí sin tan siquiera la empuñadura de una espada...”
Visiones del pasado comenzaron a aparecer ante los ojos de Weed.
Numerosos soldados con lanzas y espadas perseguían a pobres muertos de hambre  en tierras lejanas. Tierras llenas de múltiples monstruos peligrosos. Había cientos de miles de personas. El suelo estaba empapado en sangre, dolor y lágrimas.
“Al principio, el número de personas que fueron exiliadas aquí se redujo rápidamente. Sólo sobrevivieron los más tenaces. ¡Ejem! Me gustaría contarte más, pero estoy ocupado en este momento.”
“¿Ocupado? ¿Con qué?”
“Habrás notado este escudo. Desafortunadamente, se ha roto y necesito un reemplazo tan pronto como sea posible. ¿Por casualidad podrías hacerme un favor?”
“Sí, te ayudaré en lo que pueda.”
“¡Genial! Tienes que llevar este escudo a cierto hombre, y pedirle uno nuevo. Dirige la herrería del pueblo.”
¡Ding!
Nueva misión: [El Escudo de Kokun].

A pesar de todos sus esfuerzos, Kokun el cazador no ha podido arreglar su escudo. Si se rompe durante una lucha estará en problemas. Debe que llevárselo a su amigo Lucille a cambio de uno nuevo.
Dificultad: E
Restricciones:
Si abandonas la aldea con el escudo en tu poder, Kokun se enfadará.


“Te traeré un escudo nuevo.”
Has aceptado la misión


Weed creía que antes de hacer una misión era importante recopilar toda la información disponible. El escudo que obtuvo era muy pesado y sólido.
“Ahora debería: ¡Identificar!”
El escudo estaba totalmente roto y sucio, así que era difícil de estimar su valor con tan solo mirarlo. Weed se dirigió en busca del herrero, mientras miraba la información del escudo.
Escudo de Lucille.

Durabilidad: 12/50
[Defensa]: 16
Escudo simple hecho de metales de baja calidad. Está cubierto de acero en el exterior, pero es muy frágil en su interior. Es débil contra armas contundentes. Debe ser sustituido a la primera oportunidad.
Requisitos:
Ninguno.
Efectos:
50% de posibilidad de defensa contra proyectiles


