sábado, 5 de diciembre de 2015

Volumen 5 - Capítulo 4

Volumen 5 Capitulo 4
Resultados
Traducido por White
Corregido y editado por AMarauder



Lee Hayan había salido de la escuela y caminaba hacia su casa.
Si ella cogiera un autobús, llegaría en muy poco tiempo. Pero para ello tendría que pagar el viaje. Su sentido del ahorro era tan fuerte como el de su hermano.
Ella sólo cogía el autobús cuando había alguna emergencia. Incluso cuando ése era el caso, fingía ser una estudiante de Secundaria. El billete de los estudiantes de Secundaria costaba 200 wons menos que el de los estudiantes de Preparatoria. Aunque a veces los conductores le preguntaban:
“¿Chica de Secundaria…?”
“¿Sí?”
“Estás usando el uniforme de la Preparatoria Dein, ¿no?”
“Estoy usando el uniforme de mi hermana mayor.”
“¿El uniforme de tu hermana? ¿Por qué?”
“Para poder ver a mi novio de Preparatoria. Señor, realmente no tengo tiempo así que nos vamos ya, ¿de acuerdo?”
Mientras que Lee Hayan decía eso, usualmente solía doblarse un poco las rodillas para parecer un poco más baja, acompañado con una sonrisa que provocaba bonitos hoyuelos en sus mejillas. Incluso parpadeaba de  manera coqueta.
“Hmm. Toma asiento.”
“Gracias, señor conductor.”
Después de que el conductor dejase de hacer preguntas, ella se dirigía hacia uno de los asientos con una sonrisa.
Ser una chica tiene sus ventajas.’
Sin embargo, las chicas también debían atender muchas cuestiones por las que los hombres no se preocupaban. Por ejemplo, la ropa interior y el maquillaje.
Lee Hayan tenía un talento innato en esa clase de asuntos. Incluso recibía regalos de los chicos. Ella se dedicaba a darles consejos sobre cómo comportarse con las chicas o presentándoles a sus amigas más guapas y, a cambio, recibía regalos.
Gracias a eso, Lee Hayan era capaz de obtener beneficios que guardaba en su cuenta bancaria personal. Por algo era sin duda la hermana de Lee Hyun.
Debería llegar hoy.
Ella corrió a su casa y revisó el buzón. Las notas de las calificaciones del GED, que estaba esperando desde hace algunos días, finalmente habían llegado. En ella estaban los resultados de su hermano Hyun.
“¡Ya está aquí!”
Ella  podía haber comprobado los resultados a través de internet, sin embargo, optó por ver el informe en papel.
Notas de calificación del GED
- Coreano: 75
- Ciencias Sociales: 90
- Matemáticas: 65
- Ciencias: 55
- Inglés: 65
- Ética: 40
     TOTAL: 390
     PROMEDIO: 65


El total sumaba más de 360 y sin ningún resultado por debajo de 40. Había sido un éxito.
Ahora mi hermano se ha graduado de la Preparatoria.
Lee Hayan se limpiaba las lágrimas mientras sonreía. Aquel profundo sentimiento que había tenido desapareció en ese instante.
Cada vez que iba a la escuela se lamentaba por Lee Hyun. Ella sabía que él sólo se dedicaba a ganar dinero. Muchas veces ella estaba al borde del llanto mientras comía los alimentos que su hermano ganaba y preparaba con sus propias manos.
Dobló el sobre y entró en la casa.
La condición de su abuela había mejorado, pero aún no se había recuperado por completo, por lo que seguía en el hospital. Así que Lee Hayan y su hermano vivían juntos.
Hyun debería estar aún en la cápsula. Eso era debido a que había regresado a casa antes de lo habitual.
Bueno, creo que me pondré a limpiar la casa.
Hayan barrió la casa, limpió el polvo y lavó los platos.
Los platos del desayuno aún están aquí. Ahora que lo pienso, Hermano empezó a ir al dojo y vuelve cansado, igual que antes.’
¡Durante el tiempo que Lee Hyun se estuvo preparando para Royal Road!
Desde hacía casi un año, su hermano vivía como si estuviese poseído. Encontró y estudió todo lo relacionado con la realidad virtual y trataba de obtener toda la información posible de Royal Road. Al mismo tiempo, había estado entrenando su cuerpo para aprender a luchar.
Las 24 horas del día no eran suficientes para él, literalmente hablando.
Su hermano dormía cerca de 3-4 horas al día y, aun así, encontraba tiempo para preparar los alimentos para la familia. Cuando empezó a ir al dojo, parecía terriblemente cansado. Sus manos estaban cubiertas de ampollas y tenía el cuerpo magullado. Regresaba exhausto y se quedaba dormido como si estuviera muerto.
Esos recuerdos eran suficientes para deprimir a Lee Hayan.
En ese momento, Lee Hayan trataba de distraerse con las labores del hogar.
Ahora tengo que estudiar para ser aceptada en la Universidad de Corea.
Ese era su objetivo más importante en estos momentos.
Al principio no quería ir a la Universidad. Después de todo, la cuestión no era estudiar en la Universidad más prestigiosa, sino lograr adquirir los conocimientos básicos. Al menos ése era el caso para los Diseñadores de Interiores, la profesión que ella deseaba estudiar.
Pero Lee Hyun quería que ella estudiase en la Universidad de Corea. Y por su hermano, que había sacrificado tanto por ella, debería ser capaz de estudiar mucho. ¡Su objetivo era conseguir una beca de 4 años!
Pero ese no era su único objetivo. Después de graduarse de la escuela y obtener una beca, estaba planeando ganar dinero extra como tutora privada.


