martes, 1 de diciembre de 2015

Volumen 1 - Capítulo 2

Volumen 1 Capítulo 2
Aparece la bestia salvaje
Traducido por TheHypnoticCat
Corregido por DaniR y AM
Editado por AM y Tars


El escáner ocular del iris ha determinado que usted es un usuario no registrado. ¿Quiere crear una nueva cuenta?
Sí / No
Cuando Lee Hyun se conectó a Royal Road, el primer sonido que llegó a sus oídos fue una voz femenina. Miró a su alrededor para ver quién le estaba hablando, pero no había nadie más, estaba flotando en un espacio vacío dentro del universo. Entonces se dio cuenta de que estaba en medio del proceso de activación de una nueva cuenta. “¡Sí!”

Seleccione el nombre de su perso…
“Weed.” Weed. ‘Mala Hierba’, lo más humilde del reino vegetal. Para Lee Hyun, eso sonaba lo más apropiado para él.

Seleccione su género: hombre, mujer o neutr...
“¡Hombre!”

Royal Road tiene cuarenta y nueve razas. Puede seleccionar su raza de las primeras veintinueve…
“Humano.”

Usted puede cambiar su aparien...
“Como soy.”

Su cuenta ha sido activada. Sus estadísticas y clase se determinarán mientras juega a Royal Road.
“Paso.”

Seleccione una ciudad y un reino en que desea iniciar.
“¡Ciudadela de Serabourg, Reino de Rosenheim!”