El pueblo no era muy grande, así que no le fue demasiado difícil encontrar al herrero. Sin embargo, no se parecía en nada a lo que Kokun le había descrito. Un horno pequeño con un yunque en una habitación igual de pequeña con un par de espadas y algunas otras armas que colgaban de las paredes fue todo lo que vio Weed. La única cosa grande que había allí era el barbudo y musculoso Lucille Smith.
“Es la primera vez que te veo, extranjero.”
“He venido aquí a petición de Kokun.”
La relación de Weed con los aldeanos de la aldea no era buena, por lo que decidió tomar la iniciativa. Sin embargo, todas sus preocupaciones eran innecesarias.
“¡Oh, venga ya! Noto un olor familiar de metal a tu alrededor. Adoro el fuego, por eso me convertí en herrero. ¿Por qué  quieres dominar este arte?”
Weed consideró rápidamente su respuesta. Estas preguntas a primera vista tan insignificantes a veces eran determinantes con sus relaciones con los NPCs.
“Me gusta la fundir el frío metal y darle una nueva forma.”
“¡Buena respuesta! Entonces… ¿qué te trae por aquí?”
Weed le entregó el escudo.
“El dueño quiere uno nuevo.”
“¡Eso es todo! Ese idiota de Kokun ha roto su escudo otra vez. Le he advertido muchas veces que tuviera cuidado... ¡Ejem! No puedo seguir haciendo esto de forma gratuita. Te daré otro por 5 monedas de oro. El inútil de Kokun no tiene tal cantidad de dinero, por lo que tendrás que pagar en su lugar.”
“¿Ehh...?”
Weed estaba a punto de decir alguna barbaridad, ya que se sentía estafado, pero se contuvo en el último momento. Era absurdo renunciar a la primera misión después de una larga búsqueda. Se convenció de que esto era sólo una mayor inversión para el futuro.
'Hmm, no había sido engañado de esta forma desde aquella vez que conocí al Sabio Rodríguez'.
Weed entregó el oro al sonriente Lucille.
“Gracias. Justo ahora tengo un escudo de repuesto. Aquí tienes.”
Weed consiguió el escudo. La búsqueda se había completado y estaba a punto de irse, pero Lucille lo detuvo.
“Oye, ¿has oído hablar de los orígenes de nuestro pueblo?”
Weed había sido el primero en descubrir este asentamiento. Tal vez eso, o el hecho de ser [Herrero] como el propio Smith, era lo que había hecho que Lucille le contara esta historia.
“Kokun me contó algo. Se detuvo en la parte en la que sólo una pequeña parte de los exiliados sobrevivieron.”
“Genial. Entonces seguiré. Los supervivientes deambulaban por una tierra llena de monstruos en busca de un lugar donde establecerse. Su primera elección fue una cueva enorme, pero no a todo el mundo le gustaba la idea de vivir en una oscuridad constante. Poco a poco, cada vez más personas se acercaban exterior y, finalmente, decidieron fundar un pueblo.”
“¡Increíble! Tuvieron el coraje de comenzar un asentamiento en las Llanuras de la Desesperación”
Weed quería mostrar su admiración por el coraje que habían tenido. ¡Incluso en ese peligroso ambiente, el espíritu pionero de los humanos había ganado!
“No, eso no fue tan espectacular. A decir verdad, en ese momento todavía había una gran cantidad de supervivientes. Pero estaban en desacuerdo. Se habían dividido en dos bandos: unos que no querían cambiar nada y otros que querían salir de la cueva. Estos últimos fueron los que fundaron nuestra aldea y más adelante construyeron la muralla a su alrededor. Lamentablemente el 99% de las personas murieron en el proceso.”
“...”
Esta era una historia digna de una película de terror. Tierras desconocidas, llenas de peligros, un grupo de personas indefensas...
“Sí, así es como sucedió todo. A través del ensayo y error, siempre a costa de vidas humanas, adquirieron nuevos conocimientos. Aprendieron cómo posicionarse para evitar los peligros y descubrieron los hábitos de los monstruos y depredadores de esta tierra. Empezaron a comprender mejor el mundo que les rodeaba y poco a poco la vida en el pueblo comenzó a ser segura. Ejem, supongo que he hablado mucho. Todavía tengo mucho trabajo que hacer. Toma, un regalo para ti.”
Has adquirido el mapa de las Llanuras de la Desesperación.

Este es el mapa de las Llanuras de la Desesperación.
Muestra la ubicación de castillos, asentamientos, guaridas de monstruos y lugares malditos.


Lucille, de forma inesperada, le había dado a Weed un artículo muy valioso. ¡El mapa de los Llanos de la Desesperación con extensa información! Con un detalle más o menos fiable y con los principales hábitats de algunos tipos de monstruos.
A pesar de todo, estaba muy mal dibujado, como si hubiera sido hecho por un niño que estaba aprendiendo a escribir.
“¡Muchas gracias!”
“¡De nada, jeje! Trata de visitar el pueblo con más frecuencia. Las personas que no buscan recompensas son más bienvenidas que los extraños. Sería bueno si más personas nuevas vinieran por aquí.”
Weed se dirigió de nuevo a Kokun para entregar el escudo. El cazador le estaba esperando en el mismo lugar mientras afilaba su espada.
“¡Oh! ¡Has vuelto! Llegas tarde. ¿Lo has traído?”
Weed le dio el escudo.
“Gracias. Me has hecho un gran favor, pero yo no tengo nada que darte a cambio. Aunque, espera un segundo… ten, toma esto.”
¡Ding!
Se ha completado la misión [El escudo de Kokun].
El cazador Kokun ya ha perdido su escudo un par de veces en la batalla. Siempre ha regresado de la caza herido y, sin embargo, nunca ha traído algo digno. Los aldeanos le consideran un fracasado.
Nadie sabe dónde ha luchado.
Recompensa:
20 flechas de acero para el arco largo.
Un poco de experiencia.