* * *


“Abuela, ¡las notas de mi hermano han llegado!”
Ese día, Hayan no pudo contener su alegría y corrió al hospital para darle la buena noticia a su abuela.
“¿En serio? ¿Logró pasar?”
El rostro de su abuela estaba cansado, pero animado.
“¡Sí, lo hizo! Mira sus calificaciones. A parte de Ética, todos los resultados son altos.”
“Está bien. Lo importante es que tiene una cabeza bastante inteligente.”
Ciertamente, otros podían interpretarlo como: ‘Él es inteligente, pero es un fracaso como ser humano’. Pero la familia de Lee Hyun sabía muy bien por lo que había tenido que pasar durante los últimos 10 años, y nunca dudaron de sus cualidades humanas ni por un momento.
La abuela seguía mirando sus notas.
“El realmente lo ha logrado. Antes de morir…”
“¿Eh? ¿De qué hablas, abuelita? Nuestra vida feliz acaba de comenzar.”
Lee Hayan tomó la mano de su abuela en un gesto tranquilizador.


* * *


Todas las mañanas, Lee Hyun visitaba el dojo.
Ejercitar su cuerpo y aprender esgrima de Ahn Hyundo, esas eran sus dos actividades principales por las mañanas.
“Adelante.”
“¡¡Felicidades por aprobar el examen!!”
Cuando Lee Hyun entró al dojo, Ahn Hyundo, los instructores y gran parte de los estudiantes le estaban esperando. Parecían listos para celebrar la graduación de Hyun en la escuela Preparatoria.
“Entonces tienes ya el diploma de Preparatoria, ¿eh?”
“Yo solía estudiar mucho durante la Preparatoria, pero…”
Ahn Hyundo se sorprendió por la envidia de los instructores.
“¿Qué pasa con todos vosotros? ¿Acaso no fuisteis a la Preparatoria o qué?”
“No, la abandonamos para poder entrenar más tiempo con la espada.”
Los instructores vivían solamente para entrenar con la espada.
Ahn Hyundo asintió.
“Entonces por eso sois tan simples…”
“Eso es…”
Ellos respetaban mucho a su maestro, pero aquellas palabras les dolieron.
Al menos terminamos la Secundaria’
Algunos ni siquiera hemos terminado Primaria…’
Sin embargo, Ahn Hyundo tenía un título de Doctor. Las principales universidades del mundo le habían otorgado el título de Doctor debido a sus habilidades en el Kendo. Pero, en realidad, ¡él únicamente había ido a la guardería!
En ese lugar, el pequeño Ahn Hyundo había derrotado a muchos de los niños, siendo castigado con bastante frecuencia.
El día en que fue aceptado en la escuela primaria, había golpeado a los matones del vecindario con una espada de madera...
¿Pasaron cerca de 16 semanas en el hospital, no? Y aun siendo pequeño, de tan solo 7 años de edad, después de haberlos golpeado fue tomado bajo custodia.
Entonces, él nunca llego a entrar a la escuela primaria, realmente…
Los demás instructores lo sabían, pero preferían guardar silencio.
Ahn Hyundo estaba siguiendo el camino de la espada desde su infancia. Los días pasaban, pero no había rivales dignos para él, por lo que tuvo que pasar su tiempo meditando o jugando al Go. Sin embargo, incluso si no había oponentes para él, seguía entrenando su cuerpo diariamente.
Royal Road había logrado que Ahn Hyundo regresara a su infancia. Él era capaz de pelear con oponentes fuertes, monstruos de alto nivel. La sensación olvidada de estar vivo, de que necesitaba seguir mejorando, había regresado.
Daba la impresión de que su sueño de la infancia se estaba haciendo realidad…
“Ejem… Maestro…”
Algo vacilante, Lee Hyun le preguntó:
“Mi hermana vino a observar el entrenamiento de hoy. ¿Le importa?”
“¿Eso es? Por supuesto, ella es bienvenida…”
Ahn Hyundo dio su aprobación sin pensarlo dos veces. La mayoría de aprendices eran espadachines profesionales. Claro, la incorporación de más personas con talento sería más que buena. Pero el público en general o los jóvenes practicantes de Kendo solían entrenar también en ocasiones en el dojo.
“Bueno, ahora empezaremos con el entrenamiento. ¡Formad una fila!”
Después de un breve intercambio entre estudiantes e instructores, incluyendo a Chung il Hoon, tomaron sus lugares.
“Hoy empezaremos con entrenamiento básico y luego practicaremos.”
“¡Sí!”
La usual rutina de las mañanas. Los estudiantes blandían sus espadas con movimientos rápidos y precisos.
“Entonces iré a buscar a mi hermana, maestro.”
“Está bien.”
Lee Hyun dejó el dojo y se dirigió a la entrada. Ya que no tenían un móvil, tanto Lee Hyun como su hermana, debían acordar una hora para las citas.
“¡Hermano!”
Ya que era domingo y Hayan no tenía clases, ella estaba esperando en la entrada, vistiendo ropa informal. Su falda apenas cubría las rodillas y el cabello corto ondeaba al viento.
Sus amigas habían llegado junto con ella.
“Hola a todos.”
“Hey. Hiciste un buen trabajo en el festival.”
¡Eran las amigas de Hayan!
Lee Hyun respondió encogiéndose de hombros.
“Eh… sí.”
“Entonces entremos. Vamos, hermano.”
Hyun asintió y los llevó dentro del dojo. Las puertas se cerraron tras ellos y todos los estudiantes reaccionaron energéticamente.
“Oh, ¡chicas!”
“¡Estudiantes!”
“¡Wow! Chicas de Preparatoria en un lugar como éste…”
Había ocurrido algo inesperado, varias chicas habían llegado a la guarida de una gran cantidad de hombres. Todos los alumnos comenzaron a trabajar más duro. La fuerza y velocidad de sus golpes aumentaron de manera significativa.