Bienvenido a Royal
“Paso.” Con miedo a perder ni un segundo, Lee Hyun saltó la fase de tutorial y tomó decisiones rápidas, de acuerdo con su plan preestablecido. 300.000 wons de factura mensual por jugar le suponían un gran gasto.
* * *
En Royal Road, hay más de un centenar de ciudades principales y miles de pueblos. Cada nuevo jugador comienza su aventura en una capital o en una gran ciudad de tamaño similar. Del tipo en la que Weed comenzaba. ¡Flash! Con un destello de luz, apareció en la Ciudadela de Serabourg del Reino de Rosenheim. “Esto es...” Weed se dejó inundar por la visión de innumerables personajes, tanto de usuarios y como de NPC por igual, y pensó que se había perdido en medio de Seúl. “¿Dónde estoy? ¡Es increíble!” Asombrado, Weed no daba crédito a sus ojos mientras miraba a su alrededor. El ruido de los regateos y charlas sonaba en sus oídos. La visión que se desarrollaba ante sus ojos era exactamente igual que en el mundo real, con gente muy ocupada yendo y viniendo. Bajó la mirada a sus pies, que se apoyaban firmemente en el suelo. Sus sentidos le decían que eran absolutamente sólidos. Desconocidos pasaban a su lado mientras seguía todavía en las nubes. “Míralo. Estoy seguro de que es un novato.” “Parece que nunca antes ha estado en un juego de realidad virtual.” Mientras pasaban por allí, algunos usuarios lanzaban observaciones fugaces por encima del hombro. Eso fue suficiente para que se diera cuenta de algo… ‘Tienen razón. Esto es Royal Road. Un mundo de realidad virtual, y mi nuevo lugar de trabajo.’ No importaba lo bien que Weed se hubiera preparado; su conocimiento de la realidad virtual y su investigación sobre el sistema de juego eran completamente inútiles ante la extraña experiencia que estaba teniendo ahora. Estaba desconcertado, pero fue temporal; pronto se calmó, y las diferencias también comenzaron a llamar su atención. Sus pensamientos iban con el sentido del mundo real, sin embargo, la gente de su alrededor vestía armaduras o chalecos de cuero. Cerca del lugar donde había aparecido, había un tablón de anuncios exhibiendo mapas y descripciones del Reino de Rosenheim e instrucciones para el uso de la interfaz básica. ‘Es hora de que empiece.’ Weed apretó los puños, y comenzó a ejercitar su cuerpo. Se sentó y se puso en pie, y después empezó a dar grandes saltos, volteretas, patadas y puñetazos. Giró en torno a su cintura, probando cuidadosamente una articulación tras otra. Movió los dedos de manos y pies, y giró la cabeza hacia atrás y hacia adelante. A pesar de que un tsunami de comentarios humillantes brotó de otros usuarios cercanos, Weed estaba decidido a perseverar. “¿Qué diablos está haciendo ahora?” “Parece que está moviendo su cuerpo. Supongo que todavía está incómodo con un juego de realidad virtual.” “Oh, ya veo. ¿Pero cuál es el motivo de hacer un espectáculo en medio de una calle llena de gente?” Los sentimientos de humillación que Weed luchaba por ignorar vencieron a su determinación. ¡Menuda escena había estado haciendo frente a desconocidos! ‘¡Maldita sea!’ – Weed salió a toda prisa y se dirigió hacia otro lugar. Los recién iniciados en Royal Road estaban confinados en su ciudad de origen durante una semana de tiempo real, que eran cuatro semanas dentro del juego. Esto se debía al distinto flujo de tiempo que había entre la realidad y la ficción. La gran mayoría de principiantes aprendían las cosas más básicas haciendo misiones simples o practicando habilidades artesanales, tales como sastrería, herrería o cocina, que eran relativamente fáciles de poder adquirir. Los creadores del juego alardeaban de su flexibilidad sin restricciones, casi rozando el caos; en estos momentos, aunque todas las posiciones de alto rango todavía estaban ocupadas por los NPCs en lugar de los usuarios, existía la posibilidad, con el paso del tiempo, de poder ocupar dichos puestos. Por eso era necesario fomentar las relaciones sociales en Royal Road. Por otra parte, un número considerable de usuarios trabajaban en la biblioteca o en otras tiendas para ganar algo de dinero. La Plaza Central rebosaba con aspirantes a comerciantes que instalaban puestos para comprar y vender con otros usuarios, y también se formaban muchos nuevos grupos en busca de aventuras. Después de echar un vistazo rápido, Weed no dudó en dirigirse al Salón de Entrenamiento. La zona estaba abierta a cualquier usuario, siempre y cuando quisiera ir, y la mayoría de los usuarios lo visitaban para experimentar con las nuevas habilidades adquiridas. Era casi imposible encontrar a alguien que, como Weed, se dirigiera directamente al Salón de Entrenamiento tan pronto como se crease un nuevo personaje. No era sólo que los recién llegados estuvieran más interesados en conocer cómo era el Reino y la ciudad que los había visto nacer, sino también porque el trabajo en el Salón de Entrenamiento se considera más bien ineficaz. En el momento en que el instructor vio a Weed traspasar la entrada, sus ojos brillaron con fiereza. “Joven aventurero, supongo que has llegado al continente Versalles hace muy poco” – dijo el instructor. “Sí, señor” – dijo Weed con brevedad. Aún estaba molesto por haber hecho el ridículo en su primer día. “Encontrarás el entrenamiento con la espada absolutamente necesario cuando llegue el momento de enfrentarse a los monstruos. ¿Necesitas mi guía? Toma cualquier espantapájaros desatendido y golpéalo en la forma que desees. Te colocas con una espada de madera delante de un espantapájaros y todo tuyo.” “Gracias, señor. Con eso será suficiente. No necesito más orientación.” “Buena Suerte.” Weed cogió la espada de madera y se dirigió a un espantapájaros que estaba libre en el rincón más alejado. Entonces comenzó a golpearlo; una vez, dos veces, tres veces. Sus manos poco a poco se acostumbraban al peso de la espada de madera y a los impactos de ir golpeando al espantapájaros. En Royal Road, el nivel de un nuevo personaje estaba bloqueado durante las primeras cuatro semanas, ya que estaba prohibido viajar más allá de las puertas de la ciudad y cazar monstruos en el campo. Lo más común era llevar a cabo tantas misiones como fuera posible en ese tiempo, ganando así puntos favorables de reputación, dinero y creando tu propia red de contactos personales. Sin embargo, Weed continuó golpeando en silencio el espantapájaros con la espada de madera. Había cerca de un millar de espantapájaros en el Salón de Entrenamiento de la Ciudadela de Serabourg, y un suministro ilimitado de espadas de madera en los estantes, lo que podría ser útil. La zona solía ser frecuentada por los usuarios que les gustaba poner a prueba sus habilidades. En este momento, sin embargo, todos los ojos se fijaron en un lugar en particular. “Este hombre, definitivamente, tiene nervios de acero.” “Es condenadamente duro.” “No puedo creer que cualquier hombre cuerdo vaya tan lejos.” Weed estaba empapado en sudor. La camisa blanca y el pantalón con los que había empezado al principio, habían absorbido el sudor y se habían pegado rápidamente a su cuerpo. Él seguía dando un golpe tras otro al espantapájaros sin un solo minuto de descanso.