Has recibido 20 flechas acero.


Weed abrió la ventana de personaje. La barra de experiencia sólo había aumentado un 0,001%.
No se podía esperar mucho de una misión de rango E, incluso con la ventaja doble experiencia. Si sólo fuera una de las misiones en que la experiencia dependía de los objetivos cumplidos...
Satisfecho, Kokun examinó su nuevo escudo y dijo:
“¡Oh, sí! Yo te había empezado a contar la historia de nuestro pueblo, ¿no? Recuérdame, ¿dónde nos habíamos quedado?”
“La parte en que los supervivientes fundaron el pueblo. Lucille me contó hasta esa parte.”
“¡Ah, es cierto! Lucille es un parlanchín. Continuaré: para sobrevivir, tuvimos que ser más fuertes. Todos los habitantes del pueblo tuvimos que dominar las armas, especialmente los arcos; algunos de nosotros incluso son mejores que los elfos oscuros. ¿Qué más...? Nuestro pueblo está más al este de las Llanuras de la Desesperación. Las Montañas Yuroki pueden verse claramente desde aquí y está habitada por numerosos orcos.”
“Fundasteis vuestro pueblo en un lugar muy peligroso.”
“Sí. La mayoría de los pueblos lo están. Aun así, somos relativamente afortunados, debido a que hay una mina de hierro en las inmediaciones, por lo que podemos forjar armas. También tenemos un montón de comida. Aunque de vez en cuando somos atacados por los orcos.”
“¿Orcos?”
“Todos los años, en época de cosecha vienen a saquear nuestros graneros. Para ser honestos, los orcos son la única razón por la que no vivimos en la abundancia. Pero, afortunadamente, también son la razón por la que no tenemos que hacer frente a otros monstruos más peligrosos. Así que vivimos en la pobreza, pero relativamente seguros.”
La Aldea de los Exiliados se sostenía a pesar de las incursiones orcas anuales.
“Hace unos años los orcos no sólo comenzaron a coger la comida, sino a los aldeanos también. ¡Después de todo no pueden hacer nada por sí mismos!”
“He oído que los orcos son la peor raza en lo que respecta a la logística.”
“Eso es correcto. Es por eso que se llevan a la gente, para que les hagan armas y otro tipo de trabajo para ellos. En los últimos años se han llevado a más de un centenar de personas. ¡Malditos orcos!”
“¿Has tratado de detenerlos?”
Kokun se echó a reír.
“¡Ja! ¿Detener a una horda? Nunca había escuchado algo tan estúpido. A los orcos les encanta pelear, son inigualables en eso. Ellos luchan no sólo contra los seres humanos, sino contra duendes y monstruos gigantes, e incluso contra ellos mismos.”
“Ya veo.”
“Te digo todo esto porque todavía no entiendes el lugar tan peligroso en el que te has metido. Incluso nuestros mejores guerreros tienen dificultades para cazar ciertos monstruos… Hormigas gigantes, por ejemplo. Hacemos una celebración cuando consiguen cazar y traer una. ¿Crees que puedes cazar cinco de ellas? Si los aldeanos te ven como un líder, cambiarán su actitud hacia ti.”
¡Ding!
Nueva misión: [La duda de Kokun].

Kokun el cazador ha conocido a mucha de gente que habla mucho y hace poco. Oponerse a los orcos no sólo requiere coraje sino además una mente ágil.
Caza 5 hormigas gigantes para probar tu coraje.
Dificultad: C.
Recompensa:
Aumenta la reputación con los habitantes de la aldea.
Restricciones:
Kokun el cazador no hablará más contigo si fallas la misión.