* * *


El entrenamiento fue bastante duro.
Lee Hyun dejó el dojo y, como no quería gastar dinero en el billete de autobús, decidió correr todo el camino hasta casa. Correr era una muy buena forma de mantener su condición física.
Me he graduado de la Preparatoria…
Hyun estaba corriendo con una sonrisa en su rostro. Tal vez no había llegado a terminar la Preparatoria, pero ahora sería capaz de sentirse orgulloso por haberla terminarla.
La abuela será muy feliz. Y Hayan…
Ya que sus padres habían muerto, Lee Hyun estaba más preocupado por su hermana. Cuando era niña, era bastante tímida y miedosa. Su complicada circunstancia familiar le había obligado a ser más fuerte.
No creo ser capaz de tomar el papel de nuestros padres para siempre. Probablemente, sólo unos cuantos años más…
¡El mayor sueño de Lee Hyun consistía en ver a su hermana conociendo a un hombre decente, para que pudiera casarse con él!
En la ceremonia de la boda, Hyun tomaría el papel del padre y se encargaría de entregar a la novia. Desde hacía mucho tiempo, Hyun estaba familiarizado con las responsabilidades de un padre debido a tener que cuidar a su hermana menor. Y, cuando llegase el momento en que el novio tomase la mano de su hermana menor, Hyun sería libre.
En realidad, él nunca había pensado en lo que haría después. Diariamente tenía que pasar por muchas dificultades para tratar de ganar dinero. No tenía tiempo para pensar en un futuro lejano.
Cuando su hermana terminase la universidad y pudiera casarse,  entonces Hyun sería capaz de relajarse y poder vivir por sí mismo.
Aun así…
Lee Hyun rió con amargura.
’Hayan debe conocer a un buen tipo’
Con sus calificaciones actuales, Hayan era capaz de entrar fácilmente en la Universidad de Corea y de conseguir un buen trabajo después de graduarse. Además, con su buena apariencia, su hermana lograría conocer a un buen hombre.
Pero si en su boda era entregada por su hermano, quien solo había logrado graduarse en la Preparatoria con dificultad, podría sentirse avergonzada.
Me siento tan avergonzado e inculto…
Lee Hyun se preocupó por su hermana, su mala educación podría convertirse en una desventaja para ella.
¡Entonces vio el centro de rehabilitación “Gran Sociedad”!
Estaba de paso rumbo a su casa. En adición de su majestuosa apariencia, contaba con equipamiento de última generación.
He ido a diagnosticarme a ese lugar una vez. Si me las arreglo para convertirme en un médico en ese lugar, mi hermana estaría orgullosa.