[Fuerza] ha incrementado en 1 punto.
Después de seis horas golpeando al espantapájaros, Weed escuchó buenas noticias. Sentía como si los músculos de la mano que empuñaban la espada de madera fueran haciéndose más ligeros. “[Ventana de Estadísticas]” – murmuró Weed mientras golpeaba al espantapájaros.

Nombre del personaje:
Weed
Nivel:
1
Alineación:
Neutral
Clase:
Ninguna
Titulo:
Ninguno
Fama:
0
-
-
Salud:
100
Maná:
100
Fuerza:
11
Agilidad:
10
Vitalidad:
10
-
-
Sabiduría:
10
Inteligencia:
10
Liderazgo:
5
Suerte:
5
Ataque:
3
Defensa:
0
Resistencia a la Magia de Fuego:
0%
Resistencia a la Magia de Agua:
0%
Resistencia a la Magia de Tierra:
0%
Resistencia a la Magia Negra:
0%
Las dos estadísticas aumentaron casi al mismo tiempo. “Menos mal.” Weed finalmente dejó la espada de madera y tomó un breve descanso. Sin comer ni beber, había estado golpeando el espantapájaros durante casi ocho horas seguidas. Estaba cansado físicamente y, aún peor, su garganta ardía de sed y su estómago estaba vacío y hueco. “[Ventana de Inventario]” Pronunciando esa palabra clave, imágenes semitransparentes con todas las pertenencias del inventario de Weed flotaron delante de sus ojos. Dentro de su inventario había una cantimplora y diez piezas de pan de cebada. Eso era todo. En Royal Road, tienes que conseguir lo que necesitas por tu cuenta. Otros usuarios hacían dinero realizando misiones fáciles durante las primeras cuatro semanas, pero Weed no podía prescindir ni de un minuto. Sacó un pedazo de pan de cebada y su cantimplora y mordisqueó un bocado de pan. Mientras comía alimentos, apaciguaba su hambre y su factor de satisfacción se elevó. ‘Se supone que debo comer cada cinco horas. Será mejor que coma más a menudo si hago ejercicio intenso, pero no es necesario elevar mi factor de satisfacción al máximo. Todo lo que necesito hacer es permanecer lejos de la muerte.’ Una vez terminada la comida, Weed cogió con rapidez la espada de madera por la empuñadura y se puso delante del espantapájaros. “Lo está haciendo de nuevo.” “¡Está loco!” “Creo que tiene un rencor contra eso o algo así.” “No creo que vaya a parar hasta que rompa en pedazos ese espantapájaros.” ¿Había sido una ilusión que el espantapájaros pareciera que temblase en aquel mismo momento? La espada de madera de Weed golpeaba cada centímetro del espantapájaros. El mismo tipo de preguntas surgieron entre todos los espectadores. “¿Por qué diablos está ese tipo golpeando el espantapájaros?” “No creo que eso le vaya a ayudar en absoluto; si quiere aumentar el nivel de una habilidad, es mucho mejor salir al campo y utilizarla en un conejo en vez de un espantapájaros de estos.” “Mirad lo que está haciendo. No está usando ninguna habilidad. A mí me parece más como si estuviera golpeando el espantapájaros por impulso.” “A lo mejor está incrementando sus estadísticas.” – comentó un caballero de armadura resplandeciente, lo que inmediatamente atrajo la atención de todos los demás. “¿Puedes mejorar tus estadísticas golpeando sólo un espantapájaros?” – preguntó un explorador de piel oscura. “¿Eh? Ah, sí, eso es correcto.” – dijo el caballero. “Entonces, ¿por qué no basta con golpear continuadamente un espantapájaros en vez de sudar duro para elevar tu nivel?” – preguntó de nuevo el explorador. El caballero llamado Pluto tenía un nivel muy alto, por lo que había aprendido gran cantidad de información a través fuentes fiables. También había sido la única persona que había adivinado correctamente los motivos de las acciones de Weed. Si un personaje consume su energía, su [Vitalidad] y [Resistencia] se desarrollarán como consecuencia de ello; si un mago lanza gran cantidad de hechizos, su [Sabiduría] e [Inteligencia] aumentarán. Sin