¡Una nueva misión!
Kokun frunció el ceño y continuó:
“Será una prueba para ti. No me sorprendería si la rechazaras. Considera esto un reto para los extranjeros.”
Weed quedó en silencio por un momento y luego respondió con firmeza:
“Voy a por esas hormigas gigantes.”
Has aceptado la misión


“Eso es lo que esperaba. Puedes encontrar a las hormigas gigantes en las llanuras de más al oeste. Son fáciles de encontrar. Aunque no estoy seguro de si podrás huir si algo sale mal.”


* * *


Weed salió de la aldea y se dirigió de nuevo a la colina donde sus hombres estaban escondidos. Diez Caballeros Reales, Buren, Becker, Hosram, Dale, cuatrocientos soldados y cincuenta sacerdotes. ¡Weed lideraba a un pequeño ejército!
“Manteneos la espera.”
“¡Como usted diga, comandante!”
Weed se quedó quieto frente a la piedra de la entrada a la cueva y sacó sus herramientas de esculpir. Al tener la costumbre de tallar esculturas, el cuchillo de Zahab y el cincel se movían en sus manos a una velocidad increíble.
Talló una cara familiar que, a veces, aparecía incluso en sus sueños. La cara de Seoyoon sirvió de modelo para otra escultura.
‘Espero que termine como una buena pieza...’
Weed tenía grandes expectativas ya que nunca había fallado al tallar el rostro de Seoyoon...
En sus esculturas había tratado muchas veces utilizar caras de otras chicas, pero nunca había tenido éxito. Debido a los detalles menores, era difícil de recrear el rostro de una persona. A veces, cuando se mira un rostro bonito entiendes que algo le falta. Parece que si le hicieras la nariz un poco más alta y los ojos un poco más grandes podrías a lograr la perfección. Sobre todo en los rostros femeninos.
Aunque si empiezas a cambiar algo se pueden obtener resultados inesperados. Al hacer cambios menores se consigue cambiar el equilibrio general. Es por eso que el resultado alcanzado, por lo general, termina por debajo del original.
Weed trataba de evitar que sus trabajos resultasen obras fallidas, ya que su fama se resentiría;  ése era el motivo por el que sólo tallaba el rostro de Seoyoon. Su aspecto era tan impecable que con sólo cambiar la expresión un poco podía cambiar toda la temática de la escultura.
Esta vez Weed decidió tallar a Seoyoon como a una temible guerrera.
Para la ropa y la armadura, utilizó el clásico equipo del mercenario norteño, ya que había oído de que habían muchas mercenarias mujeres entre ellos.
La feroz y confiada Seoyoon, con su espada al frente, parecía estar vigilando la entrada de los peligrosos monstruos. Esa era una imagen perfecta de un mercenario digno y orgulloso.
¡Ding!
¡Obra Magnífica! Has creado La Estatua de la Mujer Mercenaria.
La Estatua de la Mujer Mercenaria:
Las Tierras del Norte son pobres y poco aptas para la agricultura, por lo que una gran cantidad de mujeres del Norte se han convertido en mercenarias para proteger sus hogares y ganar con ello algo de dinero. Ellas nunca se retiran y siempre terminan las tareas que les asignan.
¡Con las armas en sus manos y sin miedo de matar a los monstruos más peligrosos del Norte! Desde que los Caballeros se volvieron demasiado arrogantes, el deber de mantener la paz ha caído sobre los hombros de los mercenarios.
Valor artístico: 600.
Efectos:
Salud y regeneración de maná aumentan un 15% durante un día.
Velocidad de movimiento aumentada un 15%.
[Carisma] aumenta en 100.
[Fuerza] aumenta en  10.
[Agilidad] aumenta en  10.
Todas las Características aumentan en 5.
Durante la semana siguiente a ver la estatua,  una misión del gremio de mercenarios tendrá mejores condiciones.
La experiencia recibida aumenta un 5%.
Estos efectos no se acumulan con los de otras esculturas.
Número total de Obras Magníficas creadas: 5.
Has ganado experiencia en [Dominio Escultural].
[Fama] aumenta en 85.
[Resistencia] aumenta en 1.