* * *


Los últimos días habían sido algo difíciles para la Dra. Cha Eunhee.
Ella había usado cientos de diversos tratamientos con el fin de devolverle a Jeong Seoyoon su estado normal. Royal Road era su último recurso.
Los juegos de realidad virtual eran conocidos por otorgar una estabilidad emocional. Aliviaban el estrés, y permitían satisfacer los deseos no cumplidos en la realidad. Viajando entre la realidad y la realidad virtual se podía ayudar a hacer desaparecer sensaciones dolorosas.
Cha Eunhee esperaba que con este método pudiera salvar a Seoyoon de su obsesión mental.
Cada día, desde que Seoyoon empezó a jugar, Cha Eunhee observaba su historial de juego para examinar su estado psicológico al detalle, junto con cualquier prueba que pudiese mostrar, ya que en el juego Seoyoon debía tomar constantemente decisiones por su cuenta e interactuar con lo que la rodeaba.
Todas las acciones de Seoyoon en Royal Road estaban registradas en la capsula. Era información privada, pero como médico particular de Seoyoon, Cha Eunhee, tenía acceso a ésta.
Las primeras grabaciones de las aventuras de Seoyoon fueron alentadoras.
Si sigue de esta forma, ¡se recuperará en poco tiempo!
La tendencia inicial había sido positiva.
A pesar de que nunca reía o hablaba, y estaba retirada del resto de usuarios, ella comenzó a cazar, y su deseo con respecto al juego se convirtió en codicia.
Cha Eunhee pensó que el deseo de Seoyoon para volverse más fuerte y adquirir mejores artículos provocaría un cambio en su actitud. Ese tipo de comportamiento ‘humano’ podría tener un impacto positivo en el tratamiento.
Pero, con el tiempo, sus expectativas se desvanecieron.
Seoyoon cazaba con frecuencia. Ella iba a los lugares donde los monstruos se reunían en grupos y luchaba contra ellos. Luchaba fieramente, hasta la muerte, como un Berserker.
Seoyoon no había hablado con nadie en Royal Road.
Pero, ¿acaso no es un resultado positivo?
En Serabourg, estaba familiarizada con el Instructor de la Sala de Entrenamiento. No eran muy cercanos, pero aun así era un gran avance. Comían juntos y ella escuchaba hablar al Instructor.
Aunque sólo un poco, ella está reaccionando…
Sus actividades cazando monstruos también eran buena señal. Las personas cerradas se vuelven reservadas y desconfiadas. Algunas veces, incluso actuaban como niños con complejo de superioridad.
Afortunadamente, el estado de Seoyoon aún no había llegado a ese nivel.
Cuando las personas están expuestas a una gran cantidad de sufrimiento, comienzan a sentirse tristes o asustadas. Para tal amenaza inherente, los combates presentaban una gran medicina.
Huh, aún hay un largo camino hasta que ella se cure por completo.
Cha Eunhee suspiro profundamente.
Después de dejar la ciudad de Serabourg, Jeong Seoyoon se dirigió al norte para continuar con su interminable cacería.
¿Cuánto tiempo piensa mantenerse en ese estado?
Jeong Seoyoon no era sólo un paciente para ella, la apreciaba como si de una hermana pequeña se tratase ya que la había conocido desde niña. Sus padres eran amigos, así que se reunían a menudo, resultando que Seoyoon la llamara ‘hermana mayor’ a Cha Eunhee y la siguiera con frecuencia.
Pero, en estos momentos, Seoyoon ya no reía ni hablaba. Cha Eunhee hacia todo lo posible para regresarla a la normalidad, a su estado alegre.
Algunas partes de la grabación sorprendieron a Cha Eunhee.
¿Por qué hay una estatua de Seoyoon en la aldea de Baran?
Parecía que Seoyoon no se había percatado pero, ¡la sonriente estatua y guardiana de la aldea, era su viva imagen!
El rostro de la estatua de Freya parecía estar basado en Seoyoon.
La belleza de esa sonrisa provocó en Cha Eunhee un leve mareo.


* * *


Seoyoon estaba cazando monstruos y se adentraba cada vez más a la parte sur del Reino Rosenheim. Había algunos que también se adentraban al sur, pero se movían lenta y cuidadosamente.
Los monstruos de la zona eran bastante temibles, como los Ghouls Oscuros y los Cuervos Sangrientos.
Sin embargo, la población de la región sur estaba en constante aumento. Los demás jugadores aun no lograban llegar a las mazmorras y zonas de caza que utilizaba Seoyoon, pero ya estaban cerca.
No puedo quedarme mucho más tiempo en este lugar…
Originalmente, había empezado en el centro del Continente, pero había empezado su travesía hacia el sur de Rosenheim, sin embargo, habiendo llegado demasiado al sur sin darse cuenta, ya no había más tierras libres por delante.
Al este… Donde no hay jugadores…
Seoyoon decidió ir a las Tierras de la Desesperación.


* * *


La construcción de la pirámide se convirtió en la novedad en Royal Road. La gran mayoría de rumores habían sido expandidos precisamente por quienes estaba participando directamente en la construcción.
La pirámide apareció casi al instante en los sitios web. Varios periodistas habían sido enviados por varios medios de comunicación, para obtener información de Weed. Al parecer, querían grabar todas las etapas de la construcción, desde el concepto inicial hasta el resultado final.
Aunque el informe sobre la pirámide podría llenar un pequeño artículo, los reporteros querían destacar la pirámide, creada por el esfuerzo de los jugadores, al detalle. Querían mostrar los sentimientos de los jugadores y su arduo trabajo, que habían hecho posible la construcción de la pirámide. Tenían que hacerlo desde el principio hasta el final, desde el momento en que la búsqueda apareció por primera vez. ¡Era la mejor manera para que una gran historia fuera escrita!
¡La pirámide, construida por el arduo trabajo de miles de jugadores!
Los productores de las televisoras ya estaban pensando en cómo hacer un espectáculo, donde famosos actores construían su propia pirámide. Ellos pensaron que el público en general estaría interesado en saber si alguien más seria capaz de completar una tarea imposible.
“Te pagaremos un millón de wons.”
“Si estás de acuerdo en trabajar con nosotros, ¡te pagaremos 2 millones!”
Todos los días, Weed recibía ofertas como esas, pero él las declinaba. Sin embargo, recibió una tentadora oferta, muy diferente de las demás. El Ministerio de Educación de Corea decidió poner una campaña de publicidad sobre libros de texto, y querían involucrar a la pirámide.
¡Incluso le ofrecieron 7 millones de won!
Weed aceptó la oferta.