embargo, este aumento era insignificante en comparación con los puntos de bonificación de estadísticas que se obtenían al aumentar un nivel. Medio día golpeando a un espantapájaros sin descanso podía dar uno o dos puntos de estadísticas. Teniendo en cuenta que el número de puntos de bonificación de estadísticas como recompensa por el aumento de un nivel era de cinco, lo que estaba haciendo Weed parecía una idiotez. “Realmente es una tontería.” – dijo una hechicera sacudiendo la cabeza al escuchar la explicación de Pluto. Pero él pensaba de otra manera. “Funciona.” – dijo Pluto. “¿Perdón?” “Tú puedes ganar sólo una pequeña cantidad de puntos de experiencia cuando matas a un monstruo más débil que tu nivel actual. Eso lo sabes, ¿verdad?” “Por supuesto.” “En otras palabras, cuanto más alto sea tu nivel, más difícil es ganar otro nivel. Pero si mejoras tus estadísticas haciendo un entrenamiento como este en la fase inicial, podrás cazar monstruos con mayor facilidad en el futuro. Esto traerá consecuencias a lo largo de tu juego.” “Conoces este método, por lo que supongo que has pasado por el mismo entrenamiento. Entonces, ¿no haría todo el mundo lo mismo si supieran de esto?” “En realidad no. Incluso si la gente lo supiera, nadie lo haría. Centrémonos en lo importante: ¿hay alguien que quiera golpear continuadamente ese espantapájaros durante diez horas para mejorar su fuerza un punto?” “…” “Hay límites en lo máximo que puedes aumentar tus estadísticas trabajando con un espantapájaros, que se conoce como el oponente más débil. En el caso de la [Fuerza], estimo que conseguirías cuarenta puntos, más o menos. ¿Hay alguien que quiera seguir golpeando el espantapájaros durante al menos un mes para elevar esos cuarenta puntos en [Fuerza]? Me enfermaría y me cansaría de eso, y me daría por vencido en pocos días.” El público que observaba a Weed asintió al unísono. Era preferible buscar un arma increíble en vez de pasar las horas golpeando un espantapájaros sin cesar durante un mes completo con el fin de incrementar tu [Fuerza] en cuarenta puntos. Un equipo que aumentase la [Fuerza] en cuarenta puntos sería único; pero, estaría lejos de ser raro. “Esto sólo funciona para los novatos que no pueden ir más allá de los muros de la ciudad. Una vez fue popular golpear a los espantapájaros de esta manera, pero fue abandonado rápidamente porque, cuando piensas en lo lentos que son los beneficios, se vuelve demasiado aburrido y laborioso.” Weed escuchaba la acalorada discusión que tenían los jugadores que le rodeaban. Le hubiera gustado poder seguir entrenado en otro lugar, pero mientras no se le permitiera salir de la Ciudadela, no podía evitar llamar la atención en el Salón de Entrenamiento. ‘¿Qué los hace llamar a esto aburrido y laborioso?’ Weed blandió la espada de madera con toda su fuerza. Si trabajas duro, tu personaje se fortalece poco a poco. Cuando tu personaje evoluciona, puede derrotar a monstruos más fuertes y hacer más dinero. Para Weed, este era el mejor entretenimiento de su vida. Estaba acostumbrado al trabajo físico de rutina. Durante todo este tiempo, el instructor le miraba con ojos muy satisfechos.
* * *
Pasaron tres semanas. Weed se conectaba a Royal Road a diario, a excepción de las horas mínimas de sueño, hasta el punto de la adicción. Su estado físico, que había cultivado antes de empezar a jugar, le permitía dormir un máximo de cuatro horas al día. Ahora que volvía a mirar las últimas tres semanas, se ponía enfermo de incluso pensar en ello. Tras entrar en el juego, pasó ochenta horas de media golpeando monótonamente el espantapájaros, cosa que le agotó mentalmente. Si no hubiera sido por los mensajes emergentes de aliento, se habría dado por vencido.