¡Nuevo atributo! [Carisma].
[Carisma]:
Este atributo representa la capacidad de atraer a la gente, especialmente del sexo opuesto. El jugador se muestra más atractivo y encantador. Se trata de uno de los principales atributos para los bardos, bailarines y líderes de grupo. Si la clase está relacionada con la artesanía, el [Carisma] ayuda a crear trabajos más detallados.
Debido a la clase de Escultor, el atributo [Carisma] aumenta en 20.
[Fuerza] aumenta en 5.


La imagen de Seoyoon tampoco le había fallado esta vez.
‘Hmm, esta escultura no afecta mucho al rendimiento en combate, pero aumenta la experiencia ganada, lo cual no es malo tampoco.Y  además he conseguido un nuevo atributo que influye en mi habilidad de [Escultura]; es un regalo inesperado pero agradable.’
“Hmmm...”
Weed trató de ver el reflejo de su cara en la hoja del cuchillo para ver si había cambiado algo después de que apareciera el nuevo atributo. Luego puso su mejor pose y se dirigió a sus soldados.
“Reunid a todos. ¡Vamos a salir!”
Weed y su ejército se dirigían a las llanuras para cazar hormigas gigantes.
“Sacerdotes, preparaos para la batalla. ¡Bendecid a los guerreros!”
“¡Sí! Freya, por favor, da a tus fieles siervos el poder para luchar contra el mal. ¡[Bendición]!”
Los sacerdotes usaron las bendiciones sobre el grupo. La Orden de Freya había enviado a sus mejores sacerdotes con Weed, por lo que bendecir a cuatrocientos soldados a la vez no era un problema. Sin embargo, Weed decidió seguir actuando con cuidado. Él creía que si enviaba a simples soldados a la lucha desde el principio no habría manera de evitar las pérdidas, a pesar del apoyo de los sacerdotes de Freya.
“Caballeros, moveos al frente. El resto, seguidnos a cierta distancia.”
Los Caballeros Reales murmuraron entre ellos pero siguieron las órdenes de Weed.
“Por ahora obedeceremos.”
“Hasta que terminemos nuestra misión, tenemos que acatar sus órdenes. Pero que no piense que lo hacemos por respeto.”
Weed había sido ignorado en el pueblo; ahora era ignorado aquí también...
Weed suspiró para sí mismo y sin una palabra dejó que los Caballeros fueran al frente en busca de las hormigas.
Cuando estaba escuchando a Kokun, no le había tomado muy en serio.
‘Bueno, las hormigas serán grandes y difíciles de cazar y… ¿qué problema hay?’ -pensó.  Sin embargo, después de ver a esos monstruos no pudo contener su sorpresa:
“¡Woah, son realmente enormes!”
Aunque las hormigas ordinarias miden 1 cm. de largo, los monstruos que rondaban en torno a las llanuras frente a ellos median fácilmente algunos metros de largo. Y, por si fuera poco, ¡se movían con mucha rapidez!
“¡No os dejéis impresionar por su tamaño! ¡Vamos! ¡Atacad!”
Acompañado de los Caballeros, Weed se precipitó hacia los monstruos. Pero se movían demasiado rápido. Con un solo paso eran capaces de recorrer unos pocos metros y con frecuencia hacían giros bruscos.
Los Caballeros tenían que ser extremadamente cuidadosos para evitar un ataque frontal de las hormigas cuando éstas se movían a máxima velocidad.
Weed no pudo evitar sentirse frustrado.
He gastado tantos puntos de reputación en ellos, y esto todo lo que tengo...
¡Los Caballeros no eran capaces de matar siquiera a una sola hormiga! Los valientes guerreros corrían en círculos tratando de esquivar los ataques de los monstruos.
“¡Tenemos que frenar las hormigas! ¡Sacerdotes! ¡Usad [Ralentizar]!”
“Lo haremos. Oh, Gran Devoto.”
Afortunadamente, la [Fe] de Weed le ayudaba a dar órdenes a los sacerdotes. Ellos ejecutaban sus órdenes con rapidez y precisión. Cincuenta sacerdotes recitaban oraciones simultáneamente:
“La belleza de Freya detiene a todo el mundo a su paso. ¡Que así sea! Por el poder de nuestra fe, ¡[Ralentizar]!”
La extraña bendición de los sacerdotes empezó a funcionar. Los movimientos de las hormigas gigantes se ralentizaban cada vez más. Sumando las cincuenta oraciones de los sacerdotes, el hechizo resultante era mucho más poderoso que la oración de uno solo.
Después de unos segundos, las hormigas se congelaron dónde estaban.
“¡Caballeros, atacad! ¡Arqueros, empezad a disparar! El resto, proteged a los sacerdotes.”
“¡¡Sí!!”
Un centenar de soldados sacaron sus arcos y lanzaron una nube de flechas a los monstruos petrificados. Las hormigas eran tan grandes que eran blancos muy fáciles de acertar.
Los trescientos soldados restantes que acompañaban a los sacerdotes junto con Weed se apresuraron a atacar a las hormigas. Tenían que darse prisa, ya que los sacerdotes tenían que gastar constantemente maná para mantener el hechizo de ralentización activado.
‘No podemos dejar que esto se alargue por mucho tiempo.’
Los ataques de los arqueros estaban reduciendo gradualmente la salud de los monstruos.
‘Son tan grandes que las flechas son para ellos como picaduras de mosquitos...’
Junto con Weed, los Caballeros se apresuraron a atacar a las hormigas. Subieron encima de ellas y con sus espadas comenzaron a romper y abrir sus caparazones. Algunos cortaban sus patas.
Weed siguió el ejemplo de los demás y se subió a la cabeza de una hormiga. Esto era peligroso, pero el peligro no lo detuvo. Estaba destrozando a los monstruos junto con los Caballeros.
Las hormigas gigantes se resistieron durante bastante tiempo.
A veces, conseguían debilitar los hechizos de ralentización de los sacerdotes y se sacudían a  los Caballeros de encima. Cada vez que pasaba esto, el corazón de Weed daba un fuerte latido. Afortunadamente, los  Caballeros no morían con tanta facilidad, así que después de que su vida cayera eran respaldados por los sacerdotes, recibiendo algunas curaciones y volviendo a la lucha.
Una hora después del inicio de la lucha del pequeño ejército de Weed, finalmente terminaron con la última de las hormigas gigantes.
Has subido de nivel.