* * *


La zona del barranco de las Cazadoras estaba bastante animada.
Aunque su equipo no tenía los Guerreros o Paladines obligatorios, el alto nivel de cooperación entre los miembros había permitido que pudieran acabar con los enemigos de la zona, ganando así mucha experiencia como recompensa.
Durante los últimos días, Weed había subido su nivel 7 veces alcanzando el nivel 266 mientras luchaba junto con los Geomchis, lo cual le resultaba agradable. Él deseaba continuar cazando con ellos, pero la construcción se acerca a su final y debía asistir.
En el momento en que la última piedra fue colocada en su lugar, Weed recibió un mensaje.
¡Ding!
Has completado la construcción de la Tumba para el Gran Rey Theodarren.
Sintiendo su inminente muerte, el Rey decidió construir una maravillosa tumba para sí mismo, y acudió al escultor más famoso del continente para completar dicha tarea. Y ahora, su tumba ha sido completada.
Recibirás la recompensa del Rey Theodarren.
Pero hay que darse prisa, antes de que fallezca.


“¡Hemos terminado!”
“¡Hurra!”
Los numerosos jugadores que se hallaban alrededor de la pirámide gritaban alegremente.
Fue la primera vez que tal cantidad de usuarios se reunían en un solo punto del Reino. Cada jugador extraía y transportaba 1 ó 2 bloques de piedra, contribuyendo con una gran cantidad de esfuerzo a la construcción de la tumba.
Weed se dirigió al palacio del Rey.
La tumba había sido completada, ahora solo faltaba informar al Rey y recibir la recompensa.
El Rey se reunió con él en la sala del trono como la última vez. Parecía aún más viejo y el progreso de su enfermedad era evidente.
Siguiendo las formalidades, Weed se arrodilló ante el Rey.
“Su Majestad…” - empezó a hablar, pero fue abruptamente interrumpido por el Rey.
“¡Levántate! Una postura así para un renombrado maestro de la escultura es una falta de respeto, mereces más respeto. Además, las formalidades me hacen sentir incómodo.”
“No, Majestad.”
Weed no tenía la intención de levantarse, pero el Rey dio la orden a sus caballeros y le pusieron en pie a la fuerza. Weed lo notó, la actitud del Rey hacia él había cambiado significativamente desde su último encuentro.
“Tienes mi gratitud. Gracias a ti, puedo tener un lugar para mi reposo final. Eres un gran escultor. Ahora mismo, tengo curiosidad sobre lo que estabas pensando al construir la tumba.”
“Estuve pensando en todas las dificultades que su majestad tuvo que soportar durante su vida.”
“Si… Vencí a muchos enemigos para defender mi reino. Y ahora, después de mi muerte, iré a lo más profundo del infierno para sufrir por toda la eternidad.”
“En absoluto, su Majestad. Su vida transcurrió igual que unos fuegos artificiales. Quien no teme a las llamas y trata de atraparlas puede quemarse. Pero usted arde con gran intensidad para iluminar todo lo que le rodea. Su brillante llama se encargará de proteger a Rosenheim durante mucho tiempo. Y ahora usted será capaz de descansar en un lugar cómodo y observar a su reino prosperar.”
El Rey se mostró bastante satisfecho ante las palabras de Weed.
“No me arrepiento en absoluto de haber confiado esta tarea a un escultor, cuyo nombre será dicho y recordado por muchos. Has preparado un lugar de descanso maravilloso para mí, mucho más de lo que podría esperar de ti. Ahora pues, obtendrás la recompensa que te prometí.”
Has completado la misión con éxito.


Tu [Fama] aumenta en 690.
Has recibido 2.930 puntos de reputación en el Reino de Rosenheim.
Has subido de nivel.
Has subido de nivel.
Has subido de nivel.
Has subido de nivel.
Has subido de nivel.


¡Cinco niveles y 2.930 puntos de reputación con la Familia Real!
El rey siguió hablando:
“Todos los demás que ayudaron en la construcción de la tumba, recibirán recompensas apropiadas según cada cual. Tu servicio a la Familia Real es significativo, queremos premiarte especialmente a ti. ¿Qué deseas?”
El momento más emocionante, que Weed había imaginado tantas veces, había llegado.
2.930 puntos… Podría conseguir un objeto raro o incluso único de la Tesorería Real.
La Espada de Agatha era un buen objeto. Aumentaba el atributo de [Fe], aumentando la regeneración de salud e incluso  permite el uso de una bendición 5 veces al día. Pero aun así, esta espada, forjada por la Orden de Freya, tenía un [Daño] bajo.
¡Weed quería una espada! La mejor, de ser posible.
No obstante, él debía pensar en cómo completar las misiones que ya tenía…
Incluso la mejor espada del mudo no me ayudará mucho en las Tierras de la Desesperación.
Weed tomo una decisión, y dijo:
“Su Majestad, tengo una tarea que me fue encomendada por la Orden de Freya. Pronto debo marchar contra de los nigromantes, quienes adoran al dios oscuro Beelzebub. La Orden se enteró de sucesos extraños en las Tierras de la Desesperación, y mi tarea es tratar con ello para impedir que los nigromantes reúnan fuerzas. Sin embargo, a mi pesar, no tengo suficientes hombres para completar una tarea tan importante. Debido a esto, he de solicitar la ayuda de los valientes guerreros de Rosenheim.”
El rey escuchó con atención a Weed, pero después de unos instantes negó con su cabeza.
“Las Tierras de la Desesperación… Se dice que hay refugiados viviendo ahí, quienes fueron perseguidos durante las luchas continuas y la guerra con los elfos oscuros. Durante mi reinado, envié a mis tropas dos veces a esas tierras hostiles, pero ni un solo hombre regresó. Por esa razón ordené que levantaran un alto y grueso muro, para evitar que ese mal invadiera mis tierras.”
Entonces esa es la situación…
Ahora Weed empezó a entender. ¡Ese lugar era aún más peligroso que la provincia de Morata!
Pero no era momento de darse por vencido. La búsqueda era una aventura. Y aunque su experiencia le demostrase que era imposible, nadie le impedirá intentarlo. Como se suele decir: ‘Es mejor lamentarse de hacer algo, que arrepentirse de no haberlo hecho’.
Mientras que Weed se perdía en sus pensamientos, el Rey Theodarren continuó.
“Es un lugar sucio y peligroso, se necesita de gente leal. Te podré dar algunos soldados. Pero me pregunto si serás capaz de tratarlos con honor y no permitiendo que mueran en vano.”
Weed tendría entonces que gastar sus puntos de reputación con los soldados. Esa decisión estuvo a punto de hacerle llorar.
De cualquier forma, ir a ese lugar sólo con los sacerdotes y esperar un milagro sería un suicidio. Completar esta misión es más importante que cualquier artículo único…
Sin embargo, incluso después de tomar esa decisión, no pudo evitar mendigar por algo valioso.
“Valoro mis recuerdos del Reino de Rosenheim, por lo tanto me gustaría algún tipo de recuerdo. Si a su Majestad no le importa, una espada sería un perfecto recuerdo.”
Palabras adecuadas, dichas en el momento adecuado.
El Rey asintió y le ordenó a uno de sus consejeros que dirigiera a Weed a los campos de entrenamiento.
En el camino, Weed estaba penando en muchas excusas para tomar la mejor espada de la armería. Recordó su aventura en la Guarida de Litvarth y su búsqueda en la provincia de Morata. Tuvo que soportar tanto para finalmente llegar hasta este punto y tener la oportunidad de obtener algo valioso.
¿Todo ese sufrimiento para gastar sus puntos en los soldados? ¡Jamás! Weed debía conseguir un elemento valioso por sí mismo.
El consejero le llevó a los campos de entrenamiento, donde varios guerreros se encontraban en mitad de su combate.
“Por orden del Rey, se le permite tomar algunos caballeros y soldados para ayudar en su misión en las Tierras de la Desesperación. Elija por su cuenta.”
Los Caballeros de Rosenheim estaban vestidos con una brillante armadura plateada. Sus caballos estaban limpios y bien cuidados.
Por favor escoja a los guerreros utilizando sus Puntos de Reputación.


Después de que la ventana apareciera, algunos números comenzaron a aparecer en los pechos de cada caballero.
Parece que su valor esta medido en Puntos de Reputación.
Cada caballero y soldado tenía un precio. Debía elegir con cuidado, gastando puntos en soldados que realmente necesitara.
Weed optó por examinar primero cuidadosamente a los caballeros.
Estaban reunidos en pequeños grupos. Había Caballeros Escarlatas, quienes eran conocidos por su fuerza, Caballeros Blancos, conocidos por su magia y los Caballeros Reales, que servían personalmente al Rey. Estos últimos tenían niveles alrededor de 280.
Sin pensarlo dos veces, Weed detuvo su atención en ellos. Los Caballeros que servían personalmente al rey eran los mejores guerreros del reino.
En terrenos tan peligrosos, necesitaré de un buen apoyo…
Weed se acercó más y vio los números en sus pechos. Empezaban desde el 30 e iban aumentando hasta los 100 puntos por persona.
El sistema de Puntos de Reputación era una de las razones por las que la tiranía en los gremios de Royal Road se había reducido.
Con este sistema, incluso los jugadores solitarios y los grupos pequeños eran capaces de completar misiones y acumular Puntos de Reputación en los reinos y otras potencias en Royal Road. Y, en el caso de que necesiten ayuda para completar alguna búsqueda, de esta manera no necesitarían acudir a los gremios para pedirles ayuda. Bastaba con acudir ante el Rey o un Aristócrata para contratar un ejército.
Mientras caminaba por los campos de entrenamiento, Weed llego a un rincón donde se amontonaba una gran cantidad de espadas y armaduras. Espadas, lanzas, hachas, arcos, garrotes y mazas, había demasiada variedad como para enumerarla toda.
Tan solo las espadas sobrepasaban el centenar. Y, por supuesto, cada artículo tenía un precio en Puntos de Reputación.
Las espadas viejas y oxidadas eran baratas, a tan solo 3.2 puntos. Pero las mejores eran mucho más caras, desde los 1,500 hasta los 2,000 puntos.
Si tomaba una gran cantidad de soldados, obtendría un arma mediocre y, si tomaba una gran arma, sólo podría tener pocos soldados. Weed se enfrentó a una difícil decisión.
He trabajado muy duro para conseguir esos puntos… No puedo gastarlos todos en soldados.
Si un NPC fuera a morir en combate, se iría para siempre. Pero incluso si ninguno llegase a morir, Weed todavía tenía la obligación de devolver a los soldados. Pero el arma se quedaría en su posesión para siempre incluso después de terminar la búsqueda. Podría, incluso, venderla por dinero real.
Después de darle muchas vueltas al asunto, Weed decidió tomar 10 Caballeros Reales. Cuando los escogió, inmediatamente después les empezó a dar nombres.
¡51, 53, 55, 56, 58, 59, 60, 98, 99 y 100!
Por supuesto, Weed recordaría las caras y nombres de los caballeros, ya que había gastado su bien ganada reputación.
“Parece que el Rey le tiene en alta estima, así que voy a obedecer.”
“No me gusta, pero no puedo ir en contra de una orden Real, así que le voy a seguir.”
Los Caballeros no ocultaron su desaprobación. Algunas declaraciones directas, groseras y enojadas fueron dirigidas a Weed, pero él hizo caso omiso y procedió a tomar un arma y a los soldados restantes.
Debo escoger la mejor arma posible y luego usar el resto de puntos en infantería. No puedo dejar que mis puntos caigan hasta el límite, donde no pueda escoger el arma que quiera.
Primero, examinó las espadas decoradas, cubiertas con varios ornamentos. Sin embargo, a Weed no le gustaron.
Cosas inútiles. Parecen más una obra de arte que un arma.
Por desgracia, no se le había permitido comprobar las estadísticas de las armas antes de escoger la que quisiera, así que tuvo que confiar en su intuición y experiencia.
Por suerte, en la Ciudad Libre de Somuren, él había tenido la oportunidad de estudiar a fondo las armas y aprender a estimar su valor por la apariencia exterior. Su experiencia como herrero también ayudaba.
Weed estaba tratando de encontrar una buena espada que estuviese hecha de mithril. Cuando la encontró, la tomó con un poco de duda.
“¡Identificar!”
Espada del Frio Loteu

Durabilidad:  150/150.
[Daño]: 68-75.
Esta espada pertenecía a Loteu del Reino de Niffleheim, el líder de los mercenarios en la zona norte del Continente. Contiene el poder del hielo.
Requisitos:
[Fuerza] 600
Nivel 250.
Efectos:
[Fuerza] + 50.
[Agilidad] +10.
[Liderazgo] +20.
Bono de daño por congelación: 30
Cada ataque ralentiza al oponente.
Si se toma la profesión de Mercenario, se obtendrá inmediatamente el Estatus de Plata.


No está nada mal.
Weed se había gastado 1.700 Puntos de Reputación con la espada y se había quedado satisfecho. A pesar que sus efectos eran peores que los de la Espada de Agatha, su daño era mucho más alto. Si se tomaba en cuenta la bonificación de [Afilar], esta espada era sin duda la mejor que había tenido.
Después de tomar la espada, solo le quedaban 541 Puntos de Reputación, que pensaba utilizar para contratar soldados. Weed continuó caminando por los campos de entrenamiento y, para su sorpresa, se encontró con rostros conocidos.
“¡Jefe!”
Becker, Hosram, Buren y Dale. Los soldados de la incursión a la Guarida de Litvarth. Viejos amigos.
“¿También estais vosotros aquí?”
“Sí, las áreas alrededor de la capital comenzaron a ser invadidas por monstruos, y fuimos llamados de nuevo para patrullar y cazarlos.”
Los cuatro soldados se habían convertido en capitanes desde hacía un tiempo, y estaban a cargo de sus propias tropas de cien soldados.
“Sabíamos que volvería algún día.”
“Si, ¡estamos muy contentos de volverlo a ver, jefe!”
Buren y Dale no podían contener su alegría. Durante su incursión a la Guarida de Litvarth se volvieron realmente cercanos a Weed y estaban verdaderamente felices de encontrarse de  nuevo.
Weed se consideró afortunado.
¡En la misión tenía necesidad de soldados de confianza!
“Los llevaré conmigo, chicos. Vamos, tenemos mucho trabajo por hacer.”
Después de reclutar a Buren y al resto, junto con sus 400 soldados, a Weed sólo le quedaban 3 Puntos de Reputación.
El Consejero examinó cuidadosamente a todos los guerreros escogidos y dijo:
“Es preferible que devuelva a todos los caballeros y soldados intactos.”
Weed decidió no responder. No obstante, por cruel que pareciera, sólo los había reclutado para luchar. Una gran cantidad de luchas contra monstruos peligrosos se avecinaba, y Weed pensó que las perdidas eran inevitables.
Por supuesto, él no tenía la intención de dejar morir fácilmente a sus soldados, ya que le habían costado bastante, pero tampoco iba a mantenerlos tras de sí.
Sin embargo, el Consejero continuó:
“Si los mantienes con vida, la Familia Real reconocerá tus méritos. Si logras que se vuelvan más fuertes y adquieran experiencia, el Rey y el resto de Aristócratas estarán muy satisfechos.”
Las palabras del Consejero podrían interpretarse como una promesa para reembolsar sus Puntos de Reputación, los cuales había gastado en los soldados, e incluso obtener más si lograba que regresasen con un mayor nivel.
De haber sabido que esto pasaría, hubiese escogido más soldados…
Cerca del final donde estaban los soldados, Weed se fijó en Docke, el Instructor de la Sala de Entrenamiento. No hacía mucho que había sido ascendido y ahora se encargaba de entrenar a los caballeros en el palacio. También estaba Midvale, el Caballero, que había acompañado a Weed en la Guarida de Litvarth. No obstante, Weed no tenía suficientes puntos para reclutarles. Además, cada uno de ellos tenía un precio mucho más alto que el de cualquier caballero.
Qué mal. Bueno, espero tener una oportunidad…
Weed terminó con su trabajo en el palacio y se dirigió a la Orden de Freya; acompañado de los soldados que había contratado.


