sábado, 5 de diciembre de 2015

Volumen 2 - Capítulo 7

[Traducido Por: solostaran]
[Editado Por: Rokknei]

LAS ESTATUAS SIN NOMBRE DE LAVIAS


Weed y Da’in.

La Bendición de Da’in aumentaba increíblemente las habilidades de Weed, y además, debilitaba a los monstruos. Era como si le pusiese alas a un ya de por si poderoso Weed. Su trabajo en equipo aumentaba su potencial hasta lo imposible.

Aun así, Da’in no mataba a ningún monstruo. Eso no perjudicaba a Weed, ya que al no participar ella en las luchas, él podía mejorar su Dominio con la Espada.

Aun así, no puedo confiar en alguien a quien he conocido en un sitio así. Weed estaba constantemente preocupado por una traición, incluso mientras luchaba. Al haber pasado allí tanto tiempo, Da’in conocía Lavias bastante bien. Según ella, hasta hacía poco la había estado recorriendo, reuniendo información. Había llegado a esa mazmorra más o menos cuando el grupo de Weed llegó a la Ciudad del Cielo.

Una historia bastante poco creíble, pensó él. Pero era cierto que nunca se la había encontrado en Lavias, por lo que también debía ser cierto que había estado sola en la mazmorra todo ese tiempo. Aun así, eso no bastaba para creer todo lo que decía.

- ¿Y si nos cambiamos de zona de entrenamiento? Resulta que conozco unas pocas mazmorras sin explorar, aunque no he estado en ellas – según sus informes, había al menos 8, mazmorras inexploradas.

- Cuando dices “sin explorar”, ¿quieres decir que nadie ha entrado aún en ellas?

- Sí.

- No lo entiendo – Weed ladeó la cabeza, confundido.

Da’in había sido un miembro del primer grupo que había llegado a Lavias, ¿y había mazmorras que no habían visitado? Era difícil de creer.

- No era necesario, ya que, salvo yo, todos tenían un nivel superior a 200.

- ¿Así que no se molestaron en entrar en las mazmorras de menor nivel? Aun así, no me creo que alguien ignorase sin más una nueva mazmorra.

Había muchas ventajas en descubrir una mazmorra, pero la más importante era el aumento de Fama. Se ganaba bastante Fama al descubrir una nueva mazmorra, y explorarla completamente daba incluso más, y hasta dinero. Aunque tuviesen tanto nivel que hacía que cazar no valiese la pena, ¿quién ignoraría toda esa fama? Da’in le estaba ocultando algo sobre el equipo en el que había estado.

- Si no me lo cuentas, no me pienso mover de aquí.

- No puedo contarte qué hicieron.

- ¿Es un secreto?

- Si, les prometí que no se lo contaría a nadie… Es difícil de explicar, pero te estoy diciendo la verdad. Por favor, créeme.

Weed decidió dejar el tema. No podía hacer nada para convencerla para que se lo contase. Y lo que le dijese no tenía muchas pintas de ser cierto. Además, acababan de dejar la Cueva del Guerrero Muerto para ir a otras mazmorras. Así que al menos confiaría en ella en ese punto.

Torre de Mirkan
Zona Secreta del Lago de Pan
Mina de Carbón Baravall.
Vista Segmail.
Altar de Gaet.
Nido del Loro.
Ruinas de Barlog.
Cueva Sellada de Margres el Destructor.
Esas zonas estaban sin explorar. Weed y Da’in llegaron a la región, más allá de la vista de Lavias. La Torre de Mirkan parecía alzarse de las nubes. Como era de esperar, fueron los primeros en descubrir esa zona. Había sobre todo monstruos voladores. Weed contaba con su arquería como su principal ataque a distancia. Utilizaba un arco que aprovechaba bien sus atributos para hacer bastante daño.

Por solo 10 monedas de oro, podían comprar unas plumas especiales cerca de la torre que les permitían volar todo un mes. Además, ¡al haber descubierto la mazmorra tenían los dobles XPs y el doble de botines! La pareja exploró y entreno en la Torre de Mirkan, la Zona Secreta del Lago de Pan y la Mina de Carbón de Baravall una tras otra. En las otras zonas, los monstruos más débiles eran los Caballeros de la Muerte, por lo que nadie se atrevía a entrar allí y habían quedado selladas. Aun así, con la ayuda de Da’in, Weed logró avanzar bastante, ganando una considerable cantidad de XPs y objetos.



* * * * *



Si logro hacer esto… En ese momento, Weed estaba mirando atentamente dos langostas, y tragó saliva. Su habilidad Cocina estaba a punto de llegar al nivel intermedio, por lo que había preparado un plato especial para cubrir el 1% que le faltaba. El mejor plato que se podía preparar con el nivel básico era marisco, ¿y qué mejor marisco que la famosa langosta?

Por supuesto, Hyun nunca antes había probado la langosta. Era demasiado cara. Una de las razones por las que se esforzaba tanto con la habilidad Cocina era para poder probar platos tan deliciosos como este.

Las langostas se resistieron, pero no eran rivales para la intensa mirada de Weed. Al final solo pudieron bajar sus antenas como signo de derrota. Pero Weed no estaba intimidándolas, intentaba imaginarse la carne de langosta. Sus manos temblaban. Hasta en el juego, las langostas eran inusuales y caras. En Lavias costaban nada menos que una moneda de oro la unidad. Si no hubiese explorado las mazmorras con los botines doblados, ni se hubiese planteado comprarlas.

Tras cocinar a estos bichos, tendré el nivel intermedio de Cocina.

Sus ansiosas manos se movieron como un rayo al coger las cabezas de las langostas con la izquierda y usar el Cuchillo de Tallar de Zahab en la derecha para abrirlas de arriba abajo. Las langostas quedaron abiertas por la mitad, y Weed las enjuagó y desovó. A continuación, las metió en la sartén, con las salsas y especias que había preparado de antemano. Pronto empezaron a humear, y quedaron perfectamente cocinadas. ¡Por fin estaba listo el plato de langosta!

* Ding*



  • Subes de Nivel: Cocina
(Básico à Intermedio)
Ahora puedes cocinar aperitivos, que dependiendo del tipo y los ingredientes, subirán diferentes atributos.
Recibes las siguientes ventajas:[/window]Todos los atributos aumentados en +5
Fama aumentada en +10
Aprendes la habilidad: Elaborar alcohol.
Tu afinidad con la Tierra aumenta en 30 puntos.
Resistencia contra Magias de Tierra +20%
Resistencia contra Magias de Fuego +10%
Resistencia contra Magias de Agua +10%


Su deseo de alcanzar el nivel intermedio de cocina se había cumplido, y el resultado era muy satisfactorio. El equipamiento para aumentar la resistencia mágica era bastante caro, pero él la había aumentado permanentemente gracias a su Cocina.

- Guau, eso parece delicioso – Da’in, que había estado esperando pacientemente a que la comida estuviese lista, se enrolló las mangas y se lanzó a su plato. Weed también se comió rápidamente su porción.



* * * * *



Weed luchaba y Da’in asistía. Entre los 2 dominaban las mazmorras. Da’in se esforzaba tanto curando y bendiciendo que Weed no lamentaba haber formado un equipo. Da’in era una mujer que se volvía más misteriosa cuanto más la conocía. Cuando veían un monstruo, lo maldecía con cara de pena. Además no se preocupaba por el dinero ni los objetos. Cuando veía que Weed se esforzaba por conseguir unas pocas monedas de plata, o incluso de cobre, se daba cuenta y se lo comentaba.

Cerca de la Zona Secreta del Lago de Pan, había muchas zonas de hierbas. Allí se agachaba sin dudarlo para extraer las hierbas. ¡Un formidable instinto de supervivencia! A veces escribía poemas o se ponía a cantar. Su voz clara y refrescante sonaba maravillosamente. Gracias a eso, Weed podía dedicarse a cazar placenteramente.

Y pensar qué podía divertirme tanto estando con alguien…

Nadie más iba a Lavias. Pale y Surka le mandaban mensajes, explicándole que se habían asentado en una zona de caza cerca de Serabourg. Como sus padres eran novatos, les costaba mucho alejarse demasiado.

Siempre estaban juntos y solos. Además, era la mujer de sus sueños. Mentiría si dijese que a veces dirigía una o dos miradas hacia ella. Por lo general, Da’in siempre sonreía, pero a veces una sombra le cruzaba la cara. Aunque siempre recuperaba el buen humor cuando cazaba y comía con Weed.

Un día, Weed decidió que quería agregarla a sus amigos.

- Ehm… ¿Quisieras seguir cazando conmigo en el futuro? – preguntó.

Pero Da’in se quedó en silencio.

- Lo siento, Weed-nim – dijo al cabo de un rato, con un gesto serio en la cara.

- ¿A qué te refieres?

- Una vez tomé una mala decisión. Creí que nadie me amaba… No podía confiar en nadie.

- ¿Por casualidad es esa la razón por la que estabas sola en Lavias?

- Es complicado de explicar, pero sí, está relacionado. De todos modos, me has dado ánimos, Weed-nim. Quizás pueda volver a encontrar mi sitio otra vez…

- ¿Y? – Weed estaba un poco frustrado.

Le alegraba oír que estar con él le había devuelto el coraje, pero lo de que se fuese le hacía sentirse usado. Y a nadie le gusta sentirse usado.

- No, no lo decía en ese sentido. Tras conocerte, siento que puedo seguir viviendo.

- No es posible. No me digas…

- Sí, estoy… enferma. Aunque puedo someterme a una operación, no es seguro que me recupere. Estaba retrasando la operación, pero es hora de arriesgarse.

- …

- Por favor, no me mires así. Estaré bien. El destino y la casualidad son tan parecidos que a veces cuesta diferenciarlos. No sé cuál nos ha unido, pero si es cosa del destino, volveremos a vernos. Tengo ganas de volver a verte.

Da’in se desconectó. Weed se sintió vacío tras su marcha. No había pasado mucho tiempo con ella por sus sospechas y porque estaba concentrado en la caza. Quizás no había tratado de ocultar su enfermedad. Él siempre había estado ocupado. En cuanto ella se conectaba, él le arrastraba a cualquier sitio a cazar.

Durante un mes, apenas habían hablado, solo cazaban. Lo estaba lamentando. Era posible que Da’in nunca volviese.

Si nunca vuelve, poca gente la recordará. Estaba sola en Lavias, y nadie vino a buscarla. Supongo que por eso mataba el tiempo maldiciendo y bendiciendo monstruos.

La soledad y el miedo a la muerte solo podían ser entendidos por quienes los habían experimentado.

Weed siguió cazando, esperando a que Da’in regresara, pero después de tres de los meses del juego aún no había regresado. En el mundo real habían pasado apenas 3 semanas. Si se trataba de una operación a vida o muerte, la recuperación podría llevarle meses.

Volverá. Aunque le lleve meses o años, sé que volverá. Me lo prometió. Weed empezó a tallar estatuas en las mazmorras por las que habían pasado juntos. Aunque nunca regrese, dejaré aquí un recuerdo de ella. Para demostrar que al menos una persona la recordó…

Desde que su habilidad Dominio de la Escultura había llegado al nivel intermedio, podía usar el Cuchillo de Tallar de Zahab para trabajar con rocas. Por supuesto, eso solo era posible gracias a la habilidad Hoja del Escultor. El cuchillo de tallar se movió con gracia, dejando a su paso dos figuras humanas talladas en las rocosas paredes.

Weed movió rocas a los sitios en los que habían comido y descansado juntos, para crear esculturas de los dos. A veces tallaba imágenes en los muros. A veces los monstruos le molestaban, pero Weed no dejó de insistir en su obra.

La última de las piezas la creó en el mismo punto de la Cueva del Guerrero Muerto en que se habían encontrado: en la caverna subterránea por la que fluía un pequeño rio. La imagen mostraba a una Da’in dormida y a Weed encontrándola. Una escultura en la que estaban representadas las primeras memorias que habían tenido juntos.

*Ding*



  • Obra Magnífica
¡Has completado Las Estatuas Sin Nombre de Lavias!

¡En la región de Lavias han aparecido unas estatuas misteriosas!
Esas imágenes de unos preciosos recuerdos serán un santuario y guía a través de sus peligrosas mazmorras.

Estas misteriosas estatuas fueron creadas por un escultor anónimo.Valor Artístico300Efectos

PV y PM aumentan en un 25%.
La Velocidad aumenta en un 10%.
Los ataques enemigos son penalizados en un 5%.
Estos efectos no se acumulan con los de otras estatuas.Obras magníficas creadas2


  • Subes de Nivel:
Dominio de la Escultura Intermedio [2]

Tus esculturas son ahora más delicadas y detalladas.

  • Beneficios
  • [+20 Fama] Tu Fama ha aumentado en 20 puntos.
  • [+20 Arte] Tu atributo Arte ha aumentado en 20 puntos.
  • [+20 Res] Tu atributo Resistencia ha aumentado en 20 puntos.
[+20 Agu] Tu atributo Aguante ha aumentado en 10 puntos.




10 comentarios:

  1. muy buena jejej, gracias por la traducción.

    ResponderEliminar
  2. ahh men, como que se me metio un poco de tierra en el ojo :'v

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa tierra llegó hasta acá, a mi me paso lo mismo

      Eliminar
    2. sí, como que hay mucha tierra en el aire...

      Eliminar
    3. mucha tierra, demasiada tierra

      Eliminar
  3. eto... en el manhwa no explicaron lo que pasó con cocina, quien imaginaria que con eso podría obtener resistencia a magia de tierra y de agua, interesante en verdad.
    ¿qué pasará si aumenta las otras artes? es posible que se haga resistente al resto de las mágias?

    y no esperaba eso de las estatuas sin nombre, interesante.

    ResponderEliminar
  4. me imagino que llegara un grupo y robara las estatuas y que weed se enfadara que los matara tanto hasta que llegen a lvl 1

    ResponderEliminar