Recibes un caparazón de quitina gigante.
Recibes unas antenas de hormiga gigante.
Antenas de hormiga gigante:
Pueden ser utilizadas para encontrar la cueva donde está oculta la reina de las hormigas gigantes.


‘Excelente.’
Sólo después de derrotar a las hormigas, Weed se dio cuenta de que su nivel era superior a 350.
‘Son ridículamente fuertes.’
Había costado mucho tiempo y habilidad combatir contra monstruos tan fuertes. Había sido una suerte, gracias a su elevada [Fama] y por las misiones completadas con anterioridad, que su nivel fuera bastante alto.
Después de reunir todo el botín y al frente de su ejército, volvió a su escondite. Después, Weed se dirigió de nuevo a la Aldea de los Exiliados.
Allí mostró los caparazones de hormigas a Kokun.
“Yo no esperaba mucho de ti. Pensaba que no eras más que otro fanfarrón. Pero estaba equivocado, realmente has derrotado a las hormigas gigantes.”
Kokun examinó cuidadosamente los caparazones de hormigas traídos por Weed.
“¡Increíble! Al enfrentarte a ellas has demostrado que realmente eres un guerrero excepcional. Nadie dudará de ti nunca más.”
¡Ding!
Has completado la misión: [La duda de Kokun].
En toda la Aldea de los Exiliados sólo unas pocas personas han logrado cazar cinco hormigas gigantes. Y dichas personas son los mayores guerreros y principales protectores de la aldea. Ahora Kokun está extendiendo la noticia de otro gran guerrero entre los aldeanos.
Recompensas:
Puntos de experiencia.
Reputación con la Aldea de los Exiliados aumentada en 6.