* * *


En la entrada, dos de los más altos funcionarios de la Iglesia ya le estaban esperando.
“¿Estás listo para partir?”
“Claro” – contestó bruscamente Weed.
A sus espaldas estaban los caballeros Buren, Becker, Hosram y Dale, y cuatrocientos soldados rasos. Todos ellos estaban algo tensos, ya que no esperaban realizar una misión tan importante.
Incluso los Caballeros reales rara vez participan en misiones de tal dificultad.
El Sumo Sacerdote le dijo:
“Los 50 sacerdotes prometidos ya están esperando frente al portal.”
“Os mostraremos el camino.”
Los sacerdotes de la Orden de Freya. Weed los saludó e inspeccionó con cuidado. Había muchos hombres barbudos con túnicas pero, para su sorpresa, había más sacerdotisas. Y todas ellas eran, sorprendentemente, unas bellezas.
Los soldados quedaron sorprendidos.
“¡Whoah!”
“¡Ahora me siento más animado, jefe!”
De una sola mirada a las sacerdotisas, el espíritu de lucha de Becker y el resto de los soldados se disparó hasta las nubes. Weed se dirigió al portal encabezando a un gran ejército. Pero sólo había sido capaz de obtener 50 sacerdotes. Los Caballeros Reales, Becker y los otros tratarían de evaluar la situación de forma independiente, y tomarían sus propias decisiones.
“¡Que Freya los bendiga!”
El Sumo Sacerdote y los otros recitaron una oración y el portal comenzó a brillar.
Cuando el resplandor desapareció, Weed y el resto ya estaban lejos de Rosenheim.


* * *


La pirámide se había convertido rápidamente en uno de los lugares más visitados del Reino de Rosenheim. Cada día, más de 40 mil usuarios visitaban la tumba.
Por supuesto, la mayoría de ellos no venían a observar las obras de arte, sino para recibir los beneficios de la estatua de la Esfinge.
“¡Wow! Genial.”
“Es verdad. Es una locura, construir una pirámide en este lugar…”
“Yo vi un video de la construcción. Fue realmente asombroso, sólo he venido aquí a causa de ella.”
Pero, para sorpresa de quienes acudían al lugar por primera vez, además de la famosa estatua de la Esfinge, se encontraron también otras esculturas de gacelas, canguros, ciervos, conejos y otros monstruos de bajo nivel con expresiones tristes.
En cuanto a esas esculturas, muchos jugadores se sentían culpables, ya que en un principio habían matado una gran cantidad de herbívoros inofensivos.
No era ninguna sorpresa que, después de leer las palabras grabadas, sus manos hurgaran en sus bolsillos.
Tras observar la estatua, paga lo que te diga tu corazón.
¡Todo el dinero será donado!
Vamos a utilizarlo para ayudar a los necesitados.

Cada visitante dejaba una moneda de cobre o de plata.



7 comentarios:

  1. uhmm ¿y sus compañeros de aventura no podían ir? ahhh y también llevar a sus descuidados maestros?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo no los llevo porque es muy peligroso, y sólo irían por compromiso con él, así que no lo hicieron.
      Igual hay cosas que al autor se le salta avisar y toca deducir nosotros XD

      Eliminar
  2. que sucia tactica para ganar dinero por parte de weed jaja

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja "donaciones" jajajajaja Weed es todo un controlador de mentes y emociones con sus esculturas

    ResponderEliminar
  4. maldicion weed es peor que la iglesia misma y sus diezmos aunque bueno supongo que ni el rey sabe de sus trabas xD

    ResponderEliminar