[Fuerza] ha incrementado en 1 punto.

[Agilidad] ha incrementado en 1 punto.

Nueva estadística: [Espíritu de Lucha]

Nueva estadística: [Resistencia]
En Royal Road, a veces podías aprender nuevas estadísticas a de las originales.

[Espíritu de Lucha]
Posees una fuerza sobrehumana temporalmente y eres capaz de intimidar a los monstruos más débiles sólo con la fuerza de tu mirada.
Está prohibida la distribución de puntos de bonificación para esta estadística; aumenta de forma espontánea, dependiendo de las acciones del personaje, especialmente en luchas prolongadas o enfrentamientos frecuentes contra monstruos más fuertes que tu nivel actual.
Los mensajes emergentes relacionados con las habilidades también aparecían de vez en cuando. La única habilidad que Weed tenía hasta ese momento era la de [Dominio de la Espada].

Subes de nivel: [Dominio de la Espada]
Principiante - 3 [0%]
Aumenta el poder de ataque con espada un 30%.
Aumenta la velocidad de ataque con espada un 9%.

[Resistencia]
Es probable que se utilice menos energía en combate.
Está prohibida la distribución de puntos de bonificación para esta estadística.
Cada vez que aparecía un mensaje emergente, Weed se alegraba en secreto por los progresos que estaba haciendo. Pero lo que le preocupaba profundamente era el sentimiento de frustración por el que se estaba retrasando en sus objetivos. Desde hacía tres semanas, se había dedicado a golpear al espantapájaros: su [Fuerza] se había incrementado sólo en 28 puntos, la [Agilidad] en 25, y la [Vitalidad] en 22. ‘Si no soy capaz de mejorar mi ritmo, voy a terminar perdiendo más de mi preciosos tiempo en este espantapájaros, incluso después de que eliminen mi restricción de movimiento. Tengo que terminar esto antes de que pueda salir de la Ciudadela.’ Los ojos de Weed ardían con determinación. ¡Ruuum! En ese momento, el estómago de Weed decidió que era hora de comer. Aparte del lento progreso con sus estadísticas, estaba atormentado por el hecho de que se estaba quedando sin pan. Podía correr a una fuente cercana y llenar la cantimplora con agua, pero el pan era diferente. Tenía que pagar dinero por él. ¡Snif! De pronto olió un aroma apetitoso que venía de alguna parte. Weed, balanceando la espada de madera, se detuvo y alcanzó a ver al instructor, quien estaba sacando su bolsa para el almuerzo. “Jeje, honorable instructor.” – dijo Weed mientras movía su cola invisible acercándose al instructor. “Hmm, ¿precisamente eres el señor Weed? ¿Qué te trae aquí?” – dijo el instructor alegremente. “¿No es demasiado solitario almorzar solo? Yo podría hacerle compañía.” – dijo Weed de forma aduladora. ¡Growl! Mientras que su estómago gruñía, Weed puso su cara más seria, pero fue incapaz de engañar al instructor. “Puedo entender que tengas hambre. ¡Siéntate a mi lado! He traído un montón de comida, suficiente para alimentar a dos bocas.” “Gracias, señor.” “Ya basta de humildad. Es para mí un honor compartir la comida con alguien que será un gran aventurero como tú, señor Weed. ¡Te aseguro que tu reputación algún día resonará más allá de los límites de la Ciudadela de Serabourg! Cuando llegue ese día, por favor, acuérdate de mí.” “Sí, señor. Sin duda lo haré.” Después de adular ligeramente al instructor, Weed disfrutó de un almuerzo a su lado. Aun tratándose de un momento poco alegre, Weed agradecía que, con poco esfuerzo, pudiera llenar su estómago. No estaba adulando a un hombre de verdad, de todos modos. ¿Dónde estaba el problema en adular a un PNJ de inteligencia artificial? Además de las estadísticas que Weed había aumentado al golpear sin descanso el espantapájaros en las últimas tres semanas, había estableció una afinidad con el instructor. Este efecto complementario era algo digno de mención. Mientras Weed se afanaba en devorar el almuerzo, el instructor le preguntó de pronto: “Por cierto señor Weed, ¿qué piensa usted sobre el [Dominio de la Escultura]?” ‘¿[Dominio de la Escultura]? ¿Qué diablos es el [Dominio de la Escultura]?’ Weed masticó un bocado de arroz cocido y se lo tragó antes de que él le preguntara de nuevo. “¿Qué quiere decir con [Dominio de la Escultura]?” “Solamente tengo curiosidad por conocer su opinión. Me pregunto qué tipo de visión en general tiene sobre el [Dominio de la Escultura]” – dijo el instructor. En ese momento, la velocidad cerebral de Weed se puso en marcha y, si se pudiera que medir en valor numérico, su velocidad se multiplicó por cinco. ‘Hasta ahora he descubierto que el instructor es un hombre ingenuo y miope. Él cree sinceramente que la espada es invencible y, para él, la mayor virtud es ejercitarse lo suficientemente duro para romper a sudar en el Salón de Entrenamiento. Y ahora me está preguntando lo que pienso de el [Dominio de la Escultura]?’ Tan pronto como Weed recopiló sus pensamientos, frunció el ceño. “¡Honorable Instructor! Ni siquiera puedo creer que lo mencione. Yo soy un hombre de espada. ¿Pregunta por mi opinión sobre, Dios me perdone, [Dominio de la Escultura]? Estoy muy decepcionado. Esta es mi respuesta: nunca, nunca, ni siquiera una vez ha pasado por mi noble mente el pensamiento de esa humilde artesanía.” A pesar del tono ofensivo de Weed, que podría haberlo enfurecido en otra situación, el instructor inesperadamente dio unas palmadas de alegría. “¡Estaba convencido de que ibas a decir eso!” “Está fuera de cuestión. Los gustos sobre [Dominio de la Escultura] no son más que errores terribles de Dios, que no merecen un segundo de nuestra atención. ¿Por qué yo, un hombre de espada, necesitaría pensar alguna vez en eso?” “Me agradan sus ideas, señor Weed.” Weed tuvo la sensación que, aunque era intangible, en ese momento su amistad con el instructor había aumentado a un grado más alto. Esta era la manera de hacer amistad con alguien. No era necesario derramar sangre junto a ellos. No había que malgastar tiempo o dinero en ellos. Sólo era necesario acercarse a ellos y hablar mal de algo en la primera oportunidad, y así ganarse su simpatía. Weed esperó a que el instructor cambiara el tema de conversación, pero se frotó la parte trasera de su cabeza y se quedó en el tema. “Se rumorea que el desconocido que dominó la escultura, una vez talló la luz de la luna.” – dijo el instructor. “No lo creo, señor. Un rumor es siempre propenso a distorsionarse. ¿Cómo puede alguien que ha aprendido algo tan inservible como el [Dominio de la Escultura] tallar la luz de la luna? Tal vez fue una piedra en forma de luna.” – dijo Weed alegremente. “¿Tú también lo crees? Pero eso fue lo que me dijo mi predecesor. Su honorable nombre es Mellium, actualmente es un Caballero Real...” La [Escultura] era percibida como una habilidad inútil. No era más que recortar un pequeño bloque de madera para producir un fino ornamento. Corría el rumor de que si se elevaba el arte más allá de un cierto nivel, serías capaz de fabricar armas de proyectiles de metal. Pero era, sin duda, una de esas habilidades obsoletas que nadie se molestaba en aprender. “Señor Weed, con eso en cuenta, estas dudas sobre el [Dominio de la Escultura] me intrigan. Es indudable que el arte no puede competir con nuestra espada, en ningún caso. Pero, ¿podría averiguar si el rumor tiene algo de verdad? Le estoy pidiendo este favor porque es un hombre digno de confianza. Si acepta mi solicitud, yo sería feliz.” – dijo el instructor. Entonces, un mensaje emergente apareció delante de los ojos de Weed. ¡Ding!

Nueva misión: [El rumor sobre el misterioso escultor que visitó el Palacio Real].
El rumor que un hombre que ha llegado a dominar el arte escultural y ha tallado la luz de la luna ha permanecido circulando en la corte real del Reino de Rosenheim por mucho tiempo. Estudia el rumor para determinar si es cierto o no.
Nivel de dificultad: E
Requisitos:
Amistad estrecha con el instructor, reservado sólo para aquellos que no han adquirido el [Dominio de la Escultura].
Ser reconocido como una persona de confianza del instructor, gracias a una pasión constante por la esgrima.
Weed apenas contuvo un susurro de triunfo. Su instinto le decía que esta misión era de las más raras de las raras. Esto se debía a que la misión tenía que cumplir unas condiciones muy improbables con el fin de poder iniciarla. Amistad estrecha con el instructor, ¿quién hubiera pensado en eso? La mayoría de los usuarios en general ni siquiera conocen la ubicación del Salón de Entrenamiento, y mucho menos lo visitaban cuando adquirían una nueva habilidad, ya que no era necesario regresar para practicar con un espantapájaros todas las nuevas habilidades. Además, era muy raro que alguien estuviera dispuesto a quedarse permanentemente en el Salón de Entrenamiento golpeando al espantapájaros una y otra vez para aumentar sus estadísticas de la forma más simple, tal y como Weed estaba haciendo. Buscando lo suficiente, era posible encontrar algunos usuarios similares; pero en el caso de Weed, había pasado la mayor parte de las últimas tres semanas con el espantapájaros. ¿Quién más podría haberlo soportado hasta tal punto? Hablando de estrecha amistad con el instructor, era algo casi imposible de lograr a menos que alguien como Weed se acercase a él, adulándolo para que compartiera su almuerzo. Incluso si se cumplían todas estas condiciones, sería necesario haber comenzado una nueva aventura en la Ciudadela de Serabourg del Reino de Rosenheim. Y, contra todas las posibilidades, había que encontrar el momento adecuado para hablar sobre [Dominio de la Escultura] con el instructor. ‘Esto es genial. Estaba a punto de ir a la quiebra y morirme de hambre. Con un nivel de dificultad E, esta misión parece fácil de terminar.’ Weed asintió al instructor. “Es un honor para mí aceptarla. Aunque yo no creo en ninguna de esas tonterías, voy a averiguar cómo se talla la luz de la luna.”

Has aceptado la misión.
“Se lo agradezco. Le encomiendo esta tarea. Tome este dinero como anticipo.” – dijo el instructor entregándole dos monedas de plata. – "Le doy un consejo: visite primero la tienda de esculturas y extraiga información a partir de ahí.” Un pan de cebada, aunque literalmente no tenía ningún sabor, era suficiente para llenar el estómago, y costaba tres monedas de cobre. Dado que una moneda de plata era igual a cien monedas de cobre, era seguro decir que Weed acababa de recibir el equivalente a sesenta y seis pedazos de pan de cebada para poder subsistir, y aun le sobraría algo de cambio. Estaba seguro que una vez que completara la misión, podía esperar más recompensas del instructor. ‘¡Genial! No hay que preocuparse por quedarme sin pan por el momento.’ Muchos años de experimentar el hambre de primera mano lo habían persuadido para evitar el estar desnutrido a cualquier precio.



3 comentarios:

  1. Gracias por acercarnos esta gran lectura

    ResponderEliminar
  2. jajaja, aca en Argentina, yo pasé casi lo mismo que Weed en el 2001, fue terrible para muchos, no habia nada, me acuerdo que para que el desayuno sea nutritivo, mi mamá tostaba polenta y la vertía con leche que resultaba en una suerte de cereal con leche, nunca voy a olvidar esa epoca

    ResponderEliminar