Una vez más,  Weed comprobó la barra de experiencia. En esta misión había conseguido el 15% de la barra de experiencia. Pero lo más importante era el hecho de que los habitantes del pueblo finalmente empezaban a aceptarlo.
“Este es mi cuchillo. Ahora te pertenece, Weed. Un gran guerrero como tú siempre será bienvenido como un amigo mío.”
Kokun sacó un pequeño cuchillo y se lo dio a Weed.
Has obtenido el ‘Cuchillo de Kokun’


“...”
Este era el cuchillo más sucio y burdo que Weed había visto nunca en el juego.
“¿Para qué lo necesito?”
“Es muy práctico para eliminar la corteza de los árboles. Es un cuchillo muy útil.”
Weed decidió no responder; ya tenía el cuchillo de Zahab, por lo que el regalo de Kokun no tenía ninguna utilidad para él.
“Voy a continuar con la historia de nuestro pueblo. El lugar donde está ubicado es realmente muy peligroso. Si actúas imprudentemente puedes perder fácilmente la vida. Es por eso que nunca se debe subestimar a los orcos. Desde la infancia son entrenados para luchar contra monstruos, monstruos muy fuertes... se puede decir que los orcos gobiernan estas tierras.”
“Lo tengo. Evitar a los orcos.”
“Así es, si valoras tu vida al menos. No obstante, en lo alto de la Montañas Yuroki viven elfos oscuros. Además, recientemente algunas criaturas oscuras que utilizan magia han apareciendo y se están aliando con los elfos.”
La mirada de la Weed se hizo más aguda.
“¿Podrías contarme más sobre eso?”
“Los cazadores de la aldea, como yo, no somos conscientes de lo que sucede en las Montañas Yuroki. Pero muchas veces hemos visto cómo los orcos luchan contra los elfos oscuros. Casi siempre los orcos salen ganando, a pesar de que los elfos usan la magia negra y la convocación de espíritus. Pero desde que aparecieron estas criaturas oscuras, los orcos comenzaron a perder cada vez más batallas, muchas más batallas. Por otra parte, los orcos que morían se levantaban y atacaban a su propia especie. Casi consigo que me matasen un par de veces mientras observaba esas batallas.”
Weed era muy consciente de qué tipo de criaturas oscuras se habían aliado con los elfos oscuros. Los nigromantes de Bar Khan.
“Los elfos oscuros empezaron a ganar. Incluso construyeron murallas y luego una fortaleza y varias torres en las montañas. Pensándolo bien, parece extraño, ¿no?”
“Ciertamente.”
Los elfos eran una raza que vivía en armonía con el mundo y la Naturaleza.
Y, a pesar de que a los elfos oscuros les encantaba pelear, seguían viviendo en junto a la naturaleza. ¿Por qué se habían movido a una fortaleza?
“Tengo la sensación que los elfos se están preparando para una guerra. ¿Van a empezar una guerra a gran escala contra los orcos y esconden algo detrás de esas paredes? Yo no sé nada, sólo puedo suponer. Sin embargo, una cosa que puedo decir con seguridad es que desde que los elfos consiguieron apoyo las noches en nuestras tierras se han hecho más largas.”
“¿Más largas?”
“En ciertos momentos, nubes oscuras emergen desde la fortaleza de los elfos, cubriendo todo el cielo. El tiempo en el que podemos ver el sol se está reduciendo. Echa un vistazo por la noche y lo verás por ti mismo.”
Así es como Weed se enteró de la difícil situación en las Llanuras de la Desesperación.
“Por cierto, si te encuentras con los hermanos Moss y Amy en el pueblo, no hables con ellos acerca de los monstruos que cambian de forma. Ahora tengo que irme de  caza, ya nos veremos.”

Kokun recogió su escudo, hizo un gesto con la cabeza y salió de la aldea.




6 comentarios: